Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Neuropatías autónomas

Por Phillip Low, MD, Robert D. and Patricia E. Kern Professor of Neurology, Mayo Clinic College of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las neuropatías autónomas son trastornos de los nervios periféricos con una afectación desproporcionada de las fibras autónomas.

Las neuropatías autónomas mejor conocidas son las que se asocian con neuropatía periférica debida a diabetes, amiloidosis o trastornos autoinmunitarios. La neuropatía autónoma autoinmunitaria es un trastorno idiopático que a menudo se desarrolla después de una infección viral; el inicio puede ser subagudo. La insuficiencia autónoma suele ser una manifestación tardía en la neuropatía alcóholica. Otras causas pueden incluir las toxinas, los fármacos y los síndromes paraneoplásicos.

Los síntomas frecuentes de las neuropatías autónomas incluyen hipotensión ortostática, vejiga neurogénica, disfunción eréctil, gastroparesia y constipación intratable. Cuando están afectadas las fibras somáticas, puede presentarse una pérdida sensitiva con distribución en bota y en guante con debilidad distal (Ver también Sistema nervioso periférico y trastornos de la unidad motora).

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

El diagnóstico se basa en la demostración de una insuficiencia autónoma (ver Aspectos generales del sistema nervioso autónomo : Evaluación) y de una causa específica de neuropatía (p. ej., diabetes, amiloidosis). La neuropatía autónoma autoinmunitaria puede sospecharse después de una infección viral. Se presentan anticuerpos contra el receptor de acetilcolina A3 en alrededor del 50% de los pacientes con neuropatía autoinmunitaria autónoma y ocasionalmente están presentes en aquellos con otras neuropatías autónomas.

Tratamiento

Se tratan los trastornos subyacentes. La neuropatía autónoma autoinmunitaria puede responder a la inmunoterapia; en los casos más graves, es posible utilizar plasmaféresis o γ-globulina IV.