Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Fibrosis y calcificación pleurales

Por Richard W. Light, MD, Professor of Medicine, Division of Allergy, Pulmonary, and Critical Care Medicine, Vanderbilt University Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La fibrosis y la calcificación pleurales suelen ser secuelas benignas de una inflamación pleural o por exposición al amianto.

La fibrosis y la calcificación pleurales pueden ser posinflamatorias o relacionadas con el amianto (ver Enfermedad Pleural Relacionada con el Asbesto). Estos trastornos se sospechan y se diagnostican por los estudios por la imagen.

Posinflamatorias

Con frecuencia, la inflamación pleural causa engrosamiento pleural agudo debido a la fibrosis. En la mayoría de los casos, el engrosamiento resuelve casi completamente. Algunos pacientes quedan con grados menores de engrosamiento pleural, que en general no produce síntomas ni deterioro de la función pulmonar. En ocasiones, el pulmón queda revestido por una capa pleural gruesa y fibrosa que limita la expansión, desplaza el mediastino hacia el lado de la enfermedad y deteriora la función pulmonar. La radiografía de tórax muestra la asimetría de los pulmones con pleura engrosada (pulmón atrapado). Puede ser difícil diferenciar en la radiografía el engrosamiento pleural localizado del líquido pleural tabicado, pero esta diferenciación se hace fácilmente con una TC.

La fibrosis pleural después de la inflamación puede, en ocasiones, calcificarse. La calcificación produce una imagen densa en la radiografía de tórax y casi siempre involucra a la pleura visceral. Las calcificaciones posinflamatorias son invariablemente unilaterales.

Relacionadas con el amianto

La exposición al amianto puede llevar a la fibrosis pleural focal, similar a una placa, a veces con calcificación, que aparece hasta 20 años después de la exposición inicial. El diagnóstico suele realizarse con radiografía de tórax. El diámetro de las placas puede variar desde varios milímetros a 10 cm. Puede ser afectada cualquier superficie pleural o pericárdica, pero las placas pleurales relacionadas con el amianto suelen encontrarse en los dos tercios inferiores del tórax y son bilaterales. La calcificación afecta con mayor frecuencia las pleuras parietal y diafragmática y respeta los surcos costofrénico y los vértices. La calcificación puede ser la única evidencia de la exposición. No obstante, tras la exposición al amianto puede haber fibrosis pleural densa que rodea el pulmón en su totalidad y >1 cm de espesor.

Recursos en este artículo