Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Mensaje en honor del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA: “Conoce tu estado”

Comentario
00/27/19 Edward R. Cachay , MD, MAS, University of California, San Diego

El domingo 1.º de diciembre es el 31.º Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Cada año, este día ofrece a personas de todo el mundo la oportunidad de unirse en la lucha contra el VIH, mostrar su apoyo a las personas que viven con VIH y conmemorar a los que murieron por enfermedades relacionadas con el SIDA. En honor de este importante día de reconocimiento, el equipo editorial de los Manuales MSD se sentó a conversar con el Dr. Edward Cachay sobre la importancia de tomar conciencia y cómo ha cambiado la percepción de la afección en los Estados Unidos a lo largo de los años. Este análisis se basa en estadísticas y pautas de los EE. UU. El Dr. Cachay es especialista en enfermedades infecciosas y profesor de medicina de la Universidad de California, San Diego, y es autor del capítulo de los Manuales MSD sobre el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

¿Hay menos casos de SIDA en la actualidad que en el pasado?

Dr. Cachay: Proporcionalmente, la respuesta corta es que sí. En 2016, la cantidad de casos de VIH disminuyó a menos de 39.000, según los Centros para el Control de Enfermedades. Pero igual de importante es que la cantidad de casos de SIDA sigue disminuyendo. Esa disminución en la progresión potencialmente mortal de la afección refleja dos aspectos importantes. El primero es el impacto de las iniciativas de salud pública para generar conciencia y realizar controles de detección eficaces en las poblaciones en riesgo. Y el segundo es la aparición de mejores y muy eficaces inmunoterapias y herramientas para tratar la infección por el VIH.

¿Cuál es la diferencia entre VIH y SIDA?

Dr. Cachay: El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es un virus, como su nombre lo indica. Se transmite de una persona a otra por el intercambio de fluidos corporales. El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es una afección que la persona adquiere solo después de haberse contagiado el VIH. La manera más sencilla de pensarlo es que una persona puede tener infección por el VIH durante mucho tiempo, pero si no se reconoce o no se trata la afección, la persona puede desarrollar varias complicaciones que son las que definen el SIDA.

¿Cómo ha cambiado la percepción de la gente acerca del VIH y el SIDA desde que usted comenzó a ejercer?

Dr. Cachay: Hace veinte años, el SIDA era una sentencia de muerte. No había un tratamiento efectivo ni una cura. En la actualidad, en muchos casos, es una afección que se puede manejar bastante bien con la atención médica y el tratamiento apropiados. Ese tratamiento ha mejorado drásticamente respecto de hace 20 años, pero el SIDA todavía no ha desaparecido por completo.

¿El SIDA es menos mortal en la actualidad? ¿Existe una cura?

Dr. Cachay: Hoy los médicos pueden reconocer mejor y estadificar con precisión las múltiples complicaciones asociadas cuando una persona desarrolla SIDA, y tenemos mucha más experiencia en cómo tratar las complicaciones relacionadas con el SIDA. Las nuevas tecnologías y las nuevas terapias aumentan las probabilidades de supervivencia cuando a una persona se le diagnostica SIDA.

Pero en este momento, no hay una cura específica para el VIH. Hay varias áreas de investigación y estamos buscando activamente una cura. Nuestro objetivo con las terapias actuales es reforzar el sistema inmunitario para que la persona no esté en el umbral del SIDA y evite sus posibles complicaciones y, si todo marcha bien, pueda vivir una buena vida, larga y productiva.

¿Hay más personas que se hacen el análisis de detección de VIH?

Dr. Cachay: Sin dudas. Cada vez más personas se hacen el análisis, y hubo una iniciativa exitosa para diversificar los lugares que hacen el análisis de detección fuera de las clínicas y hospitales. El análisis de detección se hace en lugares como centros comunitarios, unidades móviles y otros sitios, y los grupos usan las redes sociales para anunciarlo y que así más personas puedan hacerse el análisis.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo para la infección por VIH en la actualidad?

