Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Hepatitis D

Por

Sonal Kumar

, MD, MPH, Weill Cornell Medical College

Última modificación del contenido oct. 2019
Información: para pacientes

La hepatitis D es causada por un virus RNA defectuoso (agete delta) que solo puede replicarse en presencia del virus de la hepatitis B. Este virus aparece con poca frecuencia como coinfección en la hepatitis B aguda o como sobreinfección en la hepatitis B crónica.

La hepatitis D se transmite generalmente por contacto parenteral o mucoso con sangre o líquidos corporales infectados. Los hepatocitos infectados contienen partículas delta cubiertas por el antígeno de superficie de la hepatitis B (HBsAg).

La prevalencia del virus de hepatitis D (HDV) varía en forma amplia según la región, con áreas endémicas en varios países. Los drogadictos por vía parenteral presentan un riesgo relativamente alto pero, a diferencia del virus de la hepatitis B (HBV), HDV no infecta en forma amplia a la comunidad homosexual.

Signos y síntomas

La infección aguda por hepatitis D normalmente se manifiesta como

Diagnóstico

  • Pruebas serológicas

En el diagnóstico inicial de la hepatitis aguda, la hepatitis viral debe diferenciarse de otros trastornos que ocasionan ictericia (véase figura Aproximación diagnóstica simplificada a las posibles hepatitis virales agudas). Si se sospecha hepatitis viral aguda, deben solicitarse las siguientes pruebas en busca del virus de la hepatitis A, B y C:

  • Anticuerpo IgM contra el virus de la hepatitis A (anti-HAV)

  • Antígeno de superficie de hepatitis B (HBsAg)

  • Anticuerpo IgM contra el núcleo (core) del virus de hepatitis B (IgM anti-HBc)

  • Anticuerpo contra el virus de la hepatitis C (anti-HCV) y PCR para el RNA de hepatitis C (HCV-RNA)

Si las pruebas serológicas para la hepatitis B confirman la infección y las manifestaciones clínicas son graves, se deben medir los niveles de anticuerpos contra HDV (anti-HDV). Anti-HDV implica infección activa. Puede no ser detectable hasta semanas después de la enfermedad aguda.

Tratamiento

  • Tratamiento de sostén

Ningún tratamiento atenúa la evolución de la hepatitis viral aguda incluso de la hepatitis D. Debe evitarse el alcohol, porque puede aumentar la lesión hepática. Las restricciones en la dieta o la actividad, como el reposo en cama que suele prescribirse, no poseen un fundamento científico.

En la hepatitis colestásica, la administración de 8 g de colestiramina por vía oral 1 o 2 veces al día puede aliviar el prurito.

El único fármaco aprobado para el tratamiento de la hepatitis D crónica es el interferón alfa, aunque el IFN-alfa pegilado es igual de eficaz. Se recomienda el tratamiento por 1 año, aunque no se ha establecido si los tratamientos más largos son más efectivos. La hepatitis D también se trata en el contexto de ensayos clínicos.

Prevención

No se desarrollaron productos para la inmunoprofilaxis de la hepatitis D. No obstante, la prevención de la infección por HBVevita la infección por HDV.

Conceptos clave

  • La hepatitis D solo ocurre con la hepatitis B.

  • Sospechar hepatitis D sobre todo cuando los casos de hepatitis B son graves o cuando los síntomas de la hepatitis B crónica están empeorando.

  • Tratar y prevenir infecciones como la hepatitis B.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Generalidades sobre la colecistitis crónica
Video
Generalidades sobre la colecistitis crónica
Modelos 3D
Ver todo
Lobulillos hepáticos
Modelo 3D
Lobulillos hepáticos

REDES SOCIALES

ARRIBA