Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Absceso parafaríngeo

Por Clarence T. Sasaki, MD, American Laryngological Association;Dysphagia;Yale University School of Medicine

Información:
para pacientes

El absceso parafaríngeo es un absceso cervical profundo. Los síntomas incuyen fiebre, dolor de garganta, odinofagia e hinchazón del cuello, por debajo del hueso hioides. El diagnóstico se efectúa por TC. El tratamiento se realiza con antibióticos y drenaje quirúrgico.

El espacio parafaríngeo (faringomaxilar) se encuentra lateral al músculo constrictor superior de la faringe y medial al músculo masetero. Este espacio se comunica con los dos espacios aponeuróticos principales del cuello y se divide en los compartimientos anterior y posterior por la apófisis estiloides. El compartimiento posterior contiene la arteria carótida, la vena yugular interna y numerosos nervios. Las infecciones del espacio parafaríngeo suelen originarse en las amígdalas o la faringe, aunque puede producirse por la propagación a partir de las estructuras odontógenas y de los ganglios linfáticos.

La hinchazón del absceso puede comprometer la vía aérea. El absceso del espacio posterior puede erosionar la arteria carótida o causar tromboflebitis séptica de la vena yugular interna (síndrome de Lemierre).

Signos y síntomas

Casi todos los pacientes presentan fiebre, dolor de garganta, odinofagia e hinchazón del cuello, por debajo del hueso hioides.

Los abscesos del espacio anterior causan trismo e induración a lo largo del ángulo de la mandíbula, con protrusión medial de la amígdala y la pared lateral de la faringe.

Los abscesos del espacio posterior causan hinchazón, que es más prominente en la pared faríngea posterior. El trismo es mínimo. Los abscesos posteriores pueden afectar estructuras dentro de la vaina carotídea, con la posible aparición de rigidez, fiebre elevada, bacteriemia, déficits neurológicos y hemorragia masiva causada por la rotura de la arteria carótida.

Diagnóstico

  • TC

El diagnóstico se sospecha en pacientes con infección profunda del cuello mal definida u otros síntomas típicos y se confirma por TC con contraste.

Tratamiento

  • Antibióticos de amplio espectro (p. ej., ceftriaxona, clindamicina)

  • Drenaje quirúrgico

El tratamiento puede requerir el control de la vía aérea. Suelen ser necesarios los antibióticos de amplio espectro administrados por vía parenteral (p. ej., ceftriaxona, clindamicina) y el drenaje quirúrgico. Los abscesos posteriores se drenan por vía externa a través de la fosa submaxilar. Los abscesos anteriores a menudo necesitan el drenaje a través de una incisión intrabucal. Después del drenaje, deben administrarse durante varios días antibióticos por vía parenteral determinados por cultivo, seguido por 10 a 14 días de antibióticos orales. En ocasiones, los abscesos pequeños pueden tratarse sólo con antibióticos IV.

Recursos en este artículo