Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Cambios físicos asociados con el envejecimiento

Por

Richard W. Besdine

, MD, Warren Alpert Medical School of Brown University

Última modificación del contenido abr. 2019
Información: para pacientes
Recursos de temas

La mayoría de las funciones biológicas relacionadas con la edad alcanzan su máximo a los 30 años y empiezan a descender en forma lineal a partir de entonces (véase tabla Algunos cambios fisiológicos relacionados con la edad); este descenso puede ser importante durante situaciones de estrés, pero ejerce un efecto escaso o nulo sobre las actividades cotidianas. En consecuencia, más que el proceso normal de envejecimiento, las enfermedades son las responsables principales de la pérdida de la función durante la edad avanzada.

En muchos casos, este deterioro asociado con el envejecimiento puede ser secundario al menos en parte al estilo de vida, la conducta, la dieta y el ambiente, por lo que puede modificarse. Por ejemplo, el ejercicio aeróbico puede prevenir o revertir parcialmente la disminución de la capacidad máxima de ejercitarse (consumo de oxígeno por unidad de tiempo o Vo2máx), la fuerza muscular y la tolerancia a la glucosa en ancianos sanos pero sedentarios.

Sólo alrededor del 10% de los ancianos practica actividad física en forma regular durante > 30 minutos 5 veces a la semana (recomendación habitual). Entre el 35 y el 45% practica una mínima cantidad de ejercicio. Los ancianos tienden a ser menos activos que otros grupos etarios por numerosas razones, las más comunes son las enfermedades que limitan su actividad física.

Los beneficios de la actividad fìsica en los ancianos son numerosos y superan por mucho sus riesgos (p. ej., caídas, desgarro de ligamentos, distensiones musculares). Los beneficios son los siguientes

  • Reducción de las tasas de mortalidad, incluso en fumadores y obesos

  • Preservación de la fuerza de los músculos esqueléticos, la capacidad aeróbica y la densidad ósea, lo que contribuye a la mayor movilidad y la independencia

  • Reducción del riesgo de obesidad

  • Prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares (incluso rehabilitación después de un infarto de miocardio), diabetes, osteoporosis, cáncer de colon y enfermedades psiquiátricas (en especial, trastornos del estado de ánimo)

  • Prevención de caídas y lesiones relacionadas con ellas a través del aumento de la fuerza muscular, el equilibrio, la coordinación, la función de las articulaciones y la resistencia (1)

  • Aumento de la capacidad funcional

  • Oportunidad para la interacción social

  • Mayor sensación de bienestar

  • Posiblemente mejor calidad del sueño

La actividad fìsica es una de las pocas intervenciones que pueden restablecer la capacidad fisiológica perdida.

Tabla
icon

Algunos cambios fisiológicos relacionados con la edad

Órgano, aparato o sistema afectado

Cambio fisiológico

Manifestaciones clínicas

Composición corporal

Masa corporal magra

Masa muscular

Producción de creatinina

Masa esquelética

Agua corporal total

Porcentaje de tejido adiposo (hasta los 60 años, luego hasta la muerte)

Cambios en los niveles de los fármacos (en general )

Fuerza

Susceptibilidad a la deshidratación

Células

del daño en el DNA y de la capacidad de reparación del DNA

Capacidad oxidativa

Senescencia celular acelerada

Fibrosis

Acumulación de lipofuscina

Riesgo de cáncer

Sistema nervioso central

Número de receptores dopaminérgicos

Respuestas-alfa-adrenérgicas

Respuestas parasimpáticas muscarínicas

Tendencia a músculos más rígidos, menos flexibilidad, equilibrio deteriorado y pérdida de movimientos espontáneos (p. ej., tono muscular, balanceo del brazo)

Oídos

Pérdida de la audición de alta frecuencia

Capacidad de reconocimiento del habla

Sistema endocrino

resistencia a la insulina e intolerancia a la glucosa

↑ La incidencia de diabetes

Menopausia, secreción de estrógenos y progesterona

Secreción de Testosterona

Secreción de hormona de crecimiento

Absorción y activación de la vitamina D

Incidencia de trastornos tiroideos

Pérdida mineral ósea

Secreción de hormona antidiurética (ADH) en respuesta a estímulos osmolares

Sequedad vaginal, dispareunia

Masa muscular

Masa ósea

Riesgo de fractura

Cambios en la piel

Susceptibilidad a la intoxicación hídrica

Ojos

Flexibilidad del cristalino

duración de los reflejos fotomotores (constricción, dilatación)

