Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Embolia pulmonar
Embolia pulmonar
Embolia pulmonar

El aparato circulatorio transporta sangre por todo el cuerpo a través de una intrincada red de arterias y venas. El sistema venoso es la sección del aparato circulatorio en la que se emplean venas para devolver la sangre usada, o desoxigenada, al corazón y a los pulmones. En algunos casos, las irregularidades en la pared de una vena (especialmente en áreas de circulación lenta, como el área que rodea una válvula venosa) pueden causar la formación de un coágulo sanguíneo, o trombo. Una vez formados, los depósitos adicionales de fibrina y glóbulos rojos pueden hacer que el trombo crezca dentro de la vena. Además de causar inflamación de la vena y obstruir la circulación sanguínea, existe un riesgo significativo de que la totalidad o parte de un trombo venoso se rompa y viaje a través del torrente sanguíneo. Estos trombos móviles, o émbolos, pueden acabar alojándose en los vasos sanguíneos de los pulmones. El coágulo alojado, llamado embolia pulmonar, puede comprometer la circulación sanguínea a los pulmones y provocar dificultad respiratoria, mareos, tos, dolor torácico e incluso pérdida de la conciencia o muerte. La aparición de una embolia pulmonar es una emergencia médica que requiere atención médica inmediata.

En estos temas
Embolia pulmonar (EP)