Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Recién nacido postérmino y posmaduro

Por

Robert L. Stavis

, PhD, MD

Última modificación del contenido jul. 2019
Información: para pacientes

Un recién nacido postérmino es el que nace después de 42 semanas de gestación. Un recién nacido posmaduro es el lactante postérmino que muestra manifestaciones de falta de madurez.

Por lo general, se desconoce la causa de la posmadurez, pero el parto posmaduro previo aumenta el riesgo 2 a 3 veces. La posmadurez puede ser causada por anormalidades que afectan el eje hipófisis-suprarrenal fetal (p. ej., anencefalia, hipoplasia de las glándulas suprarrenales, hiperplasia suprarrenal congénita) y por ictiosis ligada al cromosoma X asociadas con la deficiencia de sulfatasa placentaria.

Fisiopatología

En la mayoría de los casos, el crecimiento fetal continúa hasta el parto. Sin embargo, en algunos casos la placenta involuciona a medida que el embarazo progresa, y se desarrollan múltiples infartos y la degeneración de las vellosidades, lo que causa insuficiencia placentaria. En estos casos, el feto recibe nutrientes y oxígeno insuficientes de la madre, lo que determina un lactante delgado (debido a la consunción de los tejidos blandos) y subnutrido con depleción de los depósitos de glucógeno y disminución del volumen de líquido amniótico. Dichos recién nacidos son inmaduros y, en función del momento en que se desarrolla la insuficiencia placentaria y de la gravedad de la afección, pueden ser pequeños para la edad gestacional. Aunque la insuficiencia placentaria con falta de madurez puede ocurrir a cualquier edad gestacional, es más común en embarazos que progresan más allá de las 41 a 42 semanas.

Complicaciones

Los lactantes posmaduros tienen mayor morbilidad y mortalidad que los lactantes a término debido en gran parte a

La asfixia perinatal puede ser consecuencia de la insuficiencia placentaria y de la compresión del cordón secundaria al oligohidramnios.

El síndrome de aspiración de meconio puede ser inusualmente grave porque el volumen de líquido amniótico disminuye y por lo tanto el meconio aspirado es menos diluido. La hipertensión pulmonar persistente suele ocurrir después de la aspiración de meconio.

La hipoglucemia neonatal es una complicación causada por la insuficiencia de las reservas de glucógeno en el nacimiento. Como el metabolismo anaerobio utiliza rápidamente los depósitos de glucógeno restantes, la hipoglucemia se exagera si ha habido asfixia perinatal.

Signos y síntomas

Los recién nacidos posmaduros están alertas y parecen maduros. Estos están alertas y aparentan madurez, pero tienen menor cantidad de masa de tejidos blandos, en particular de grasa subcutánea. En los miembros, la piel puede colgar en forma laxa y a menudo es seca y descamativa. Las uñas de los dedos de las manos y los pies son largas. Las uñas y el cordón umbilical pueden estar teñidos de meconio eliminado intraútero.

Diagnóstico

  • Para los lactantes posparto, edad gestacional

  • Para los lactantes posmaduros, edad gestacional y exploración física

El postérmino se diagnostica en función de la edad gestacional del recién nacido .

La posmadurez se diagnostica en función de la edad gestacional y los hallazgos del examen físico.

Tratamiento

  • Tratamiento de las complicaciones

La mejora de la atención obstétrica en las últimas dos décadas ha disminuido notablemente el número de recién nacidos después de la semana 41 de edad gestacional, lo que también ha disminuido la incidencia del síndrome de aspiración de meconio.

Los recién nacidos posmaduros y con falta de madurez corren el riesgo de hipoglucemia y deben ser monitorizados y manejados en consecuencia.

Para los lactantes con asfixia perinatal, el tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad. La hipotermia terapéutica puede ayudar a los lactantes con encefalopatía moderada o grave que tuvieron acidosis grave al nacer, una puntuación baja de Apgar a ≥ 5 minutos y/o la necesidad de una reanimación prolongada.

Ni la incidencia ni la gravedad del síndrome de aspiración de meconio se reducen mediante l aspiración endotraqueal en el momento del parto, independientemente de la viscosidad aparente del líquido o del nivel de actividad del bebé, por lo que la intubación endotraqueal debe reservarse para los niños que necesitan asistencia ventilatoria. Los recién nacidos con síndrome de aspiración de meconio pueden requerir ventilación asistida: la ventilación de alta frecuencia a veces es útil. A menudo se requiere sedación.

El tratamiento con surfactante no disminuye la mortalidad general, pero reduce la probabilidad de requerir tratamiento con oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO), por lo que el surfactante se usa con frecuencia en lactantes con dificultad respiratoria significativa. La OMEC está disponible en relativamente pocos centros neonatales y está reservado para lactantes con insuficiencia respiratoria hipóxica refractaria al tratamiento médico convencional.

La hipertensión pulmonar persistente se trata con terapias de soporte y óxido nítrico inhalado u otros vasodilatadores pulmonares.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo hacer la reanimación neonatal
Video
Cómo hacer la reanimación neonatal
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística: defecto del transporte de cloruro
Modelo 3D
Fibrosis quística: defecto del transporte de cloruro

REDES SOCIALES

ARRIBA