Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Pruebas de función de los músculos respiratorios

Por James M. O’Brien, Jr., MD, MSc, Associate Professor, Center for Critical Care, Division of Pulmonary, Allergy, Critical Care and Sleep Medicine, The Ohio State University Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las mediciones de la presión inspiratoria máxima (PIM) y la presión espiratoria máxima (PEM) pueden ayudar a evaluar la debilidad de los músculos respiratorios.

La PIM es la presión generada durante el esfuerzo inspiratorio máximo contra un sistema cerrado. Suele medirse con el volumen residual (VR), porque la fuerza muscular inspiratoria está inversamente relacionada con el volumen pulmonar (de una manera curvilínea).

La PEM se mide durante una maniobra similar con la capacidad pulmonar total (CPT), porque la fuerza d los músculos espiratorios está directamente relacionada con el volumen pulmonar (de nuevo de una manera curvilínea). Sin embargo, la información disponible sobre estas maniobras es inespecífica y no permite distinguir entre el esfuerzo insuficiente, la debilidad muscular y un trastorno neurológico.

La ventilación voluntaria máxima (VVM) es otra medida del sistema neuromuscular y el aparato respiratorio. La VVM es el volumen total de aire espirado durante 12 segundos de respiración rápida y profunda, que puede compararse con una VVM esperada, definida como el volumen espiratorio forzado en 1 segundo (VEF1) × 35 o 40. Una diferencia significativa entre la VVM esperada y la medida puede indicar reserva neuromuscular insuficiente, mecánica respiratoria anormal o un esfuerzo inadecuado. La reducción de los volúmenes corrientes durante la prueba es compatible con alteraciones neuromusculares, pero también sucede con el atrapamiento de gas como consecuencia de trastornos que causan la limitación del flujo de aire.

La prueba de inhalación rápida algunas veces se utiliza en casos de sospecha de parálisis o paresia diafragmática. Durante la exploración fluoroscópica continua, el paciente realiza un esfuerzo inspiratorio rápido, breve y fuerte ("olfateo"). Esta maniobra minimiza la contribución de los otros músculos de la respiración (p. ej., intercostales). Un hemidiafragma debilitado puede tener una excursión diafragmática disminuida cuando se lo compara con el diafragma contralateral o puede moverse de modo paradójico hacia arriba. En ocasiones, se realiza el estudio electromiográfico del diafragma y del nervio frénico, pero se requiere idoneidad para realizar este estudio e interpretar los resultados, y su precisión diagnóstica es dudosa. En casos seleccionados, pueden ser útiles las biopsias musculares y nerviosas.