Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Comentario: Variantes del coronavirus y pandemia de COVID-19

Comentario
00/29/21 Matthew E. Levison, MD, Drexel University College of Medicine, Drexel University

Cuando un virus se replica, a veces se producen errores, llamados mutaciones, en la secuencia de nucleótidos (los bloques que forman los genes). Las mutaciones se producen al azar, por lo que cuantos más virus se repliquen, mayor será la probabilidad de que ocurra una mutación. Muchas de las mutaciones no tienen repercusión alguna, ya que ni ayudan ni perjudican al virus; algunas mutaciones debilitan al virus, pero unas pocas mutaciones le dan al virus una ventaja en términos de supervivencia, como por ejemplo, mediante el aumento de la transmisibilidad. Las mutaciones que confieren una ventaja en términos de supervivencia se convierten, en definitiva, en la versión dominante del virus. Con el tiempo, el virus acumula múltiples mutaciones. Un grupo de virus que comparten el mismo conjunto de mutaciones distintivas heredadas se denomina variante.

 

Las variantes del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la COVID-19, han recibido nombres diferentes de varias organizaciones, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha resuelto recientemente este problema nombrando las variantes con letras del alfabeto griego. La variante alfa se detectó por primera vez en el Reino Unido. La variante beta se detectó por primera vez en Sudáfrica. La variante gamma se detectó por primera vez en Brasil, la delta se detectó por primera vez en la India y la variante épsilon se detectó por primera vez en California, en los Estados Unidos (1).

 

Las variantes de interés (VDI) son las variantes que tienen consecuencias para la salud pública, normalmente porque tienen una o más de las siguientes propiedades:

  • Son más transmisibles.
  • Causan una enfermedad más grave.
  • No son fácilmente neutralizadas por anticuerpos (incluidos los anticuerpos naturales generados en el organismo por una infección previa o por las vacunas, y los anticuerpos monoclonales creados en un laboratorio para usar como tratamiento).
  • No son detectados muy fácilmente mediante pruebas diagnósticas, como una prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) (2).

Las variantes alfa, beta, gamma, delta y épsilon se han designado como VDI en Estados Unidos (1).

 

Muchas VDI presentan una o más mutaciones en la proteína de la espícula del SARS-CoV-2. Las mutaciones de la proteína de la espícula pueden ser motivo de preocupación porque la proteína de la espícula es la parte del virus que interactúa con los receptores en la superficie de la célula huésped, lo que permite que el virus se una a la célula huésped y luego entre en ella. Algunas partes de la proteína de la espícula también son objetivos comunes de los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario del organismo para defenderse contra el virus. Esto significa que las mutaciones que afectan la proteína de la espícula podrían facilitar que el virus ataque a una célula huésped y/o dificultar que el sistema inmunitario ataque al virus. Esto podría aumentar la infectividad del virus y, posiblemente, la gravedad de la enfermedad. Aunque todavía no se sabe cuántas partículas del SARS-CoV-2 deben ser inhaladas para causar infección, es probable que ese número sea menor para un virus que se una mejor a la proteína de la espícula. Además, dado que los genes que codifican la proteína de la espícula también son uno de los principales componentes virales del SARS-CoV-2 buscados por las pruebas virales diagnósticas habituales (como las pruebas de PCR), las mutaciones en la proteína de la espícula pueden dificultar la identificación del virus con ciertas pruebas.

 

Debido a su mayor transmisibilidad, las variantes alfa, beta, gamma y delta se han extendido por todo el mundo (3).

 

Variante alfa

 

La variante alfa se detectó por primera vez en Kent, un condado del sudeste de Inglaterra, y en Londres en septiembre de 2020 (4). Durante varios meses después, esta variante, que se transmitió más rápido que otras variantes circulantes en ese momento, se convirtió rápidamente en dominante en el Reino Unido (solo para ser superada posteriormente por la variante delta que es aún más transmisible). La variante alfa llegó a Estados Unidos a fines de noviembre de 2020. Para enero de 2021, se había propagado al menos a 30 estados de los EE. UU., y se convirtió en la variante dominante en muchos estados de los EE. UU. para marzo de 2021 (5). El 8 de mayo, la variante alfa alcanzó su máximo con aproximadamente el 70 % de las nuevas infecciones en los EE. UU. y actualmente representa alrededor del 52 % de las nuevas infecciones, ya que se está reemplazando por la variante delta (6).

