Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link
Reanimación cardiorrespiratoria: ¿Hasta qué punto es eficaz?

Reanimación cardiorrespiratoria: ¿Hasta qué punto es eficaz?

En la televisión y en el cine, a las personas que sufren un infarto de miocardio (ataque al corazón o ataque cardíaco) o un colapso debido a alguna otra razón se les suele practicar reanimación cardiorrespiratoria, que acostumbra a dar resultados positivos.

En la vida real, la probabilidad de reanimar a una persona gracias a la reanimación cardiorrespiratoria es mucho más baja.

Solo un pequeño porcentaje de las personas que sufren un infarto de miocardio en algún lugar que no sea un hospital va a sobrevivir hasta que llegue a este. Incluso las que llegan vivas al hospital a menudo mueren como resultado del problema cardíaco subyacente antes de que puedan ser dadas de alta. La mayoría de las personas que reciben el alta hospitalaria no recuperan su funcionalidad mental normal y muchas mueren durante el año posterior al momento en que se produjo el infarto de miocardio.

Por lo general, en la televisión o en el cine, la reanimación cardiorrespiratoria se practica a una persona joven, relativamente saludable, a veces a alguien que ha sufrido una lesión grave. En realidad, la mayoría de las personas que necesitan reanimación cardiorrespiratoria son adultos de edad avanzada que a menudo sufren muchas enfermedades subyacentes graves. Es muy poco probable que estas personas respondan bien a la reanimación cardiorrespiratoria. Además, la reanimación cardiorrespiratoria rara vez es eficaz si la causa del paro cardíaco es una lesión.

En la televisión y en el cine, la persona o bien muere o bien se recupera por completo. En realidad, muchas de las personas que sobreviven después de habérseles practicado una reanimación cardiorrespiratoria presentan discapacidades graves como consecuencia de la falta de irrigación cerebral.