Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Pinguécula y Pterigión

Por Melvin I. Roat, MD, FACS, Clinical Associate Professor, Wills Eye Institute, Department of Ophthalmology, Jefferson Medical College, Thomas Jefferson University

Información:
para pacientes

La pinguécula y el pterigión son tumores benignos de la conjuntiva que pueden ser el resultado de la irritación actínica crónica. Ambas aparecen típicamente adyacentes a la córnea en la posición de hora 3 o de hora 9.

Una pinguécula es una masa blanca amarillenta elevada sobre la conjuntiva bulbar, adyacente a la córnea. No suele crecer hacia ésta. Sin embargo, puede producir irritación o problemas estéticos y, si bien rara vez es necesario, puede extirparse fácilmente.

Un pterigión es una masa triangular carnosa de conjuntiva bulbar que se extiende sobre la córnea y la distorsiona, induce astigmatismo y modifica el poder de refracción del ojo. Los síntomas pueden incluir disminución de visión y sensación de cuerpo extraño. Es más frecuente en los climas cálidos y secos. A menudo está indicada su extirpación por motivos estéticos, para reducir la irritación o para mejorar o conservar la visión.

Pinguécula y Pterigión

La pinguécula y el pterigión son crecimientos conjuntivales que pueden deberse a la irritación actínica crónica. La pinguécula (izquierda) es una acumulación de tejido conjuntival en la unión nasal o temporal de la esclerótica y la córnea. El pterigión (derecha) es un tejido conjuntival que se vuelve vascularizado, invade la córnea y puede disminuir la visión.

Recursos en este artículo