Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Infección del espacio submandibular

(Angina de Ludwig)

Por Clarence T. Sasaki, MD, American Laryngological Association;Dysphagia;Yale University School of Medicine

Información:
para pacientes

La infección del espacio submandibular es una celulitis aguda de los tejidos blandos en el suelo de la boca. Los síntomas son dolor, disfagia y, tal vez, la obstrucción de la vía aérea, potencialmente mortal. El diagnóstico suele ser clínico. El tratamiento consiste en el control de la vía aérea, el drenaje quirúrgico y los antibióticos por vía IV.

La infección del espacio submandibular es una celulitis indurada, bilateral, que se disemina rápidamente y se produce en los tejidos blandos suprahioideos, el piso de la boca y los espacios sublingual y submaxilar sin formación de absceso. Aunque no es un absceso verdadero, sus manifestaciones clínicas y su tratamiento son muy similares.

Este trastorno suele desarrollarse a partir de una infección odontógena, sobre todo de los segundos y terceros molares inferiores o como una extensión de la celulitis periamigdalina. Los factores contribuyentes son la higiene dental deficiente, las extracciones dentales y los traumatismos (p. ej., fracturas mandibulares, laceraciones del piso de la boca).

Signos y síntomas

Las primeras manifestaciones son dolor en los dientes afectados, con induración submentoniana y sublingual localizada y muy dolorosa. Rápidamente aparece una dureza generalizada del piso de la boca y la induración firme de los tejidos blandos suprahioideos. Puede haber babeo, trismo, disfagia, estridor causado por el edema laríngeo y elevación de la parte posterior de la lengua contra el paladar. También pueden observarse fiebre, escalofríos y taquicardia. Este trastorno puede causar obstrucción de la vía aérea en horas y lo hace con mayor frecuencia que otras infecciones de cuello.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica y a veces TC

El diagnóstico suele hacerse por la observación directa. Si no sucede esto, se realiza una TC.

Tratamiento

  • Mantener la permeabilidad de la vía aérea

  • Incisión quirúrgica y drenaje

  • Antibióticos activos contra la flora bucal

El mantenimiento de la permeabilidad de la vía aérea es de máxima prioridad. Dado que la hinchazón dificulta la intubación endotraqueal transbucal, se realiza la intubación nasotraqueal con fibra óptica con anestesia tópica en el quirófano o en la UCI; es preferible realizarla con el paciente despierto. Algunos pacientes requieren una traqueostomía. Aquellos sin necesidad inmediata de intubación exigen observación muy estrecha y pueden beneficiarse transitoriamente con una trompeta nasal.

La incisión y el drenaje con colocación de drenajes en la profundidad de los músculos milohioideos alivian la presión. Deben elegirse antibióticos orales para cubrir los microorganismos tanto anaerobios como aerobios (p. ej., clindamicina, ampicilina/sulbactam, penicilina en altas dosis).

Recursos en este artículo