Incidencia de cataratas

Presbicia

Dificultades para ver con iluminación nocturna y para adaptarse a los cambios en la iluminación

Agudeza visual

Tracto GI

Flujo sanguíneo esplácnico

Tiempo de tránsito

Susceptibilidad al estreñimiento y la diarrea

Corazón

Frecuencia cardíaca intrínseca y máxima

Reducción del barorreflejo (menor incremento de la frecuencia cardíaca en respuesta a la disminución de la tensión arterial)

Relajación diastólica

Tiempo de conducción auriculoventricular

Extrasístoles auriculares y ventriculares

Susceptibilidad al síncope

Fracción de eyección

Tasas de fibrilación auricular

Las tasas de disfunción diastólica y la insuficiencia cardíaca diastólica

Sistema inmunitario

Función de las células T

Función de las células B

susceptibilidad a infecciones y, tal vez, al cáncer

Respuesta de anticuerpos a la inmunización o las infecciones pero autoanticuerpos

Articulaciones

Degeneración de los tejidos cartilaginosos

Fibrosis

La glicosilación y el entrecruzamiento del colágeno

Pérdida de la elasticidad de los tejidos

Rigidez de las articulaciones

Susceptibilidad a la artrosis

Riñones

Flujo sanguíneo renal

Masa renal

Velocidad de filtración glomerular

Secreción y reabsorción tubular renal

Capacidad de excreción de una carga de agua libre

Cambios en los niveles de fármacos con riesgo de efectos adversos

Susceptibilidad a la nocturia, si se toma agua sin electrolitos poco antes de dormir

Hígado

Masa hepática

Flujo sanguíneo hepático

Actividad del sistema enzimático CYP 450

Cambios en los niveles de los fármacos

Nariz

Olfato

Adelgazamiento de la mucosa o fragilidad capilar

Gusto y consecuente del apetito

(leve) probabilidad de hemorragia nasal

Sistema nervioso periférico

Respuestas barorreflejas

Capacidad de respuesta beta-adrenérgica y del número de receptores

Transducción de la señal

Respuestas parasimpáticas muscarínicas

Preservación de las respuestas alfa-adrenérgicas

Susceptibilidad al síncope

Respuesta a los beta-bloqueantes

Respuesta exagerada a los fármacos anticolinérgicos

Aparato respiratorio

Capacidad vital

Elasticidad (distensibilidad) pulmonar

Volumen residual

FEV1

Desequilibrio V/Q

Probabilidad de disnea durante el ejercicio intenso si la persona es sedentaria o si el ejercicio se realiza en regiones de gran altitud

Riesgo de muerte debido a neumonía

Riesgo de complicaciones graves (p. ej., insuficiencia respiratoria) en pacientes con enfermedad pulmonar

Vasos

Vasodilatación dependiente de endotelina

Resistencia periférica

Susceptibilidad a la hipertensión arterial

= disminución; = aumento; VEF1= volumen espiratorio forzado en 1 segundo; V/Q = ventilación/perfusión.

Adaptado del Institute of Medicine: Pharmacokinetics and Drug Interactions in the Elderly Workshop. Washington DC, National Academy Press, 1997, pp. 8–9.

Los efectos no modificables del envejecimiento pueden ser menos graves, y en muchas personas puede lograrse una vejez más fuerte y saludable. En la actualidad, las personas > 65 años se encuentran en mejores condiciones de salud que sus ancestros y conservan este estado durante más tiempo.

Ejercicio en las personas mayores

El ejercicio se refiere por lo general al movimiento que genera un gasto aeróbico y el aumento de la frecuencia cardíaca y para muchas personas es una actividad importante con muchos resultados positivos. Sin embargo, la actividad física sencilla (p. ej., caminar, jardinería) tiene muchos de los mismos beneficios para las personas mayores, especialmente aquellos> 70; por lo tanto, la actividad física, sin gasto aeróbico o cardioaceleración, es recomendable, incluso para aquellos con limitaciones de movilidad.

