Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Desviación y perforación del tabique

Por Marvin P. Fried, MD, Professor, Department of Otorhinolaryngology, Head and Neck Surgery;Professor and University Chairman, Montefiore Medical Center;The University Hospital for Albert Einstein College of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las desviaciones del tabique nasal debidas a anomalías del desarrollo o traumatismo son comunes, pero a menudo asintomáticas, y no requieren tratamiento. La desviación sintomática del tabique causa obstrucción nasal y predispone al paciente a la sinusitis (sobre todo si la desviación obstruye el orificio de un seno paranasal) y a la epistaxis debida a corrientes de aire desecantes. Otros síntomas pueden ser dolor facial, cefaleas y respiración nocturna ruidosa. La desviación del tabique suele ser evidente en el examen, aunque pueden no ser suficiente la linterna y el examen del conducto nasal anterior. El tratamiento consiste en la septoplastia (reconstrucción del tabique nasal).

Las úlceras y perforaciones del tabique pueden ser secundarias a cirugía nasal, traumatismos repetidos, como hurgado crónico de la nariz, colocación de penetrantes con fines estéticos, exposiciones tóxicas (p. ej., ácidos, cromo, fósforo, vapor de cobre), uso crónico de cocaína, uso prolongado de aerosoles nasales (como corticoides y fenilefrina u oximetazolina de venta libre), uso de O2 transnasal o enfermedades, como la tuberculosis, la sífilis, la lepra, el lupus eritematoso sistémico y la granulomatosis con poliangeítis (antes llamada granulomatosis de Wegener). Pueden producirse lesiones costrosas alrededor de los márgenes y epistaxis a repetición. Las perforaciones pequeñas pueden determinar un sonido similar a un silbido. Para observar las perforaciones del tabique, se puede realizar la rinoscopia anterior o la fibroendoscopia. El uso de pomada tópica con bacitracina o mupirocina reduce la formación de costras, como también la pulverización nasal con solución fisiológica. Las perforaciones sintomáticas del tabique nasal pueden repararse empleando colgajos de mucosa bucal o del tabique, aunque el cierre de éstas con un botón septal de silicona Silastic constituye una alternativa válida.