Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Seguridad para dormir: reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante

Seguridad para dormir: reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante

  • Posición: siempre hay que situar al bebé boca arriba, es decir, descansando sobre la espalda, tanto para dormir las siestas como por la noche.

  • Superficie: acostar al bebé sobre una superficie firme, como un colchón de cuna certificado como seguro, cubierto por una sábana ajustable.

  • Ropa de cama: mantener los objetos blandos, juguetes, mantas y otra ropa de cama suelta fuera del área de sueño del bebé.

  • No fumar: no permitir que se fume cerca del bebé. También es importante no fumar durante el embarazo.

  • Ubicación: situar el área de sueño del bebé cerca, pero separada, del lugar donde duermen los padres y otros niños.

  • Chupetes: considerar la posibilidad de ofrecer al bebé un chupete limpio y seco al acostarlo para dormir.

  • Temperatura: no permitir que el bebé tenga demasiado calor durante el sueño.

Los monitores domiciliarios y los productos que dicen evitar el síndrome de muerte súbita del lactante no parecen ser útiles.

Para ayudar a prevenir que se aplanen algunas zonas de la cabeza del bebé, los bebés deben pasar algún rato boca abajo cuando están despiertos y alguien los vigila. Para ayudar a que la cabeza del bebé se redondee, se debe cambiar la dirección en la que el niño está en la cuna cada semana, y no conviene dejar al bebé por mucho tiempo en asientos de automóviles, vehículos o hamacas.

Adaptado de The National Institute of Child Health and Human Development (campaña Safe to Sleep®).