Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Rehabilitación pulmonar

Por Bartolome R. Celli, MD, Professor of Medicine;Chief, Pulmonary, Critical Care and Sleep Study, Tufts University;St. Elizabeth's Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La rehabilitación pulmonar es el uso de ejercicios, educación y cambios de los hábitos para mejorar la capacidad funcional y la calidad de vida. Está indicada para toda enfermedad en la que los síntomas respiratorios limitan la actividad (p. ej., EPOC, enfermedad pulmonar intersticial, trastornos neuromusculares que causan debilidad de la pared torácica) y para el reentrenamiento respiratorio después de una dependencia prolongada del respirador mecánico.

En muchos pacientes con trastornos respiratorios crónicos, el tratamiento clínico sólo alivia parcialmente los síntomas y las complicaciones del trastorno. La participación en un programa global de rehabilitación pulmonar puede conducir a una mejoría clínica importante al reducir la disnea, aumentar la tolerancia al ejercicio y, en menor magnitud, a disminuir el número de hospitalizaciones. Sin embargo, estos programas no mejoran la supervivencia. No hay complicaciones por la rehabilitación pulmonar más allá de las esperadas por el esfuerzo físico y el ejercicio.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones son relativas e incluyen enfermedades concomitantes que podrían complicar los intentos de aumentar el nivel de actividad del paciente (p. ej., angina de pecho no tratada, disfunción ventricular izquierda). Sin embargo, estas enfermedades concomitantes no impiden la aplicación de otros componentes de los programas de rehabilitación pulmonar.

Procedimiento

La rehabilitación pulmonar se aplica mejor como parte de un programa integrado de entrenamiento físico, educación e intervención psicológica y conductual por un equipo de médicos, enfermeros, fisioterapeutas respiratorios, terapeutas físicos y ocupacionales y psicólogos o trabajadores sociales.

El entrenamiento físico implica la realización de ejercicios aerobios y el entrenamiento de fuerza de los músculos respiratorios y de los miembros. El entrenamiento de la fuerza de los miembros inferiores puede ser particularmente importante para los pacientes con EPOC.

La educación tiene muchos componentes. Es importante el asesoramiento psicológico sobre la necesidad de dejar de fumar. La enseñanza de estrategias para la respiración (como la respiración con los labios fruncidos, en la que las espiraciones se comienzan contra los labios cerrados para disminuir la frecuencia respiratoria, por lo que disminuye el atrapamiento de gas) y los principios de conservación de la energía física son útiles. Es necesario explicar el tratamiento, incluido el uso correcto de drogas, mantener la saturación de oxígeno por encima del 90% y planificar la atención en el estadio terminal de la enfermedad.

Las intervenciones psicosociales incluyen el asesoramiento y la retroalimentación para la depresión, la ansiedad y el temor que dificultan la participación plena de los pacientes en las actividades.