Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Tomografía computarizada (TC)
Tomografía computarizada (TC)
Tomografía computarizada (TC)

Para detectar tanto el daño óseo como el de tejidos blandos se emplea una tomografía computarizada (TC). Durante el procedimiento, se crean imágenes anatómicas tridimensionales utilizando tecnología de rayos X.

Los rayos X se emplean para crear imágenes al hacer brillar un haz electromagnético de alta energía a través del cuerpo del paciente. Este rayo proyecta una sombra sobre una película de rayos X. Se crea una fotografía de las estructuras internas a través de las sombras proyectadas por densidades variables de tejidos. Los tejidos más blandos permiten que pase más luz de rayos X, mientras que los tejidos más duros, como los huesos, permiten que pase menos luz.

Mientras que los rayos X se limitan a representaciones bidimensionales, las tomografías computarizadas pueden generar vistas en 3D girando un haz de rayos X convencional en espiral alrededor del cuerpo del paciente. Esta serie de rotaciones alrededor del cuerpo crea cortes de imagen. Una computadora recoge, recopila y traduce estas imágenes en una vista de 360° de un área específica o incluso de todo el cuerpo.