Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Queratitis punteada superficial

Por Melvin I. Roat, MD, FACS, Clinical Associate Professor, Wills Eye Institute, Department of Ophthalmology, Jefferson Medical College, Thomas Jefferson University

Información:
para pacientes

La queratitis punteada superficial es la inflamación corneana de diversas causas caracterizada por pequeños puntos dispersos de pérdida o lesión del epitelio corneano. Sus síntomas son enrojecimiento, lagrimeo, fotofobia y visión ligeramente disminuida. El diagnóstico se hace mediante examen con lámpara de hendidura. El tratamiento depende de la causa.

La queratitis punteada superficial es un hallazgo inespecífico. Las causas pueden incluir cualquiera de las siguientes:

  • Conjuntivitis viral (principalmente, adenovirus)

  • Blefaritis

  • Queratoconjuntivitis seca

  • Tracoma

  • Quemaduras por agentes químicos

  • Exposición a luz ultravioleta (UV) (p. ej., sopletes para soldar, lámparas solares, reflejo de la nieve)

  • Abuso de lentes de contacto

  • Agentes sistémicos (p. ej., adenina arabinósido)

  • Toxicidad por fármacos tópicos o sus conservantes

  • Parálisis facial periférica (incluida la parálisis de Bell)

Los síntomas incluyen fotofobia, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo, enrojecimiento y disminución leve de la visión. La exploración de la córnea con lámpara de hendidura y oftalmoscopio revela un aspecto turbio característico con un moteado múltiple puntiforme que tiñe con fluoresceína. En la conjuntivitis viral, es frecuente la adenopatía preauricular y puede aparecer quemosis.

La queratitis que acompaña a la conjuntivits por adenovirus se resuelve espontáneamente en unas 3 semanas. La blefaritis (ver Blefaritis), la queratoconjuntivits seca (ver Queratoconjuntivitis seca, keratoconjunctivitis Sicca) y el tracoma (ver Tracoma) requieren tratamiento específico. Cuando la queratitis es producida por el abuso de lentes de contacto, se trata suspendiendo el uso de la lente y con una pomada antibiótica (p. ej., ciprofloxacina al 0,3% 4 veces al día), pero no se tapa el ojo por la alta incidencia de infecciones graves. Los usuarios de lentes de contacto con queratitis puntiforme superficial deben ser examinados al día siguiente. Los fármacos tópicos sospechosos (principio activo o conservante) deben ser suspendidos.

Queratitis ultravioleta

La luz UV (longitud de onda < 300 nm) puede quemar la córnea, causando queratitis o queratoconjuntivitis. Los sopletes para soldar presentan una causa frecuente; incluso una mirada sin protección y breve a un soplete puede conducir a una quemadura. Otras causas incluyen las chispas eléctricas de alto voltaje, las lámparas solares artificiales y la luz solar que se refleja en la nieve a grandes altitudes. La radiación UV aumenta en 4 y 6% cada 305 m de altitud sobre el nivel del mar, y la nieve refleja el 85% de la UVB.

Los síntomas no suelen manifestarse hasta 8 a 12 horas después de la exposición y duran 24 a 48 horas. Los pacientes tienen lagrimeo, dolor, enrojecimiento, párpados hinchados, fotofobia, cefalea, sensación de cuerpo extraño y deterioro de la visión. Es muy rara la pérdida visual permanente.

El diagnóstico se basa en la anamnesis, la presencia de queratitis punteada superficial y la ausencia de cuerpos extraños o infección.

El tratamiento consiste en una pomada antibiótica (p. ej., pomada de bacitracina o gentamicina al 0,3% cada 8 horas) y ocasionalmente un agente cicloplégico de acción breve (p. ej., colirio de ciclopentolato al 1% cada 4 h). El dolor intenso puede requerir analgésicos sistémicos. La superficie corneana se regenera espontáneamente en 24 a 48 horas. El ojo debe revisarse a las 24 horas. Las gafas de sol o las máscaras de soldar que bloquean la luz UV previenen la queratitis.