Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Sustitución de una válvula del corazón
Sustitución de una válvula del corazón
Sustitución de una válvula del corazón

Una válvula del corazón lesionada puede ser reemplazada con una válvula mecánica de plástico y metal, o con una válvula bioprotésica hecha con tejido de válvula cardíaca animal, generalmente de cerdo, colocada en un anillo sintético. Existen distintos tipos de válvulas mecánicas. Habitualmente se usa la válvula St. Jude.

La elección de una u otra válvula depende de varios factores, incluidas sus características. Una válvula mecánica dura más que una válvula bioprotésica, pero requiere que el paciente tome anticoagulantes durante un tiempo indefinido para evitar la formación de coágulos de sangre en la válvula. Una válvula bioprotésica solo requiere el uso de anticoagulantes a corto plazo. Así, una cuestión importante a considerar es si la persona puede o no tomar anticoagulantes. Por ejemplo, los anticoagulantes pueden no ser apropiados en las mujeres en edad fértil, ya que atraviesan la placenta y pueden afectar al feto. También se tienen en cuenta

  • La edad de la persona

  • Qué nivel de actividad física realiza

  • Cómo le funciona el corazón

  • Cuál de sus válvulas cardíacas está dañada

Cuando se reemplaza una válvula aórtica, suele elegirse una válvula mecánica para personas menores de 55 años y una bioprótesis para personas de 55 años o más.

Cuando se reemplaza una válvula mitral, suele elegirse una válvula mecánica para personas menores de 70 años y una bioprótesis para personas de 70 años o más.

Para la sustitución de una válvula del corazón se utiliza anestesia general. El corazón debe estar inmóvil durante la operación, por lo que se utiliza un corazón-pulmón mecánico para bombear la sangre por el torrente sanguíneo. Se retira la válvula dañada y se sutura la válvula reemplazada en su lugar. Las incisiones se cierran, se desconecta el corazón-pulmón mecánico y se vuelve a poner en funcionamiento el corazón. La operación dura entre 2 y 5 horas. En algunas personas se reemplaza la válvula cardíaca mediante un procedimiento menos invasivo (sin incisión, a través del esternón), que se practica solo en algunos centros médicos. La duración de la estancia en el hospital varía de una persona a otra. La recuperación completa puede necesitar entre 6 y 8 semanas.