Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link
Edad y salud: arteritis de células gigantes y polimialgia reumática.

Edad y salud: arteritis de células gigantes y polimialgia reumática.

La arteritis de células gigantes (temporal) y la polimialgia reumática, que a menudo se presentan juntas, afectan casi exclusivamente a personas de más de 55 años de edad. Estos trastornos se hacen más frecuentes a medida que las personas envejecen. Son 10 veces más comunes entre personas mayores de 80 años que entre personas de 50 a 59 años.

La arteritis de células gigantes suele causar dolor de cabeza pulsátil y problemas de visión (incluyendo dolor en los ojos y a su alrededor). La polimialgia reumática provoca rigidez y dolor muscular. Sin tratamiento, el dolor que causan estos trastornos, tanto si se presentan juntos como si lo hacen por separado, puede convertir la vida cotidiana en un verdadero tormento. Además, sin el tratamiento oportuno, la arteritis de células gigantes puede causar ceguera.

El principal tratamiento de estos trastornos, los corticoesteroides, puede ser problemático en las personas de edad avanzada. Dichos fármacos aportan una mejoría espectacular y son fundamentales para prevenir la ceguera. Sin embargo, es más probable que produzcan efectos secundarios en las personas de edad avanzada. La persona retiene líquidos, su apetito aumenta y puede sufrir confusión. Puede aumentar la concentración de azúcar en sangre, lo que en algunos casos causa diabetes, y la densidad ósea se reduce. La presión sanguínea aumenta. Para reducir el riesgo de estos efectos, los médicos reducen la dosis del corticoesteroide y finalizan el tratamiento con estos fármaco tan pronto como sea posible.

Muchas personas se recuperan por completo, si siguen al pie de la letra las instrucciones para el tratamiento.