Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

¿Qué es un síntoma neurológico?

¿Qué es un síntoma neurológico?

Los síntomas neurológicos (síntomas causados por un trastorno que afecta a una parte o a la totalidad del sistema nervioso) pueden variar en gran medida debido a que el sistema nervioso controla muchas funciones corporales diferentes. Estos síntomas pueden incluir todos los tipos de dolor y pueden afectar la funcionalidad muscular, la sensibilidad, los sentidos especiales (vista, oído, olfato y gusto), el sueño, la consciencia y la funcionalidad mental (cognición).

Algunos síntomas neurológicos relativamente frecuentes son los siguientes:

Dolor

Disfunción muscular

  • Temblor (sacudidas rítmicas de una parte del cuerpo)

  • Parálisis

  • Movimientos involuntarios o no intencionados (como los tics)

  • Alteraciones de la marcha

  • Torpeza o mala coordinación

  • Rigidez, agarrotamiento y espasticidad (espasmos musculares debidos al agarrotamiento muscular)

  • Movimientos más lentos

Alteraciones de la sensibilidad

  • Entumecimiento cutáneo

  • Sensación de hormigueo o de pinchazos con agujas

  • Sensibilidad aumentada (hipersensibilidad) al tacto suave

  • Pérdida de la sensibilidad para el tacto, el frío, el calor o el dolor

  • Pérdida del sentido de posición (saber dónde se encuentran situadas las partes del cuerpo en el espacio)

Alteraciones en los sentidos especiales

Otros síntomas

Trastornos del sueño

Alteraciones de la consciencia

Alteraciones cognitivas (capacidad mental)

  • Dificultad para entender el lenguaje o para utilizar el lenguaje hablado o escrito (afasia)

  • Dificultad en las habilidades motoras habituales, como encender una cerilla o peinarse, a pesar de conservar una fuerza normal (apraxia)

  • Incapacidad para reconocer objetos familiares (agnosia) o caras conocidas (prosopagnosia)

  • Incapacidad para mantener la concentración cuando se realiza una actividad

  • Incapacidad para distinguir derecha de izquierda

  • Incapacidad para realizar operaciones aritméticas simples (acalculia)

  • Dificultad para comprender relaciones espaciales (por ejemplo, ser incapaz de dibujar un reloj o perderse al conducir por un barrio conocido)

  • Demencia (disfunción de diversas funciones cognitivas)

  • El descuido de un lado del cuerpo o la negación de su existencia (a menudo debido a una lesión cerebral)