Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Resumen de los trastornos de la laringe

Por Clarence T. Sasaki, MD, American Laryngological Association;Dysphagia;Yale University School of Medicine

Información:
para pacientes

La laringe contiene las cuerdas vocales y representa la entrada al árbol traqueobronquial. Los trastornos de la laringe incluyen varios tumores benignos y malignos, úlceras por contacto, granulomas, laringitis, laringoceles, disfonía espasmódica, parálisis de las cuerdas vocales y pólipos y nódulos de las cuerdas vocales. La laringotraqueobronquitis aguda se describe en.

El cáncer de laringe se describe en Cáncer de laringe.

La mayoría de los trastornos de la laringe causan disfonía, que es el trastorno de la voz (ver La voz profesional). Un cambio persistente en la voz (p. ej., > 3 semanas) requiere la visualización de las cuerdas vocales, incluyendo su movilidad. Si bien la voz cambia con el paso de los años y se torna entrecortada y aperiódica, no debe presuponerse que los cambios repentinos o prominentes en los adultos mayores sean el resultado del envejecimiento; se requiere una evaluación.

Debe evaluarse y registrarse la voz, sobre todo si se planean realizar procedimientos quirúrgicos. La exploración de la laringe comprende la inspección externa y la palpación del cuello y la visualización interna de la epiglotis, las cuerdas falsas, las cuerdas verdaderas, los cartílagos aritenoides, los senos piriformes y la región subglótica por debajo de las cuerdas. La visualización interna se logra mediante el examen con espejo indirecto (véase ver figura Trastornos de la laringe) o fibrolaringoscopia flexible directa en un paciente ambulatorio con un anestésico tópico. La laringoscopia rígida con anestesia general permite realizar la biopsia cuando se considere necesario o evaluar la movilidad pasiva de las cuerdas vocales cuando están inmovilizadas por parálisis o fijación.

Trastornos de la laringe

Cuando están relajadas, las cuerdas vocales normalmente adoptan una forma de V abierta que permiten que el aire pase libremente hacia la tráquea. Las cuerdas se abren durante la inspiración y se cierran durante la deglución o al hablar. Cuando se coloca un espejo en la parte posterior de la boca de un paciente, a menudo pueden verse las cuerdas vocales y controlar que no exista algún trastorno, como úlceras por contacto, pólipos, nódulos, parálisis y cáncer. La parálisis puede afectar una (unilateral) o ambas cuerdas vocales (bilateral—no mostrado).

Recursos en este artículo