Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Bronquiectasia
Bronquiectasia
Bronquiectasia

Durante la respiración normal, el aire viaja a través de la nariz y desciende por la tráquea hacia las vías respiratorias cada vez más finas llamadas bronquios. Los bronquios se ramifican en bronquiolos y finalmente en unos delgados y frágiles sacos parecidos a diminutos racimos de uva llamados alvéolos. En los alvéolos se produce el intercambio de oxígeno por dióxido de carbono en la sangre. La bronquiectasia es una destrucción y un ensanchamiento anormales de los bronquios debidos a una inflamación o una infección recurrente. Esto hace que las vías respiratorias se agranden de forma anormal. En las vías respiratorias agrandadas tiende a formarse y acumularse una mayor cantidad de moco. Los pequeños pelos que recubren las vías respiratorias, los cilios, también están dañados, lo que afecta la capacidad del paciente para eliminar del polvo y los gérmenes de los pulmones. Debido a que los cilios ya no funcionan correctamente, el moco acumulado también es difícil de eliminar. Las infecciones pulmonares son frecuentes. Una persona puede nacer con bronquiectasia o contraerla en etapas posteriores de la vida como resultado de otros trastornos pulmonares. El síntoma principal de la bronquiectasia es una tos constante que produce mucha flema y moco. Aunque el paciente generalmente se siente bien, sin fiebre ni dolor, también puede experimentar fatiga, pérdida de peso, dificultad respiratoria y respiración sibilante. Las bronquiectasias se pueden tratar de varias maneras, como con antibióticos y con fisioterapia de tórax.

En estos temas
Bronquiectasia