Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Fracturas (Parte II)
Fracturas (Parte II)
Fracturas (Parte II)

El sistema esquelético está formado por 206 huesos y proporciona soporte, permite el movimiento y protege los órganos internos del cuerpo. A veces se aplica demasiada presión a un hueso, dando como resultado lo que se conoce como fractura. Las fracturas se clasifican a menudo como abiertas o cerradas.

Una fractura abierta es una fractura en la que un fragmento del hueso roto atraviesa la piel. Puede ser peligrosa porque el hueso está expuesto, lo que aumenta el riesgo de infecciones. Una fractura cerrada es una fractura en la que el hueso se rompe pero no atraviesa la piel.

Una fractura por compresión es una fractura cerrada que ocurre cuando dos o más huesos se empujan uno contra el otro. Suele ocurrir en las vértebras y puede ser consecuencia de caer de pie o sentado o consecuencia de una osteoporosis avanzada.

Una fractura por avulsión es una fractura cerrada en la que se separa un fragmento de hueso por una contracción repentina y forzada de un músculo. Este tipo de fractura es común en atletas jóvenes y puede ocurrir cuando los músculos no se estiran adecuadamente antes de la actividad. Esta fractura también puede ser consecuencia de una lesión.

Una fractura por impacto es similar a una fractura por compresión, pero ocurre dentro del mismo hueso. Es una fractura cerrada que ocurre cuando se aplica presión a ambos extremos del hueso, lo que hace que se divida en dos fragmentos que se atascan entre sí. Este tipo de fractura es frecuente en caídas y en accidentes de tráfico.

Todas las fracturas deben tomarse en serio. Si usted cree que se ha fracturado un hueso, debe buscar atención médica de inmediato.