Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Carcinoma epidermoide bucal

Por Bradley A. Schiff, MD, Assistant Professor, Department of Otorhinolaryngology - Head and Neck Surgery, Albert Einstein College of Medicine

Información:
para pacientes

El carcinoma epidermoide bucal afecta a cerca de 30.000 personas en los Estados Unidos por año. En más del 95% de los casos, existen antecedentes de tabaquismo, alcoholismo o ambos. Al inicio, las lesiones curables rara vez son sintomáticas; por lo tanto, para evitar la enfermedad mortal se requiere la detección precoz por cribado. El tratamiento es con cirugía, radiación, o ambas, aunque la cirugía juega un papel más importante en el tratamiento de la mayoría de los cánceres de la cavidad oral. La tasa de supervivencia global a los 5 años (todos los sitios y los estadios combinados) es > 50%.

El cáncer oral se refiere al cáncer que se produce entre el borde bermellón de los labios y la unión de los paladares duro y blando o el tercio posterior de la lengua.

En los Estados Unidos, el 3% de los cánceres en los varones y el 2% en las mujeres son carcinomas epidermoidees bucales, que en su mayoría aparecen después de los 50 años de edad. Al igual que en la mayoría de los sitios de la cabeza y el cuello, el carcinoma epidermoide es el cáncer oral más común.

Los principales factores de riesgo para el carcinoma epidermoide bucal son el tabaquismo (sobre todo si se fuma > 2 paquetes/día) y el consumo de alcohol. El riesgo aumenta de manera notable cuando el consumo de alcohol excede los 170 mL de bebidas alcohólicas destiladas, 450 mL de vino o 1000 mL de cerveza/día. Se estima que la combinación de tabaquismo intenso y consumo excesivo de alcohol eleva el riesgo 100 veces en las mujeres y 38 veces en los varones. El carcinoma epidermoide de la lengua también puede ser consecuencia de cualquier irritación crónica, como caries dentales, uso excesivo de líquidos para lavado bucal, masticar tabaco o el consumo de betel quid. El papilomavirus humano (HPV) bucal, adquirido de modo característico a través del contacto por vía bucal-genital, puede participar en la etiología de algunos cánceres bucales; sin embargo, su papel no está claramente definido como en el cáncer orofaríngeo.

Cerca del 40% de los carcinomas epidermoidees intrabucales tiene su comienzo en el suelo de la boca o en las superficies lateral y ventral de la lengua. Alrededor del 38% de todos los carcinomas epidermoides bucales aparece en el labio inferior; estas neoplasias suelen estar relacionadas con la exposición solar en la superficie externa.

Signos y síntomas

Las lesiones bucales son inicialmente asintomáticas, lo que destaca la necesidad de realizar el cribado bucal. Casi todos los odontólogos examinan de manera meticulosa la cavidad bucal y la bucofaringe durante la atención habitual y pueden realizar una biopsia por cepillado de las áreas anormales. Las lesiones pueden aparecer como áreas de eritroplasia o leucoplasia y pueden ser exofíticas o ulceradas. Los cánceres suelen ser indurados y firmes con un reborde. A medida que las lesiones aumentan de tamaño, pueden dar como resultado dolor, disartria y disfagia.

Diagnóstico

  • Biopsia

  • Endoscopia para detectar un segundo cáncer primario

  • Radiografía de tórax y TC de cabeza y cuello

Es preciso biopsiar cualquier lesión sospechosa. Se puede hacer biopsia incisional o por cepillado, según la preferencia del cirujano. En todos los pacientes con cáncer de la cavidad oral se debe hacer laringoscopia y esofagoscopia directa para descartar un segundo cáncer primario simultáneo. Se debe hacer TC de cabeza y cuello y radiografía de tórax; sin embargo, como en la mayoría de los sitios en la cabeza y el cuello, la PET/TC ha comenzado a desempeñar un papel más importante en la evaluación de pacientes con cáncer de la cavidad oral.

Pronóstico

Si el carcinoma de la lengua está localizado (no hay compromiso de los ganglios linfáticos), la supervivencia a los 5 años es > 50%. En el caso de carcinoma localizado del suelo de la boca, la supervivencia a los 5 años es del 65%. Las metástasis ganglionares disminuyen la tasa de supervivencia a cerca del 50%. Las metástasis alcanzan primero los ganglios linfáticos regionales y más tarde, los pulmones.

En las lesiones del labio inferior, la supervivencia a los 5 años es del 90% y las metástasis son raras. El carcinoma del labio superior tiende a ser más invasivo y metastásico.

Tratamiento

  • Cirugía o radioterapia

La cirugía y la radioterapia son los tratamientos de elección. (Véase también el resumen del National Cancer Institute Lip and Oral Cavity Cancer (PDQ®): Treatment.)

En las lesiones de la lengua, la cirugía suele ser el tratamiento inicial, sobre todo en el estadio temprano de la enfermedad. Se indica la disección selectiva del cuello si el riesgo de enfermedad ganglionar supera el 15 a 20%. Aunque no existe un consenso firme, se hace vaciamiento ganglionar cervical para lesiones T2 (ver Estadificación del cáncer de cabeza y cuello)(dimensión mayor de 2 a 4 cm) y la mayoría de las lesiones T1 con una profundidad de invasión ≥ 4 mm. La reconstrucción quirúrgica sistemática es la clave para reducir las discapacidades bucales posoperatorias; los procedimientos varían de los colgajos de tejido local a transferencias de tejido libre. Después de practicar resecciones importantes, pueden necesitarse logoterapia y terapia de la deglución. La radioterapia es un tratamiento alternativo. La quimioterapia no se utiliza rutinariamente como terapia primaria, pero se recomienda como terapia adyuvante junto con la radiación en pacientes con enfermedad ganglionar avanzada.

El tratamiento del carcinoma epidermoide del labio es la extirpación quirúrgica con reconstrucción para aumentar al máximo la función posoperatoria. Cuando áreas grandes del labio muestran cambios premalignos, puede procederse al rasurado quirúrgico del labio o a la aplicación de láser a fin de eliminar toda la mucosa afectada. Luego, se recomienda la aplicación de pantallas solares.

Conceptos clave

  • Los principales factores de riesgo para el carcinoma epidermoide bucal son fumar gran cantidad de cigarrillos y el consumo de alcohol.

  • El cáncer oral a veces es asintomático al comienzo, por lo que la detección oral (realizada por odontólogos) es útil para el diagnóstico precoz.

  • Realizar laringoscopia directa y esofagoscopia se realizan para descartar un segundo cáncer primario simultáneo.

  • Una vez que se confirma el cáncer, se debe hacer TC de cabeza y cuello y radiografía de tórax o PET/TC.

  • El tratamiento inicial es quirúrgico.

Recursos en este artículo