Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Diabetes Mellitus
Diabetes Mellitus
Diabetes Mellitus

Durante el proceso digestivo, gran parte de los alimentos que se comen se convierten en glucosa, comúnmente conocida como azúcar en sangre. La glucosa circula por el torrente sanguíneo y se utiliza como alimento para las células del cuerpo. Pero las células no pueden absorber la glucosa por sí solas. Una hormona llamada insulina, que se produce en el páncreas, debe unirse primero a la superficie celular. Cuando esto ocurre, las células del cuerpo se activan y pueden absorber la glucosa. Este proceso devuelve la concentración de azúcar en sangre del organismo a un nivel normal. La diabetes mellitus es un trastorno que afecta la capacidad del cuerpo para utilizar eficientemente la glucosa en sangre. En la diabetes de tipo 1, el páncreas no produce suficiente insulina, por tanto la glucosa no puede ser absorbida para proporcionar combustible a las células. En la diabetes tipo 2 se produce insulina, pero no funciona correctamente y la glucosa no es absorbida de forma constante por las células. Ambos tipos de diabetes tienen los mismos resultados: la glucosa no es absorbida por las células. Esta es la razón por la que las personas con diabetes tienen concentraciones elevadas de azúcar en sangre. Sin la absorción adecuada de glucosa procedente del torrente sanguíneo, las células no reciben alimento. Con independencia del tipo de diabetes que sufran, las personas con diabetes deben controlar sus concentraciones de azúcar en sangre. Según el tipo y la gravedad de la enfermedad, la diabetes se puede controlar con dieta o con medicamentos.