Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Gripe
Gripe
Gripe

La gripe está causada por uno de los diversos tipos de virus que pueden transmitirse rápidamente de persona a persona a través de partículas que viajan por el aire. Si las partículas se inhalan, descienden por la tráquea y penetran en las vías respiratorias cada vez más finas. En este punto, las espinas de proteínas sobre la superficie de un virus pueden unirse a otras proteínas sobre las células que recubren el aparato respiratorio. A continuación el virus es engullido por la célula, que funciona como una fábrica de tipos para la replicación vírica. Los virus recién formados brotan de la superficie de la célula y se diseminan por todo el sistema respiratorio.

Los tejidos infectados se hinchan e inflaman, causando síntomas como tos, dolor de garganta y secreción o congestión nasal. A medida que el virus continúa diseminándose por el torrente sanguíneo y por todo el cuerpo, aparecen más síntomas, como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y fatiga extrema.

Afortunadamente, el sistema inmunológico del cuerpo entra en juego para ayudar a combatir a los invasores extranjeros. En el torrente sanguíneo, las células inmunitarias específicas llamadas linfocitos B reconocen las espinas de proteína sobre los virus y comienzan a multiplicarse. El ejército de células produce seguidamente anticuerpos que se unen a las espinas de proteínas, marcando el virus para su destrucción. Luego, los virus son ingeridos y destruidos por las células que reconocen los anticuerpos atrapados en las superficies víricas, lo que deja al ejército de clones de linfocitos B listos para combatir el virus si este entra nuevamente en el organismo.

Las vacunas contra la gripe también usan esta vía para protegerle contra el virus. La vacuna contiene en realidad fragmentos inofensivos de los virus que preparan al sistema inmunológico para una invasión vírica. Sin embargo, el virus de la gripe muta (cambia) de forma notoria, de tal manera que el sistema inmunológico no reconoce al nuevo virus y puede infectar incluso a quienes han sido vacunados.

En estos temas
Gripe