 

En el Reino Unido, se cree que la variante alfa se asocia a un mayor riesgo de muerte (7), pero se necesitan más estudios para confirmarlo. Algunas versiones de la variante alfa también tienen mayor capacidad de evadir el sistema inmunitario del organismo que otras variantes alfa (8).

 

Dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech tienen una eficacia de aproximadamente el 90 % para prevenir cualquier infección por la variante alfa y tienen más del 97 % de eficacia para prevenir la enfermedad grave, crítica o mortal (9).

 

Variantes beta, gamma y épsilon

 

La variante beta se detectó por primera vez en diciembre de 2020 en Sudáfrica, donde sigue siendo dominante. Esta variante se detectó por primera vez en los EE. UU. a fines de enero de 2021, pero actualmente representa menos del 1 % de las infecciones en los EE. UU. En Qatar, la efectividad de 2 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech fue del 75 % para prevenir cualquier infección con la variante beta, y de más del 97 % para prevenir la enfermedad grave, crítica o mortal.

 

Las variantes épsilon se identificaron por primera vez en California en febrero de 2021. Hay 2 variantes principales de épsilon y actualmente representan menos del 1 % de las infecciones en los EE. UU. (6).

 

La variante gamma se detectó por primera vez en viajeros de Brasil, que se sometieron a pruebas durante el examen de rutina en un aeropuerto de Japón, a principios de enero de 2021. Esta variante es dominante en Brasil y se está propagando por toda Sudamérica (10). A mediados de junio de 2021, representaba más del 16 % de las infecciones en los EE. UU., y casi se había duplicado durante el mes anterior (6). Esta variante emergente debe vigilarse atentamente.

 

Variante delta

 

La variante delta, que es dominante en la India, tiene una tasa de transmisión que es aproximadamente un 40 % mayor que la de la variante alfa, que en sí es un 50 % más transmisible que la cepa original del virus. En el Reino Unido, la variante delta ha desplazado ahora a otras variantes y actualmente representa el 96 % de todos los nuevos casos.

 

Los síntomas de infección con la variante delta difieren de los de la cepa original del virus. El dolor de cabeza, el dolor de garganta y las secreciones nasales son frecuentes, en lugar de los síntomas clásicos de la COVID-19 (como tos, fiebre y pérdida del olfato o del gusto).

 

La variante delta es más probable que conduzca a hospitalizaciones que la variante alfa, a pesar de que se propaga principalmente entre las personas más jóvenes. En Inglaterra, la variante delta se está propagando principalmente en grupos no vacunados, pero alrededor del 6 % de los casos nuevos se produjeron en personas con vacunación completa, y el 26 % de los casos nuevos ocurrieron en personas que habían recibido 1 dosis de la vacuna (11). La variante delta también parece ser peligrosa. En Inglaterra, un estudio analizó 42 muertes en personas con la variante delta y halló que 23 de ellas no estaban vacunadas, 7 habían recibido solo una dosis de vacuna y 12 habían recibido la vacunación completa. Debido a la propagación de la variante delta, se ha postergado la eliminación de todas las restricciones de salud pública restantes que había planificado Inglaterra para el 21 de junio de 2021.

 

La situación en el Reino Unido puede suponer lo que sucederá en Estados Unidos a medida que la variante delta sustituya a la variante alfa como causa de nuevos casos; la variante delta pasó del 0,1 % de los casos nuevos a principios de abril de 2021 al 10 % de nuevos casos el 5 de junio de 2021 y a más del 20 % el 19 de junio (6).

 

Sin embargo, hay evidencia de que 2 dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech y AstraZeneca mantienen una efectividad similar contra la variante delta que contra la variante alfa. En un comunicado de prensa reciente, Public Health England señaló que 2 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech tienen una eficacia del 96 % para prevenir la hospitalización y una eficacia del 88 % para prevenir la enfermedad sintomática, y 2 dosis de la vacuna de AstraZeneca tienen una eficacia del 92 % para prevenir la hospitalización y una eficacia del 67 % para prevenir la enfermedad sintomática (12).

 

Aunque los regímenes de vacunación completa parecen proporcionar una excelente protección contra la variante delta, una dosis de estas vacunas de 2 dosis solo proporciona una protección limitada: una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech o de la vacuna de AstraZeneca tuvo una eficacia de solo un 33 % contra la enfermedad sintomática causada por la variante delta en comparación con aproximadamente un 50 % de efectividad contra la variante alfa. Este hallazgo llevó a los gobiernos del Reino Unido y Francia a reducir el periodo entre las 2 dosis.

