Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

4 cosas que todos deben saber sobre la anemia—Comentario

Comentario
00/06/18 Evan M. Braunstein, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Hematology, Department of Medicine, Johns Hopkins School of Medicine

La anemia es la afección sanguínea más frecuente en los Estados Unidos. Sin embargo, a pesar del hecho de que más de 3 millones de estadounidenses sufren de alguna forma de esta afección, mucha gente está confundida acerca de qué es la anemia.

  • La anemia es cuando su recuento de hematíes es bajo o la cantidad de hemoglobina (la proteína que lleva oxígeno) dentro de esos glóbulos rojos es baja. 

Si bien la anemia en sí misma no es peligrosa hasta que se convierte en bastante grave, estar anémico puede ser una alerta de problemas de salud graves. Sea que usted o un ser querido tenga anemia o solo se quiera preparar para una conversación con su médico, aquí tiene cuatro hechos cruciales que debe conocer sobre la anemia.

1. La anemia es un signo de otra afección

Esto es lo más importante que tiene que entender sobre la anemia, es el resultado de una enfermedad o afección subyacente. La afección puede ser relativamente inofensiva o bastante grave.

Piense en la anemia como una fiebre. Una fiebre es un signo revelador de otra afección, quizás una infección viral o bacteriana. Cuando los médicos ven a un paciente con fiebre, la consideran un signo de que algo más está mal en el cuerpo e inmediatamente comienzan a intentar descifrar lo que causa la fiebre. Lo mismo sucede con la anemia.

Hay docenas de causas de anemia, que van de cosas relativamente menores como una dieta desequilibrada a problemas graves como cáncer. La anemia por deficiencia de hierro, uno de los tipos más comunes de anemia, puede tener una variedad de causas que incluyen una menstruación abundante, enfermedad celíaca, embarazo, cáncer de colon o simplemente no recibir suficiente hierro en su dieta.

Para un resumen más completo de las causas más comunes de la anemia, visite la página de los Manuales MSD.

2. Los síntomas de la anemia son bastante frecuentes (excepto uno)

Hay una variedad de glóbulos rojos normales y recuentos de hemoglobina, y diferentes personas comienzan a experimentar síntomas en diferentes niveles. En general, la fatiga es el signo más frecuente de la anemia. Pero la fatiga puede ser causada por muchas cosas. Manténgase alerta por síntomas más preocupantes como la falta de aire con un nivel de esfuerzo que podía hacer en el pasado. Otro síntoma para tener en cuenta es tener un aspecto más pálido de lo normal.

Un síntoma más inusual es frecuente en las personas con anemia por deficiencia de hierro. Se conoce como pica. Se caracteriza por masticar y comer cosas que no son alimentos. La biología detrás de esto no se comprende bien, pero las personas con pica mastican cosas como hielo, cartón o basura. Parece ser más frecuente en personas con deficiencias nutricionales.

Quizás los síntomas más importantes que se deben tener en cuenta son los síntomas de lo que sea que provoca la anemia. Por ejemplo, tener sangre en sus heces y la pérdida de peso pueden ser síntomas de cáncer de colon, o los ojos amarillos (ictericia) pueden ser la consecuencia de una degradación de los glóbulos rojos.

3. Los médicos no realizan análisis para detectar anemia

A diferencia del colesterol y la presión arterial, la anemia no es parte de los análisis de rutina. En lugar de eso, los médicos con frecuencia ordenan análisis de sangre (llamado recuento sanguíneo completo) si las personas se quejan de síntomas como la fatiga.

Si los resultados de ese análisis de sangre revelan un nivel de hemoglobina bajo, su médico probablemente llevará a cabo un examen integral y tendrá una conversación más profunda sobre sus síntomas y cambios de salud recientes. En función de los hallazgos, él o ella puede realizar más análisis de sangre para detectar cambios adicionales en su nivel de hemoglobina o recuento de hematíes.

4. La anemia “leve” aún puede ser grave

La anemia normalmente se presenta de forma lenta, con frecuencia durante semanas o meses. Eso significa que incluso las anemias provocadas por un problema grave, como el cáncer, pueden aparecer en una etapa temprana, cuando la anemia es bastante leve. Pero incluso si su médico dice que su anemia es leve, aún es un indicador de un problema de salud más grande en juego. La gravedad de la anemia no siempre concuerda con la importancia de su causa.

Descifrar la causa es la clave para tratar y curar la anemia. Es importante ser específico con su médico sobre cualquier cambio en su medicamento, síntomas o salud en general que pueda ayudar a determinar lo que está causando la anemia.