Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Biopsia transtorácica con aguja

Por Noah Lechtzin, MD, MHS, Associate Professor, Department of Medicine, Division of Pulmonary and Critical Care Medicine, Johns Hopkins University School of Medicine

Información:
para pacientes

La biopsia transtorácica con aguja de las estructuras torácicas o mediastínicas utiliza una aguja cortante para aspirar un fragmento de tejido para el análisis histológico. La biopsia transtorácica con aguja se realiza para evaluar nódulos o masas pulmonares periféricas, alteraciones hiliares, mediastínicas y pleurales, e infiltrados o neumonías no diagnosticados cuando la broncoscopia está contraindicada o no es diagnóstica. Cuando se realiza con guía por TC y con la presencia de un citopatólogo experto, la biopsia transtorácica con aguja confirma el diagnóstico de cáncer con > 95% de exactitud. La biopsia con aguja brinda un diagnóstico exacto de los procesos benignos sólo en el 50 a 60% de las veces.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones son similares a las de la toracocentesis (ver Contraindicaciones. Otras contraindicaciones son:

  • Ventilación mecánica

  • Neumonectomía contralateral

  • Sospecha de lesiones vasculares

  • Absceso pulmonar pútrido

  • Quiste hidatídico

  • Hipertensión pulmonar

  • Enfermedad pulmonar ampollosa

  • Tos resistente al tratamiento

  • Coagulopatía, recuento de plaquetas < 50.000/μL y otras diátesis hemorrágicas

Procedimiento

La biopsia transtorácica con aguja suele realizarla un radiólogo intervencionista, a menudo ante la presencia de un citopatólogo. En condiciones estériles, anestesia local y guía con técnicas de imagen –(en general TC, pero a veces ecografía para las lesiones pleurales) se introduce una aguja para biopsia hasta la lesión sospechosa mientras el paciente contiene su respiración. Las lesiones se aspiran con o sin solución fisiológica; se recolectan 2 o 3 muestras para el procesamiento citológico y bacteriológico. Después del procedimiento, se utilizan fluoroscopia y radiografías de tórax para descartar neumotórax y hemorragia. Las biopsias con aguja gruesa se utilizan para obtener un cilindro de tejido adecuado para el examen histológico.

Complicaciones

Las complicaciones incluyen el neumotórax (10 a 37%), hemoptisis (10 a 25%), hemorragia parenquimatosa, embolia de aire y enfisema subcutáneo.