Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trastorno de acumulación compulsiva

Por Katharine A. Phillips, MD, Professor of Psychiatry and Human Behavior, Butler Hosital and The Warren Alpert Medical School of Brown University ; Dan J. Stein, MD, PhD, Professor and Chair, Department of Psychiatry, University of Cape Town

Información:
para pacientes

El trastorno de acumulación compulsiva se caracteriza por la dificultad permanente de descartar o desapegarse de posesiones, independientemente de su valor real. Como resultado hay una acumulación de posesiones que congestionan y desordenan los espacios donde uno vive hasta tal punto que el propósito de estos espacios se encuentra sustancialmente comprometido.

El trastorno de acumulación suele iniciarse en grado leve durante la adolescencia y empeora gradualmente con la edad, causando un deterioro clínicamente significativo cerca de los 35 años. En un momento dado, se estima que el 2 a 6% de las personas padecen este trastorno.

Signos y síntomas

El trastorno suele ser crónico, con poca o ninguna exacerbación y disminución de síntomas o la remisión espontánea. Los pacientes tienen una fuerte necesidad de guardar objetos, y experimentan angustia significativa cuando se separan de los objetos o consideran separarse de ellos. Los pacientes acumulan una gran cantidad de artículos para los cuales no tienen suficiente espacio; estos congestionan y desordenan los espacios habitables de tal forma que no se pueden utilizar, salvo para guardar objetos acumulados. Por ejemplo, pilas de periódicos acumulados pueden cubrir el fregadero, las encimeras y las estufas de la cocina, impidiendo usar estas áreas para la preparación de comidas.

La acumulación compulsiva de animales es una forma de trastorno de acumulación en el que los pacientes acumulan un gran número de animales y no les proporcionan una adecuada alimentación, sanidad y atención veterinaria a pesar de su deterioro (p. ej., adelgazamiento, enfermedad) ni un entorno adecuado (p. ej., el hacinamiento extremo, condiciones altamente insalubres).

El grado de consciencia varía. Algunos pacientes reconocen que las tendencias y conductas relacionadas con la acumulación son problemáticas, otros no.

Diagnóstico

  • Criterios clínicos

La acumulación se distingue del almacenamiento y desorden transitorio (p. ej., como cuando se hereda una propiedad) por su persistencia y otras características; además, los pacientes se resisten a regalar o vender los objetos acumulados. Los coleccionistas (p. ej., de libros, estatuillas), al igual que los acumuladores, puede adquirir y mantener un gran número de objetos, pero a diferencia de los acumuladores, las colecciones son sistemáticas y organizadas y no perjudican notablemente el funcionamiento o la seguridad del entorno del hogar.

Los criterios diagnósticos incluyen:

  • Los pacientes tienen una dificultad permanente para descartar o separarse de posesiones, independientemente de su valor real.

  • La dificultad de desprenderse se debe a la necesidad percibida de guardar objetos y la angustia asociada al desecharlos.

  • Las posesiones acumuladas congestionan y desordenan los espacios habitables (no son sótanos o áreas de almacenamiento) y sustancialmente comprometen el uso previsto para estas áreas.

  • La acumulación provoca un malestar significativo o un deterioro en el funcionamiento social, laboral o en otras áreas.

Tratamiento

  • ISRS

  • Terapia cognitivo-conductual

Los ISRS pueden ser útiles, aunque los datos sobre su eficacia son limitados. También puede ser beneficiosa la terapia cognitiva-conductual orientada a tratar los síntomas de acumulación específicos.