Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Leucemia linfocítica crónica
Leucemia linfocítica crónica
Leucemia linfocítica crónica

Dentro del área hueca de los huesos hay un núcleo esponjoso llamado médula ósea. Es aquí donde se producen las células madre. Las células madre son células inmaduras que pueden convertirse en componentes de la sangre: glóbulos rojos, que transportan oxígeno al cuerpo; glóbulos blancos, incluidos los linfocitos, que combaten las infecciones; y las plaquetas, que ayudan a la sangre a coagularse.

La leucemia linfocítica crónica (LLC) es un tipo de cáncer en el que la médula ósea produce demasiados linfocitos. El término "crónico" significa que las células cancerosas se multiplican lentamente y la evolución de la enfermedad es muy lenta. En la leucemia linfocítica crónica, los linfocitos producidos son anormales y no pueden combatir las infecciones. A medida que aumenta el número de estos linfocitos anormales en la sangre y la médula ósea, se fabrican menos glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas sanos. Esto último puede causar los síntomas de fatiga, infección recurrente, anemia y propensión a los moretones.

La leucemia linfocítica crónica generalmente no produce síntomas en los estadios tempranos. El tratamiento y el pronóstico dependen del estadio y de la extensión del cáncer. La terapia convencional consiste en "espera vigilante", quimioterapia, radioterapia, cirugía y terapia con anticuerpos monoclonales. El trasplante de células madre de la médula ósea es otro tipo de terapia que se está probando en ensayos clínicos. La leucemia linfocítica crónica es la segunda leucemia más común en adultos y, con mayor frecuencia, se desarrolla después de la mediana edad. La leucemia linfocítica crónica (LLC) no es frecuente en niños.

Su médico es la mejor fuente de información sobre el tratamiento para su afección. Es importante que comente con su médico cuál es la forma de tratamiento más adecuada para usted, si la hay.

En estos temas