Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Tumor de Wilms

(Tumor de Wilms; nefroblastoma)

Por

Renee Gresh

, Nemours A.I. duPont Hospital for Children

Última modificación del contenido jul. 2019
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

El tumor de Wilms es un cáncer embrionario de riñón compuesto por elementos blastematosos, del estroma y epiteliales. Se han implicado alteraciones genéticas en la patogenia, pero la herencia familiar es responsable de sólo el 1-2% de los casos. El diagnóstico se realiza por ecografía, TC abdominal o RM. El tratamiento puede incluir resección quirúrgica, quimioterapia y radioterapia.

Por lo general, el tumor de Wilms se manifiesta en niños < 5 años de edad, pero en ocasiones afecta a niños mayores y, rara vez, a adultos. Representa alrededor del 6% de los cánceres en niños< 15 años. Los tumores bilaterales sincrónicos ocurren en alrededor del 5% de los pacientes.

En algunos casos, se ha identificado una deleción cromosómica de WT1, un gen supresor del tumor de Wilms. Otras anomalías genéticas asociadas son deleción de WT2 (un segundo gen supresor del tumor de Wilms), pérdida de la heterocigosidad de 16q y 1p e inactivación del gen WTX.

Alrededor del 10% de los casos se manifiestan con otras anomalías congénitas, en especial malformaciones genitourinarias, pero también la (asimetría del cuerpo). El síndrome WAGR es la combinación de tumor de Wilms (con deleción de WT1), aniridia, malformaciones genitourinarias (p. ej., hipoplasia renal, enfermedad quística, hipospadias, criptorquidia) y discapacidad intelectual.

Signos y síntomas

El hallazgo más frecuente es una masa abdominal palpable, indolora. Los hallazgos menos usuales son dolor abdominal, hematuria, fiebre, anorexia, náuseas y vómitos. La hematuria puede ser microscópica o macroscópica. Puede ocurrir hipertensión y es de gravedad variable.

Diagnóstico

  • Ecografía, TC o RM abdominal

La ecografía abdominad determina si una masa es quística o sólida y si hay compromiso de la vena renal o la vena cava. Se requiere una TC o una RM abdominal para determinar la extensión del tumor e investigar diseminación a ganglios linfáticos regionales, riñón contralateral o hígado. Se recomienda TC de tórax para detectar compromiso metastásico pulmonar en el momento del diagnóstico inicial.

El diagnóstico del tumor de Wilms suele basarse presuntivamente en los resultados de los estudios de diagnóstico por imágenes, por lo que en la mayoría de los pacientes se realiza nefrectomía en lugar de biopsia en el momento del diagnóstico. No se realiza biopsia debido al riesgo de contaminación peritoneal por células tumorales, lo que diseminaría el cáncer y por lo tanto cambiaría el estadio del tumor de uno menor a otro más alto que requiere un tratamiento más intensivo.

Durante la cirugía, se toman muestras de los ganglios linfáticos locorregionales para la estadificación anatomopatológica y quirúrgica (véase también Stages of Wilms Tumor del National Cancer Institute).

Pronóstico

El pronóstico del tumor de Wilms depende de

  • Histología (favorable o desfavorable)

  • Estadio en el momento del diagnóstico

  • Edad del paciente (la edad avanzada se asocia con peor pronóstico)

El pronóstico de los niños con tumor de Wilms es excelente. Las tasas de curación en la enfermedad de estadios más bajos (localizada en riñón) varía del 85 al 95%. Aun niños con enfermedad más avanzada evolucionan bien; las tasas de curación varían del 60% (histología desfavorable) al 90% (histología favorable).

El cáncer puede recidivar, en general dentro de los 2 años del diagnóstico. La curación de niños con un cáncer recidivado es posible. El pronóstico tras la recidiva es mejor cuando la enfermedad inicial tenía estadio más bajo, la recidiva se localiza en una zona que no ha sido irradiada, la recidiva aparece > 1 año después de la presentación inicial y cuando el tratamiento inicial ha sido menos intensivo.

Tratamiento

  • Cirugía y quimioterapia

  • Radioterapia para pacientes con enfermedad en estadio más avanzado o de mayor riesgo

El tratamiento inicial del tumor de Wilms unilateral es la resección quirúrgica primaria seguida de quimioterapia adyuvante. Un grupo selecto de pacientes jóvenes con tumores pequeños se puede curar solo con cirugía. El tipo de quimioterapia y la duración de la terapia dependen de la histología del tumor y el estadio. El régimen de quimioterapia depende del grupo de riesgo, pero por lo general se compone de actinomicina D (dactinomicina) y vincristina con o sin doxorrubicina. Para los tumores más agresivos, se utilizan regímenes de quimioterapia intensivos con múltiples fármacos.

Los niños con tumores irresecables muy grandes o tumores bilaterales son candidatos a quimioterapia, seguida de revaluación y resección tardía.

Los niños que tienen la enfermedad de mayor estadio o tumores que afectan a los ganglios linfáticos regionales reciben radioterapia.

Más información

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Generalidades sobre la tetralogía de Fallot
Video
Generalidades sobre la tetralogía de Fallot
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística: defecto del transporte de cloruro
Modelo 3D
Fibrosis quística: defecto del transporte de cloruro

REDES SOCIALES

ARRIBA