Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Cirugía para el cáncer

Por

Robert Peter Gale

, MD, PhD, Imperial College London

Última modificación del contenido jul. 2018
Información: para pacientes

La cirugía es la terapia más antigua y eficaz contra el cáncer. Puede usarse sola o en combinación con otras modalidades (véase también Generalidades sobre el tratamiento oncológico). El tamaño, el tipo y la localización del tumor primario pueden determinar la operabilidad y el resultado. La presencia de metástasis puede impedir un abordaje quirúrgico agresivo del tumor primario.

Los factores que aumentan el riesgo quirúrgico de los pacientes con cáncer son

Los pacientes con cáncer suelen presentar mal estado nutricional por anorexia y por las influencias catabólicas del crecimiento tumoral, y estos factores pueden inhibir o enlentecer la recuperación posquirúrgica. Puede haber neutropenia o trombocitopenia, o trastornos de coagulación; estos cuadros aumentan el riesgo de sepsis y hemorragia. Por lo tanto, es primordial la evaluación preoperatoria.

Resección del tumor primario

Si un tumor primario no ha dado metástasis, la cirugía puede ser curativa. Es crucial establecer un margen completo de tejido normal alrededor del tumor primario (como en la cirugía del cáncer de mama) para que su resección y la prevención de la recurrencia sean exitosas. A veces se requiere el examen intraoperatorio de cortes tisulares congelados por un anatomopatólogo. La resección inmediata de tejido adicional se hace si los márgenes son positivos para células tumorales. Sin embargo, el examen de tejido congelado es inferior al examen de tejido procesado y teñido. La revisión ulterior del tejido de los márgenes puede indicar la necesidad de una resección más amplia.

La resección quirúrgica del tumor primario con diseminación local también puede requerir la extirpación de los ganglios linfáticos regionales comprometidos, de un órgano adyacente afectado o resección en bloque. Se presentan las tasas de supervivencia con cirugía sola para determinados cánceres (véase tabla Mediana de 5 años de supervivencia en varios tipos de cáncer).

La quimioterapia o la radioterapia neoadyuvante se puede indicar cuando el tumor primario se ha diseminado ampliamente a los tejidos normales adyacentes. En la terapia neoadyuvante, la cirugía se retrasa para poder utilizar otras modalidades (p. ej., quimioterapia, radioterapia) con el fin de reducir el tamaño de la resección requerida.

Resección de metástasis

Cuando el cáncer ha metastizado en ganglios linfáticos regionales, las modalidades no quirúrgicas pueden ser los mejores tratamientos iniciales, como en el cáncer de pulmón o el cáncer de cabeza y cuello localmente avanzado. En ocasiones, pueden resecarse metástasis únicas, en especial las de pulmón o hígado, con una tasa de curación razonable.

Los pacientes con una cantidad limitada de metástasis, en particular de hígado, cerebro o pulmones, pueden beneficiarse con la resección quirúrgica del tumor tanto primario como metastásico. Por ejemplo, en el cáncer de colon con metástasis hepáticas, la resección determina tasas de supervivencia a 5 años del 30-40% si hay < 4 lesiones hepáticas y si pueden obtenerse márgenes tumorales adecuados.

Citorreducción

La citorreducción (resección quirúrgica para reducir la carga tumoral) suele ser una opción cuando es imposible resecar todo el tejido tumoral, como en la mayoría de los casos de cáncer de ovario. Puede aumentar la sensibilidad del tejido restante a otras modalidades terapéuticas a través de mecanismos no totalmente esclarecidos. Los carcinomas primarios de células renales y los cánceres de ovario se deben resecar, si es posible, incluso en presencia de metástasis. La citorreducción también ha dado resultados favorables en tumores sólidos pediátricos.

Cirugía paliativa

La cirugía para aliviar los síntomas y preservar la calidad de vida puede ser una alternativa razonable cuando la curación es improbable o cuando un intento de curación provoca efectos adversos inaceptables para el paciente. La resección del tumor puede estar indicada para controlar el dolor, reducir el riesgo de hemorragia o aliviar la obstrucción de un órgano vital (p. ej., intestino, vía urinaria). Si hay una obstrucción proximal, puede ser necesaria la suplementación nutricional con alimentación por tubo de gastrostomía o de yeyunostomía.

Cirugía reconstructiva

La cirugía reconstructiva puede mejorar la comodidad o la calidad de vida del paciente después de la resección del tumor (p. ej., reconstrucción mamaria después de la mastectomía).

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Biopsia de médula ósea
Video
Biopsia de médula ósea
Descripción general de receptor de ADP
Video
Descripción general de receptor de ADP
Los receptores de ADP son proteínas integrales embebidas en una membrana de las plaquetas...

REDES SOCIALES

ARRIBA