Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Angiografía coronaria
Angiografía coronaria
Angiografía coronaria

El corazón es un músculo palpitante que bombea sangre de forma continua al resto del cuerpo. Las arterias coronarias suministran al corazón el oxígeno y los nutrientes necesarios para funcionar con eficacia.

Con el tiempo se pueden acumular dentro de las arterias unos depósitos de grasa llamados placas, que obstruyen los conductos y reducen el flujo de sangre. Si las arterias coronarias desarrollan placa, el flujo sanguíneo al corazón puede verse comprometido.

Si un paciente desarrolla síntomas relacionados con el corazón, como dolor torácico, mareos o aturdimiento, se puede realizar una angiografía coronaria para detectar la presencia de placa en las arterias coronarias.

Durante la angiografía, se practica una pequeña incisión en la parte superior del muslo para acceder a la arteria femoral. A continuación, se inserta una guía de alambre en la arteria femoral y se enhebra a la aorta. Luego se inserta un catéter a lo largo del cable guía.

Una vez que el catéter llega a la aorta, se inyecta un medio de contraste. Cuando la tinción fluye desde la aorta a las arterias coronarias, se obtiene una radiografía o angiograma. La imagen tomada durante la angiografía mostrará si hay obstrucción, aneurismas, estrechamiento u otras anormalidades en las arterias. Después de la angiografía, se retiran el catéter y el cable guía. Si se requiere tratamiento, el médico puede recomendar el tratamiento apropiado.

En estos temas