Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Generalidades de los defectos de la refracción

Por Deepinder K. Dhaliwal, MD, Department of Ophthalmology, University of Pittsburgh Eye Center;University of Pittsburgh School of Medicine ; Mojgan Hassanlou, MD, FRCSC, Ear and Eye Institute, University of Pittsburgh Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

En el ojo emétrope (con refracción normal), los rayos luminosos que entran son enfocados sobre la retina por la córnea y el cristalino, creando una imagen nítida que se transmite al cerebro. El cristalino es elástico, sobre todo en jóvenes. Durante la acomodación, los músculos ciliares ajustan la forma del cristalino para obtener imágenes correctamente enfocadas. Los defectos de la refracción impiden al ojo enfocar con nitidez las imágenes sobre la retina, causando visión borrosa (ver figura Defectos de la refracción).

Defectos de la refracción

(A) Emetropía, (B) miopía, (C) hipermetropía, (D) astigmatismo.

En la miopía el punto de enfoque está por delante de la retina porque la córnea tiene demasiada curvatura o la longitud axial del ojo es excesiva. Los objetos distantes se ven borrosos, mientras que los cercanos pueden verse claramente. Para corregirla, se emplean lentes cóncavas (negativas). Los defectos de la refracción miópicos en los niños suelen aumentar hasta que termina el crecimiento.

En la hipermetropía , el punto de enfoque está por detrás de la retina porque la córnea tiene una curvatura demasiado aplanada o la longitud axial es demasiado corta. En los adultos se ven borrosos los objetos alejados y cercanos. Los niños y adultos jóvenes que presentan una hipermetropía leve a veces pueden ver claramente por su capacidad para acomodar. Para corregir la hipermetropía, se utiliza una lenta convexa (positiva).

En el astigmatismo una curvatura no esférica (variable) de la córnea o el cristalino hace que los rayos luminosos de distintas orientaciones (p. ej., vertical, oblicuo, horizontal) se enfoquen en puntos diferentes. Para corregirlo, se emplean lentes cilíndricas (segmentos cortados de un cilindro). Las lentes cilíndricas no tienen potencia refractiva en un eje y son cóncavas o convexas en el otro.

La presbicia es la pérdida de la capacidad de cambiar la forma del cristalino para enfocar objetos cercanos debida al envejecimiento. Normalmente, se pone de manifiesto hacia comienzos o mediados de la quinta década de la vida. Se corrige usando lentes convexas (positivas) para ver objetos cercanos. Éstas pueden suministrarse como gafas separadas o estar incluidas en una lenta bifocal o una de foco variable.

La anisometropía es una diferencia importante entre el defecto de la refracción de cada ojo (normalmente > 3 dioptrías). Cuando se corrige con gafas, las diferencias en el tamaño de la imagen (aniseiconía) que se producen pueden dificultar la fusión e incluso dar lugar a la supresión de una de las imágenes.

Signos y síntomas

El síntoma principal de los defectos de la refracción es la visión borrosa para los objetos lejanos o cercanos. A veces, el tono excesivo del músculo ciliar causa cefalea. El estrabismo prolongado y el fruncido del ceño con el uso ocular también pueden dar lugar a dolores de cabeza. En ocasiones, al fijar la vista se produce desecación de la superficie ocular, lo que origina irritación ocular, prurito, cansancio visual, sensación de cuerpo extraño y enrojecimiento. En los niños, el fruncido del ceño al leer y el parpadeo excesivo o frotado de los ojos son síntomas de un error de refracción.

Diagnóstico

  • Examen de la agudeza visual

  • Refracción

  • Examen detallado de los ojos

El examen de agudeza visual y de refracción (determinación de error refractivo) según sea necesario se debe hacer cada 1 o 2 años. El examen de selección de agudeza visual en niños ayuda a descubrir defectos de la refracción antes de que dificulten el aprendizaje. Un examen completo del ojo (ver Evaluación del paciente oftalmológico), realizado por un oftalmólogo o un optometrista, debe acompañar a la refracción.

Tratamiento

  • Lentes correctivas

  • Lentes de contacto

  • Cirugía refractiva

Los tratamientos para los defectos de refracción incluyen lentes correctivas, lentes de contacto (ver Lentes de contacto) y cirugía refractiva (ver Cirugía refractiva).

La miopía y la hipermetropía se corrigen con lentes esféricas. Se utilizan lentes cóncavas para tratar la miopía; estas lentes son negativas o divergentes. Se utilizan lentes convexas para tratar la hipermetropía; estas lentes son positivas o divergentes. El astigmatismo se trata con lentes cilíndricas. Las prescripciones de lentes correctivas tienen 3 números. El primer número es el poder (magnitud) de la corrección esférica requerida (negativa para la miopía; positiva para la hipermetropía). El segundo número es el poder de la corrección cilíndrica deseada (positivo o negativo). El tercer número es el eje del cilindro. A modo de ejemplo, una prescripción para una persona con astigmatismo miópico puede leerse -4,50 + 2,50 × 90, y una prescripción para una persona con astigmatismo hipermetrópico puede leerse 3.00 + 1.50 × 180.

Recursos en este artículo