Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

La raza y los ingresos impiden que muchas familias permitan que sus hijos practiquen deportes

Noticias
00/12/22 By Hola Doctor and Steven Reinberg HealthDay Reporters

JUEVES, 11 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Los niños estadounidenses que son pobres o miembros de minorías étnicas se pierden de unos deportes juveniles que hace mucho que se afirma que construyen unos cuerpos y caracteres fuertes, informa un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que los jóvenes pobres, o de familias negras o hispanas, son menos propensos a participar en deportes organizados que sus pares blancos.

En todo Estados Unidos, un 54 por ciento de los jóvenes de 6 a 17 años participaron en deportes en 2020. Esto incluyó a un 42 por ciento de los niños negros, un 47 por ciento de los hispanos, un 51 por ciento de los asiáticos, y un 60 por ciento de los blancos, encontraron investigadores del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de EE. UU.

"Estas disparidades podrían poner a algunos niños en riesgo de una mala salud durante periodos clave del crecimiento y el desarrollo", advirtió la investigadora principal, Lindsey Black, del NCHS, que forma parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La participación en deportes organizados se ha asociado con unos mayores niveles de actividad física, lo que puede mejorar la salud física y mental, apuntó Black.

El equipo de Black utilizó datos de la Encuesta nacional de entrevistas de salud de 2020, y también encontró que los niños cuyos padres tienen un nivel educativo más alto eran más propensos a participar en deportes.

En total, un 37 por ciento de los niños cuyos padres contaban con una educación de la escuela secundaria y un 68 por ciento de aquellos cuyos padres se habían graduado de la universidad participaban en deportes organizados.

A medida que los ingresos familiares aumentaban, los mismo sucedió con la participación en los deportes, encontraron los investigadores. Tres de cada 10 de los hogares pobres participaban, en comparación con siete de cada 10 de las familias más ricas.

La participación también varió según el lugar donde vivían los niños: en el Sur, un 49 por ciento participaban, en comparación con un 58 por ciento de los niños en el Noreste, un 59 por ciento en el Medio Oeste, y un 56 por ciento en el Oeste, según el informe, que se publicó en la edición del 11 de agosto de la revista NCHS Data Brief.

Dos expertos que revisaron el nuevo estudio lamentaron las disparidades.

Los beneficios de por vida para la salud de la actividad física son bien conocidos, y los deportes también fomentan el trabajo en equipo, la ética y el carácter, aseguró el Dr. David Katz, presidente de True Health Initiative en Tulsa, Oklahoma.

"Los niños en las partes menos ricas del país y los que tienen unos padres con un nivel educativo más bajo son mucho menos propensos a participar", dijo Katz, especialista en medicina preventiva y del estilo de vida. "Estas mismas poblaciones se ven afectadas de forma desproporcionada por la obesidad, la diabetes y otras afecciones que la inactividad promueve".

Katz señaló que está claro que participar en los deportes tiene mucho más que ver con la posición social de la familia que con el deseo de los niños.

"Estos datos hablan sobre la importancia de los determinantes sociales, y de unas perspectivas holísticas sobre la salud", apuntó Katz. "El logro educativo de una generación podría determinar el acceso de la próxima a los deportes. Esto va mucho más allá de la rudimentaria conexión del hueso del tobillo con el hueso de la tibia, y debemos abordar las dificultades en consecuencia".

Natalie Hummel es directora ejecutiva de Every Kid Sports en Bend, Oregón, que ofrece becas deportivas para los niños marginados.

"La discrepancia entre los niños de color y los niños blancos no resulta sorprendente, porque hay muchos lugares donde simplemente no hay ninguna programación deportiva, o porque unos programas de viaje de clubes élite de verdad caros se han adueñado de la programación deportiva", lamentó.

Hummel aseguró que parte del problema es que muchas escuelas han recortado sus programas de deportes. Y muchas de las escuelas que se construyen hoy en día no cuentan con los campos y gimnasios que respaldarían a los deportes juveniles en esas comunidades, añadió.

Además, algunas comunidades están construyendo inmensos complejos para sus equipos de clubes, apuntó Hummel, y añadió que en realidad estos son para los padres que pueden permitirse pagar de 5,000 a 10,000 dólares al año para que sus hijos participen.

"Todo el dinero que debería ir a los parques y zonas recreativas para respaldar a los centros que ofrezcan servicios a todos los niños se dedica a estos megacomplejos", lamentó.

Hummel dijo que organizaciones como la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League), que ayudan a financiar estos complejos en las áreas ricas, también deben ayudar a las áreas más pobres.

Comentó que los deportes juveniles se han convertido en un negocio con fines de lucro.

"Se ha convertido en un negocio millonario, y les venden a estas familias el hecho de que, si apuntan a sus hijos en este programa, los llevarán al próximo nivel", dijo Hummel. "Entrarán a la universidad y se convertirán en profesionales, y los padres gastan miles de dólares en esto cada año".

Y esto no ayuda, añadió.

"En realidad le hace daño a los niños. No crea unos mejores deportistas ni a más deportistas, crea menos deportistas y menos atletismo", indicó Hummel.

Más información

Aprenda más sobre los beneficios de los deportes juveniles en el Instituto Aspen.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Lindsey Black, MPH, health statistician, National Center for Health Statistics, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; David Katz, MD, MPH, specialist, preventive and lifestyle medicine, and president, True Health Initiative, Tulsa, Okla.; Natalie Hummel, MBA, executive director, Every Kid Sports, Bend, Ore.; National Center for Health Statistics Data Brief, Aug. 11, 2022


¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?


¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?