Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Linfoma cutáneo de células T

(Micosis fungoide; sndrome de Sézary)

Por

Thomas E. Witzig

, MD, Mayo Medical School

Última revisión completa may. 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Los linfomas de linfocitos T cutáneos (LLCC) constituyen un tipo de linfoma no hodgkiniano infrecuente, persistente y de crecimiento muy lento.

Los linfomas (véase y también Introducción a los linfomas) son cánceres de un tipo específico de glóbulos blancos (leucocitos) denominados linfocitos, que ayudan a combatir las infecciones. Los linfomas pueden desarrollarse a partir de los linfocitos B y de los linfocitos T. Los linfocitos T son importantes en la regulación del sistema inmunitario y para combatir las infecciones víricas. Los linfocitos B producen anticuerpos.

Los dos tipos más comunes de linfoma cutáneo de células T (CTCL, por sus siglas en inglés) son

  • Micosis fungoide

  • Síndrome de Sézary

La mayoría de las personas que desarrollan CTCL (linfoma cutáneo de células T) son mayores de 50 años. Se origina a partir de los linfocitos T maduros y afecta inicialmente la piel.

La micosis fungoide se inicia de una forma tan sutil y crece tan lentamente que al principio puede pasar inadvertida. Produce una erupción cutánea, en ocasiones una pequeña área de piel engrosada pruriginosa de larga evolución, que más adelante da lugar a la aparición de nódulos y se extiende lentamente. En algunas personas evoluciona hacia una forma de leucemia (síndrome de Sézary). En otras, la progresión afecta a los ganglios linfáticos y a los órganos internos. Aun realizando una biopsia, el diagnóstico de esta enfermedad en sus fases iniciales es difícil. Sin embargo, cuando la enfermedad ha avanzado, la biopsia pone de manifiesto la presencia de células de linfoma en la piel.

El síndrome de Sézary también comienza de forma sutil y crece lentamente. Provoca que la piel de todo el cuerpo se ponga roja, con el agrietamiento de las palmas de las manos y las plantas de los pies. El agrandamiento de los ganglios linfáticos suele ser leve. Además de la erupción, las personas también pueden tener síntomas de fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Al igual que sucede en la micosis fungoide, el diagnóstico de esta enfermedad en sus fases iniciales es difícil aun realizando una biopsia. Un frotis de sangre (donde se examina una gota de sangre al microscopio) puede mostrar células de Sézary (linfocitos T malignos con un aspecto característico) y esto puede ayudar a establecer el diagnóstico además de una biopsia de piel.

El tratamiento del linfoma cutáneo de linfocitos T (LCLT) se divide en

  • Terapia dirigida a la piel.

  • Quimioterapia

La terapia dirigida a la piel generalmente se inicia primero y suele ser efectiva durante años. Este tipo de tratamiento incluye cremas medicadas como los corticoesteroides o retinoides aplicados a la piel o una forma de radioterapia llamada terapia de haz de electrones o luz solar (fototerapia). La quimioterapia se administra si la terapia dirigida a la piel ha fallado o en personas con linfoma cutáneo de linfocitos T (LCLT) que se ha extendido más allá de la piel.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Leucemia mieloide crónica
Video
Leucemia mieloide crónica
Dentro del área hueca de los huesos hay un núcleo esponjoso llamado médula ósea. Es aquí donde...
Biopsia
Video
Biopsia
Una biopsia es un procedimiento en el que se extrae una muestra de tejido del cuerpo para...

REDES SOCIALES

ARRIBA