Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Generalidades de las Enfermedades Pulmonares Eosinofílicas

Por Harold R. Collard, MD, Associate Professor, Department of Medicine, University of California San Francisco

Información:
para pacientes

Las enfermedades pulmonares eosinofílicas son un grupo heterogéneo de trastornos caracterizados por la acumulación de eosinófilos en los espacios alveolares, el intersticio o ambos. La eosinofilia en sangre periférica también es frecuente. Las causas conocidas de la enfermedad pulmonar eosinofílica son

  • Infecciones (sobre todo por helmintos)

  • Neumonitis inducidas por fármacos (p. ej., agentes terapéuticos, tales como antibióticos, fenitoína, o l-triptófano)

  • Toxinas inhaladas (p. ej., drogas recreativas, como la cocaína)

  • Trastornos sistémicos (p. ej., granulomatosis eosinofílica con poliangeítis [anteriormente síndrome de Churg-Strauss])

  • Aspergilosis broncopulmonar alérgica

A menudo, se desconoce la causa.

El diagnóstico se basa en la demostración de opacidades en la radiografía de tórax y la identificación de eosinofilia (> 450/μL) en sangre periférica, líquido de lavado broncoalveolar o tejido de biopsia pulmonar. Sin embargo, la eosinofilia pulmonar puede ocurrir en ausencia de eosinofilia periférica. Las opacidades pulmonares en la radiografía de tórax asociadas con eosinofilia de sangre a veces se denominan síndrome de IPE (infiltrados pulmonares con eosinofilia).

Los eosinófilos son principalmente residentes en los tejidos y varios cientos de veces más abundantes en los tejidos que en sangre. En consecuencia, números eosinófilos de la sangre no necesariamente indican el grado de participación eosinofílica en los tejidos afectados. Los eosinófilos son más numerosos en los tejidos con una mucosa epitelial interfaz con el entorno, como aparato respiratorio, tubo digestivo y aparato urogenital. Los eosinófilos no están presentes en los pulmones de las personas sanas, por lo que su presencia en el líquido de lavado broncoalveolar o tejido (> 5% del recuento diferencial) identifica un proceso patológico.

Los eosinófilos son exquisitamente sensibles a los corticoides y desaparecen completamente del torrente sanguíneo horas después de la administración de corticoides. Esta desaparición rápida de la sangre puede oscurecer el diagnóstico en pacientes que reciben corticoides antes de instituir la evaluación diagnóstica.

Las dos enfermedades pulmonares eosinofílicas primarias de etiología desconocida son

El síndrome hipereosinofílico, una enfermedad sistémica que afecta a múltiples órganos, se describe en otra sección de este manual (ver síndrome hipereosinofílico).

El síndrome de Löffler, un síndrome de hallazgos pulmonares fugaces y eosinofilia en sangre periférica, es otra enfermedad pulmonar eosinofílica (ver Síndrome de Löffler)