Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Luxaciones del codo

Por

Danielle Campagne

, MD, University of San Francisco - Fresno

Última modificación del contenido jul. 2019
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

La mayoría de las luxaciones del codo son posteriores y suelen formarse por una caída sobre el brazo extendido.

Las luxaciones del codo posterior son comunes; es la segunda luxación más común después de las luxaciones del hombro. Las lesiones asociadas pueden incluir

  • Fracturas

  • Lesiones en el nervio cubital o el mediano

  • Posiblemente lesión de la arteria braquial

La articulación suele estar flexionada unos 45°, y el olécranon es prominente y posterior a los epicóndilos humerales; sin embargo, puede resultar difícil determinar estas relaciones anatómicas por el edema. Clásicamente, los pacientes con una luxación del codo presentan un antebrazo acortado y un olécranon muy prominente.

Las radiografías son diagnósticas.

Tratamiento

  • Tracción para reducir la articulación del codo, generalmente con sedación durante el procedimiento

En las luxaciones del codo, la reducción suele conseguirse mediante una tracción suave y corrección de la deformidad después de que los pacientes son sedados y se les administran analgésicos. Las siguientes técnicas se utilizan comúnmente:

  • Con el paciente en decúbito supino, el técnico flexiona el codo hasta unos 90° y supina el antebrazo.

  • Un asistente estabiliza la parte superior del brazo contra la camilla.

  • El técnico toma la muñeca y aplica tracción axial lenta, constante en el antebrazo, mientras se mantiene el codo en flexión y el antebrazo en supinación.

  • La tracción se mantiene hasta que se reduce la luxación.

Después de la reducción, el médico comprueba el codo para confirmar la estabilidad flexionando y extendiendo totalmente el codo mientras hace pronación y supinación del antebrazo. Estos movimientos deben ser fáciles después de la reducción. Después de la reducción, se debe obtener una radiografía para asegurar que no hayan pasado fracturas inadvertidas.

La articulación está inmovilizada por lo general (p. ej., en una férula) durante un máximo de 1 semana hasta que el dolor y la hinchazón se resuelvan; a continuación, se inician ejercicios de amplitud de movimientos activos, y se lleva un cabestrillo durante 2 a 3 semanas.

Conceptos clave

  • Muchos pacientes con luxación del codo presentan un antebrazo acortado y un olécranon muy prominente; la posición de los huesos puede ser difícil de determinar debido al edema.

  • Obtenga radiografías para diagnosticar una luxación del codo.

  • Aplicar tracción suave y sostenida para reducir la articulación después de sedar a los pacientes y de administrarles analgésicos.

  • Después de la reducción, verifique la estabilidad de la articulación, tome radiografías para detectar fracturas e inmovilice la articulación.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo aplicar un inmovilizador de rodilla
Video
Cómo aplicar un inmovilizador de rodilla
Modelos 3D
Ver todo
Tejidos fibroconectivos de la rodilla derecha
Modelo 3D
Tejidos fibroconectivos de la rodilla derecha

REDES SOCIALES

ARRIBA