Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Aspectos generales de la somatización

Por Joel E. Dimsdale, MD, Professor Emeritus, Department of Psychiatry, University of California, San Diego

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La somatización es la expresión de fenómenos mentales en forma de síntomas físicos (somáticos). Los trastornos que se caracterizan por somatización se extienden en un continuo desde aquellos que se desarrollan inconsciente e involuntariamente hasta aquellos en los que los síntomas se desarrollan consciente y voluntariamente. Esta entidad incluye los trastornos de síntomas somáticos y relacionados, los facticios y la simulación. En todos estos trastornos, los pacientes se centran notoriamente en los problemas somáticos. Así, la somatización habitualmente lleva al paciente a la búsqueda de una evaluación y tratamiento médicos, más que a la atención psiquiátrica.

El trastorno de síntomas somáticos y los trastornos relacionados se caracterizan por síntomas físicos persistentes que están asociados con pensamientos, sensaciones y comportamientos excesivos e inadaptados en respuesta a estos síntomas y problemas de salud relacionados. Estos trastornos son angustiantes y a menudo interfieren con la funcionalidad social, laboral, académica o de otro tipo. Ellos incluyen el trastorno de conversión, trastorno facticio, trastorno de ansiedad por enfermedad, factores psicológicos que afectan a otras afecciones médicas y trastorno de síntomas somáticos; los más frecuentes son el trastorno de síntomas somáticos y el de ansiedad por enfermedad.

Los trastornos facticios implican la falsificación de síntomas y/o signos físicos o psicológicos en ausencia de incentivos externos evidentes (p. ej., obtener licencia en el trabajo, pagos por incapacidad, o abuso de sustancias; evitar el servicio militar o una acción judicial). El término síndrome de Munchausen ya no se utiliza para los trastornos facticios.

La simulación es un fingimiento intencionado y recurrente de síntomas físicos o psicológicos motivados por un incentivo externo, lo cual diferencia los trastornos de simulación de los ficticios.