Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Enfermedad de células falciformes
Enfermedad de células falciformes
Enfermedad de células falciformes

La enfermedad de células falciformes es un trastorno sanguíneo que se hereda de ambos padres. Este trastorno es más común en ciertos grupos étnicos, como afroamericanos, árabes, griegos, italianos, latinos y nativos de pueblos originarios de América. Los glóbulos rojos normales son muy flexibles y tienen una forma circular, similar a una dona. Su flexibilidad y forma les permiten desplazarse libremente por vasos sanguíneos pequeños denominados capilares. En personas con enfermedad de células falciformes, los glóbulos rojos adquieren la forma de una hoz o medialuna y también se vuelven inflexibles. Las células anormales quedan atrapadas dentro de los capilares y bloquean el flujo sanguíneo a órganos vitales. Las personas con anemia de células falciformes pueden experimentar síntomas tales como ojos y piel amarillentos, piel pálida, crecimiento retardado, dolor de huesos y articulaciones, mayor riesgo de infecciones, desarrollo de úlceras en las piernas, daño ocular, anemia y daño en los órganos afectados por la obstrucción.