Dr. Cachay: Para responder a esa pregunta, es importante reconocer primero cómo se transmite el VIH de una persona a otra. Esto ocurre a través de la sangre, los fluidos íntimos durante las relaciones sexuales y la leche materna. La principal causa de la transmisión del VIH en los EE. UU. es mantener relaciones sexuales sin usar preservativo. La elección de parejas también tiene un rol. Tener relaciones sexuales con personas que consumen drogas ilegales o que son trabajadoras sexuales aumenta las probabilidades de contagiarse el VIH. Otros factores de riesgo son compartir agujas y, desgraciadamente, la transmisión de madre a hijo.

Con esos factores de riesgo, hay también algunos facilitadores que pueden aumentar las probabilidades de transmisión. El primero es el consumo de alcohol y de drogas recreativas, que puede nublar el juicio de una persona y aumentar las probabilidades de que tenga comportamientos riesgosos, como relaciones sexuales sin protección. El otro facilitador del riesgo es tener intimidad con una persona que tiene una infección de transmisión sexual concurrente, como herpes, sífilis, clamidia o gonorrea, que pueden provocar cambios en el tejido del pene o la vagina y facilitar la transmisión del VIH durante las relaciones sexuales.

¿Cómo se puede prevenir la infección por VIH?

Dr. Cachay: Desde una perspectiva de salud pública y comunitaria, hay que ampliar las campañas para generar mayor conciencia en torno al VIH y abordar el estigma que rodea el VIH, para que más personas se hagan el análisis. Debemos recordar a la gente que el VIH puede afectar a cualquiera en la comunidad, no solo a los grupos de alto riesgo. Las personas que tienen VIH son madres y padres, amigos y amigas, hermanos y hermanas, compañeros y compañeras de trabajo, esposos y esposas. Todos formamos parte de esta comunidad y todos estamos en riesgo. Está bien hablar sobre la importancia de hacerse el análisis y tomar conciencia.

A nivel individual, lo mejor que la gente puede hacer es usar preservativos para tener relaciones sexuales. En personas con un alto riesgo de infectarse, tomar un fármaco antirretroviral antes de exponerse al VIH puede reducir el riesgo de infección por este virus. Un tratamiento preventivo de ese tipo se llama profilaxis previa a la exposición. Otro componente importante es la reducción del daño por el uso de drogas intravenosas, mediante acciones como programas de intercambio de agujas y terapia de sustitución de opioides.

¿Qué importancia tiene la educación para abordar el estigma?

Dr. Cachay: La educación es primordial. A menudo suponemos que se aprende sobre el VIH en la escuela. Pero son las conversaciones que tenemos en casa las que pueden tener un gran impacto al abordar la cuestión del estigma y educar a las personas sobre los posibles factores de riesgo. Necesitamos tener conversaciones pragmáticas, en especial con los jóvenes, sobre cosas como las relaciones sexuales seguras y el riesgo de compartir agujas y consumir drogas. La educación es tan fundamental para las iniciativas de prevención del VIH.

¿Quiénes deben hacerse el análisis de VIH?

Dr. Cachay: Lo ideal es que todos los habitantes de la comunidad deben hacerlo. La recomendación formal desde 2006 es que todas las personas de 13 a 65 años deben hacerse el análisis al menos una vez. Las personas con mayor riesgo de infección por VIH deben hacerlo con más frecuencia. Los hombres que tienen relaciones con hombres deben hacer un análisis anual si no usan profilaxis previa a la exposición. Los hombres que tienen relaciones con hombres y usan profilaxis previa a la exposición deben hacerse el análisis cada tres meses. Las embarazadas deben hacerse el análisis en cada embarazo. Las personas que se inyectan drogas deben hacerse el análisis por lo menos una vez al año, pero tal vez con más frecuencia, según las circunstancias específicas.

¿Qué es lo principal que quiere que la gente sepa sobre el VIH?

Dr. Cachay: Que sepan cuál es su estado en relación con el VIH. Eso es fundamental para la prevención y también para el manejo de la enfermedad. Si alguien no tiene infección por VIH, se pueden tomar medidas para evitar que adquiera el VIH, como la profilaxis previa a la exposición. Si alguien tiene la infección, puede recibir tratamiento para reducir el riesgo de contagiar a alguien más. Además, alguien que conoce su estado puede recibir tratamiento y eso le permitirá vivir una vida larga y productiva.

Y esta es otra recomendación que suelo compartir con los jóvenes. Amen y sean amados. Es su derecho. Pero asegúrense de que su amor siempre esté sobrio y use protección.