Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Lesiones ureterales

Por

Noel A. Armenakas

, MD, Weill Cornell Medical School

Última revisión completa sep. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La uretra es un conducto que transporta la orina desde la vejiga hacia fuera del cuerpo. En los hombres, la uretra discurre por la parte central del pene.

La mayoría de las lesiones ureterales afectan a varones. Las causas más frecuentes son las fracturas pélvicas y las lesiones en el perineo. El perineo es el área que se encuentra entre el ano y el escroto (o, en las mujeres, entre el ano y la vulva). (Véase también Introducción a las lesiones de las vías urinarias y de los genitales.)

La uretra también puede lesionarse accidentalmente durante la realización de técnicas quirúrgicas en la uretra o durante intervenciones en las que se introducen instrumentos por la uretra, como el cateterismo de la vejiga o cistoscopia (que consiste en pasar una sonda flexible de visualización por la uretra hasta el interior de la vejiga). En algunos casos, las lesiones pueden ser por heridas de armas de fuego. Con muy poca frecuencia, las lesiones ureterales pueden ser autoinfligidas, cuando una persona se introduce un objeto extraño directamente en la uretra, y también pueden producirse una fractura de pene.

Algunas lesiones de la uretra consisten sólo en hematomas. Una lesión en la uretra también puede desgarrar su revestimiento, lo que produce fugas de orina dentro de los tejidos del pene, el escroto, la pared abdominal o el perineo.

Las complicaciones que pueden resultar de las lesiones ureterales incluyen infección, hemorragia, estrechamiento permanente (estenosis), disfunción eréctil y pérdida incontrolable de orina (incontinencia urinaria).

Síntomas

Los síntomas más frecuentes incluyen sangre en la punta del pene en los hombres o en la abertura uretral en las mujeres, sangre en la orina, incapacidad de orinar y dolor durante la micción. En la zona situada entre las piernas o en los genitales se observan moretones o cardenales (equimosis). Pueden surgir otros síntomas cuando sobrevienen complicaciones. Por ejemplo, si la orina penetra en los tejidos circundantes, puede aparecer una infección. Además, la lesión puede hacer que la uretra se estreche (estenosis) cerca de la lesión o en el lugar donde esta se encuentra. Los hombres pueden experimentar también imposibilidad para lograr una erección (disfunción eréctil), causada por lesiones en los nervios o en el aporte de sangre al pene.

Diagnóstico

  • Urografía retrógrada

En los hombres, el diagnóstico de una lesión uretral se confirma, por lo general, mediante una uretrografía retrógrada, una radiografía tomada después de inyectar un agente de contraste (un líquido que es visible con rayos X) directamente por la uretra. La uretrografía retrógada se realiza antes de introducir una sonda a través de la uretra hacia el interior de la vejiga. En las mujeres se utiliza un endoscopio flexible para explorar el revestimiento de la vejiga y la uretra (cistoscopia).

Tratamiento

  • Sonda de drenaje de la vejiga

  • A veces, cirugía (para reparar los desgarros uretrales)

En las equimosis uretrales que no producen fugas de orina se introduce una sonda por la uretra hasta el interior de la vejiga durante varios días para evacuar la orina mientras se cura la uretra.

En los desgarros uretrales debe evitarse el paso de la orina por la uretra mediante la utilización de una sonda colocada directamente en la vejiga a través de la piel que recubre la parte inferior del abdomen. La uretra se repara quirúrgicamente después de que se hayan curado todas las demás lesiones o al cabo de 8 a 12 semanas (cuando la inflamación ha remitido). Rara vez los desgarros uretrales se curan sin cirugía.

El tratamiento ayuda a prevenir algunas complicaciones de las lesiones uretrales. Las lesiones que no pueden prevenirse se tratan en consecuencia.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Enfermedad por radiación
Video
Enfermedad por radiación
Elementos radiactivos como el uranio y el bario liberan el exceso de energía en forma de partículas...
Modelos 3D
Ver todo
Dedo en martillo
Modelo 3D
Dedo en martillo

REDES SOCIALES

ARRIBA