Todos los ancianos que comienzan un programa de ejercicio deben evaluarse (con una entrevista o un cuestionario) para poder identificar enfermedades crónicas y definir las actividades apropiadas; sin embargo, casi todos pueden comenzar con caminatas breves, y aumentar a 30 minutos 5 veces/semana. La actividad física sólo resulta inapropiada para un grupo pequeño de pacientes ancianos (p. ej., pacientes con enfermedad inestable). La necesidad de realizar un examen médico completo en pacientes con enfermedades crónicas, antes de comenzar con una actividad física, depende de los resultados de los estudios previos y del juicio clínico. Algunos especialistas recomiendan realizar este tipo de evaluación, que puede consistir en una prueba de estrés con ejercicio, en los pacientes con 2 factores de riesgo cardíacos (p. ej., hipertensión arterial, obesidad), que planean comenzar una actividad más intensa que la caminata.

Los programas de ejercicio más intenso que la caminata pueden incluir cualquier combinación de 4 tipos de ejercicios: resistencia, fortalecimiento muscular, entrenamiento del equilibrio (p. ej., tai chi) y flexibilidad. La combinación de ejercicios recomendada depende del estado de salud del paciente y su nivel de rendimiento. Por ejemplo, un programa de ejercicios sentado que utiliza pesas en forma de manguitos para el entrenamiento de la fuerza y movimientos repetidos para el entrenamiento de resistencia puede ser útil en pacientes con dificultades para permanecer de pie y caminar. Un programa de ejercicios acuáticos puede sugerirse a pacientes con artritis. Se les debe permitir a los pacientes elegir actividades que disfruten, pero deben ser estimulados para que incluyan los 4 tipos de ejercicios. De todos los tipos, los de resistencia (p. ej., caminata, ciclismo, danza, natación, ejercicio aeróbico de bajo impacto) se asocian con más beneficios documentados para la salud en ancianos.

Algunos pacientes, en particular con cardiopatías (p. ej., angina, 2 infartos de miocardio), requieren supervisión médica durante el ejercicio.

Los programas de fortalecimiento muscular de alta intensidad se consideran apropiados particularmente para los adultos mayores frágiles o algo debilitados con sarcopenia. En estos pacientes, el uso de presión de aire en lugar de mancuernas resulta beneficioso porque la resistencia puede ser menor y puede modificarse con incrementos más pequeños. Los programas de alta intensidad son seguros incluso para pacientes institucionalizados > 80 años, en los cuales pueden mejorar la fuerza y la movilidad de manera significativa. No obstante, estos programas requieren mucho tiempo porque se debe supervisar en forma estrecha al paciente.

Drogas y ejercicio

En los diabéticos, las dosis de insulina y de hipoglucemiantes orales deben ajustarse de acuerdo con la magnitud anticipada del ejercicio con el fin de prevenir la hipoglucemia durante el ejercicio.

Las dosis de los fármacos que causan hipotensión ortostática (p. ej., antidepresivos, antihipertensivos, hipnóticos, ansiolíticos, diuréticos) deben reducirse para evitar una exacerbación de los síntomas ortostáticos a causa de la pérdida de líquido durante el ejercicio. En los pacientes que toman estos fármacos, la ingesta de una cantidad adecuada de líquido resulta fundamental durante el ejercicio.

Algunos sedantes-hipnóticos pueden disminuir el rendimiento físico al reducir el nivel de actividad o inhibir los músculos y los nervios. Estos y otros psicofármacos aumentan el riesgo de caídas. Puede ser necesario reducir la dosis o suspender estos fármacos para que el ejercicio sea seguro y para que el paciente pueda cumplir con el plan de ejercicios.

Referencia

  • 1. de Souto Barreto P, Rolland Y, Vellas B, et al: Association of long-term exercise training with risk of falls, fractures, hospitalizations, and mortality in older adults: a systematic review and meta-analysis. JAMA Intern Med.179(3):394-405, 2018. doi:10.1001/jamainternmed.2018.5406.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA