Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Gliomas

Por Roy A. Patchell, MD, , Director, Neuro Oncology, National Brain Tumor Center, Capital Institute for Neurosciences at Capital Health

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Los gliomas son tumores primarios que se originan en el parénquima encefálico. Sus síntomas y su diagnóstico coinciden con el de otros tumores cerebrales. El tratamiento incluye la resección quirúrgica, la radioterapia y, para algunos tumores, la quimioterapia. La resección pocas veces es curativa.

Los gliomas incluyen los astrocitomas, los oligodendrogliomas, los meduloblastomas y los ependimomas. Muchos gliomas infiltran el tejido encefálico de forma difusa e irregular.

Los astrorocitomas son los gliomas más frecuentes. Se clasifican, en orden de malignidad creciente, en:

  • Grado 1 o 2: astrocitomas de bajo grado

  • Grado 3: astrocitomas anaplásicos

  • Grado 4: glioblastomas, incluido el glioblastoma multiforme, el más maligno

Los astrocitomas de bajo grado o los anaplásicos tienden a aparecer en pacientes más jóvenes y pueden evolucionar a glioblastomas (glioblastomas secundarios). Los glioblastomas contienen células cromosómicamente heterogéneas. Pueden desarrollarse de novo (glioblastomas primarios), habitualmente en individuos de mediana edad o en ancianos. Los glioblastomas primarios y secundarios tienen características genéticas definidas, que pueden cambiar a medida que los tumores evolucionan. Algunos astrocitomas contienen células de oligodendroglioma; los pacientes con estos tumores (oligoastrocitomas) tienen mejor pronóstico que aquellos con astrocitomas puros.

Los oligodendrogliomas figuran entre los gliomas más benignos. Afectan principalmente la corteza cerebral, sobre todo los lóbulos frontales. Algunos oligodendrogliomas se caracterizan por la deleción del brazo p del cromosoma 1 (deleción 1p) o la deleción del brazo q del cromosoma 19 (deleción 19q). Estas deleciones predicen una supervivencia más prolongada y una mejor respuesta a la radioterapia y a la quimioterapia. Los oligodendrogliomas anaplásicos representan una forma más maligna de oligodendrogliomas y se tratan en concordancia.

Los meduloblastomas y los ependimomas suelen desarrollarse cerca del IV ventrículo. Los meduloblastomas se desarrollan principalmente en niños y adultos jóvenes. Los ependimomas, que no son frecuentes, aparecen sobre todo en niños. Ambos tipos de tumores predisponen a una hidrocefalia obstructiva.

Los signos y síntomas varían según la localización (véase Manifestaciones de localización más frecuentes de los tumores encefálicos). El diagnóstico es el mismo que el de otros tumores encefálicos.

Tratamiento

  • Resección quirúrgica

  • Radioterapia

  • Quimioterapia para algunos tipos

Astrocitomas anaplásicos y glioblastomas

El tratamiento comprende la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia para reducir la masa tumoral. La resección de la mayor cantidad posible es un método seguro, prolonga la supervivencia y mejora la función neurológica.

Después de la cirugía, los pacientes reciben una dosis tumoral completa de radioterapia (60 Gy en 6 semanas); en condiciones ideales, se utiliza la radioterapia conformada, que se dirige al tumor y respeta el tejido cerebral normal.

Para los glioblastomas, ahora se administra de rutina quimioterapia con temozolomida con la radioterapia. La dosis es de 75/mg/m2/día (incluidos los días del fin de semana en que se saltea la radioterapia) durante 42 días, luego 150 mg/m2 VO 1 vez al día durante 5 días al mes en el mes siguiente, seguidos por 200 mg/m2 VO 1 vez al día durante 5 días al mes en los meses subsiguientes, por un total de 6 a 12 meses. Durante el tratamiento con temozolamida, se administra trimetoprim/sulfametoxazol 800 mg/160 mg 3 veces/semana para prevenir la neumonía por Pneumocystis jirovecii.

Los pacientes que reciben la quimioterapia deben realizar un hemograma a intervalos variados.

En algunos pacientes puede ser apropiado la implantación de reservorios de quimioterapia durante la resección quirúrgica.

También deben considerarse las terapias experimentales (p. ej., radiocirugía estereotáctica, nuevos agentes quimioterápicos, terapia génica o inmunoterapia, radioterapia más temozolamida).

Después del tratamiento multimodal convencional, la tasa de supervivencia para los pacientes con glioblastomas es de alrededor del 50% al año, del 25% a los 2 años y del 10 al 15% a los 5 años. El pronóstico es mejor en los siguientes casos:

  • Los pacientes son < 45 años.

  • La histología es un astrocitoma anaplásico (y no un glioblastoma multiforme).

  • La resección inicial mejora la función neurológica y deja un tumor residual mínimo o ninguno.

Con el tratamiento estándar, el tiempo medio de supervivencia es de aproximadamente 30 meses para los pacientes con astrocitoma anaplásico y unos 15 meses para los pacientes con glioblastomas.

Astrocitomas de bajo grado

Estos tumores se resecan siempre que sea posible, y luego se administra radioterapia. Es controvertido en qué momento comenzar la radioterapia. El tratamiento temprano puede aumentar al máximo la eficacia, pero también causar daño encefálico más temprano.

Con el tratamiento, la tasa de supervivencia a los 5 años es de un 40 a un 50%.

Oligodendrogliomas

El tratamiento incluye la resección y la radioterapia, de forma similar a los astrocitomas de bajo grado. A veces, también se utiliza la quimioterapia.

Con el tratamiento, la tasa de supervivencia a los 5 años es de un 50 a un 60%.

Meduloblastomas

El tratamiento incluye la radioterapia encefálica total utilizando unos 35 Gy, un refuerzo en la fosa posterior de 15 Gy y radioterapia medular con unos 35 Gy. Puede administrarse quimioterapia como tratamiento coadyuvante y para las recidivas. Varios agentes son eficaces en ciertos pacientes; estos agentes incluyen nitrosoureas, procarbazina, vincristina sola o combinada, metotrexato intratecal, quimioterapia combinada (p. ej., mecloretamina, vincristina [Oncovin], procarbazina, más prednisona [MOPP]), cisplatino y carboplatino. Sin embargo, ningún régimen es consistentemente eficaz.

Con el tratamiento, las tasas de supervivencia son por lo menos del 50% a los 5 años y de un 40% a los 10 años.

Ependimomas

Habitualmente se realiza cirugía para resecar el tumor y abrir las vías del LCR, seguida por la radioterapia. En el caso de los ependimomas benignos según su histología, la radioterapia va dirigida al tumor; para los tumores más malignos que dejen restos después de la intervención, se recurre a la radioterapia encéfalica total. En los tumores con signos de diseminación, la radioterapia va dirigida a todo el encéfalo y la médula espinal.

La cantidad de tumor resecada permite predecir mejor la supervivencia. Con el tratamiento, la tasa global de supervivencia a los 5 años es de un 50%; sin embargo, en los pacientes sin tumor residual, esta tasa a los 5 años es > 70%.

Conceptos clave

  • Los gliomas son tumores primarios que se originan en el parénquima encefálico; ellos incluyen los astrocitomas, los oligodendrogliomas, los meduloblastomas y los ependimomas.

  • Los gliomas varían en ubicación, grado de malignidad, tratamiento y pronóstico.

Recursos en este artículo