 

En un estudio reciente se analizaron los niveles de anticuerpos en sangre de 250 personas sanas hasta 3 meses después de una o dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 (13). Las personas con la vacunación completa de 2 dosis tenían niveles de anticuerpos neutralizantes que eran más de 5 veces menores frente a la variante delta en comparación con la cepa original. La respuesta de anticuerpos fue incluso menor en personas que solo habían recibido una dosis. Los niveles de anticuerpos neutralizantes son más bajos con el aumento de la edad y los niveles disminuyen con el tiempo, lo que sugiere que posiblemente se necesite una dosis de refuerzo en las personas vulnerables. Además, la vacunación parcial puede permitir la aparición de nuevas variantes que escapen más fácilmente al control inmunitario.

 

Conclusiones

La prevención de la COVID-19 es especialmente importante en este momento, ya que están emergiendo más variantes muy transmisibles. Cuanto más circula un virus en la población humana, más oportunidades tiene el virus de mutar. Enlentecer la transmisión retrasa la aparición de mutaciones. Sin embargo, las intervenciones no farmacológicas para reducir la transmisión, que incluyen usar mascarillas, respetar el distanciamiento físico, mejorar la ventilación interior, evitar ir a lugares concurridos y restringir los viajes, se están comenzando a eliminar en muchos lugares, lo que aumenta el riesgo de transmisión. Además, actualmente no hay fármacos antivirales disponibles que se puedan usar fácilmente para prevenir o tratar la infección temprana por SARS-CoV-2. 

 

Sin embargo, somos extremadamente afortunados de tener varias vacunas que tienen una eficacia de aproximadamente un 90 % para prevenir las infecciones sintomáticas e incluso son más eficaces para prevenir hospitalizaciones y muertes por COVID-19 causadas por las variantes del SARS-CoV-2 más fácilmente transmisibles y virulentas, pero solo cuando se recibe la vacunación completa con 2 dosis. La vacunación parcial con una dosis de estas vacunas no ha demostrado ser eficaz y puede ser perjudicial. Incluso después de 2 dosis con estas vacunas, es posible que posteriormente se necesite una dosis de refuerzo, ya que los niveles de anticuerpos neutralizantes disminuyen con el tiempo. Las variantes del SARS-CoV-2 son peligrosas, pero controlables si se administra una vacunación completa a las poblaciones en todas partes lo más rápido posible.

 

Referencias

 

1. Centers for Disease Control and Prevention: SARS-CoV-2 variants classifications and definitions. 23 de junio de 2021. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/variants/variant-info.html

2. World Health Organization (WHO): Tracking SARS-CoV-2 variants. 31 de mayo de 2021. https://www.who.int/en/activities/tracking-SARS-CoV-2-variants/

3. Centers for Disease Control and Prevention: COVID data tracker: Global variants report. Consultado el 23 de junio de 2021. https://covid.cdc.gov/covid-data-tracker/#global-variant-report-map

4. Rambaut A, Loman N, Pybus O, et al: Preliminary genomic characterisation of an emergent SARS-CoV-2 lineage in the UK defined by a novel set of spike mutations. 9 de diciembre de 2020. https://virological.org/t/preliminary-genomic-characterisation-of-an-emergent-sars-cov-2-lineage-in-the-uk-defined-by-a-novel-set-of-spike-mutations/563

5. Washington NL, Gangavarapu K, Zeller M, et al: Genomic epidemiology identifies emergence and rapid transmission of SARS-CoV-2 B.1.1.7 in the United States. [PREIMPRESIÓN] MedRxiv 7 de febrero de 2021 https://doi.org/10.1101/2021.02.06.21251159v1

6. Centers for Disease Control and Prevention: COVID data tracker. Variant proportions. Consultado el 23 de junio de 2021. https://covid.cdc.gov/covid-data-tracker/#variant-proportions

7. Iacobucci G: Covid-19: New UK variant may be linked to increased death rate, early data indicate, BMJ 372:n230, 2021 doi:10.1136/bmj.n230. https://www.bmj.com/content/372/bmj.n230

8. Wise J: Covid-19: The E484K mutation and the risks it poses. BMJ 372:n359, 2021. Doi:10.1136/bmj.n359. https//www.bmj.com/content/372/bmj.n359

9. Abu-Raddad LJ, Chemaitelly H Effectiveness of the BNT162b2 Covid-19 vaccine against the B.1.1.7 and B.1.351 variants. N Engl J Med 5 de mayo: NEJMc2104974, 2021. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8117967/

10. Taylor L: Covid-19: How the Brazil variant took hold of south America. BMJ 373:n1227, 2021. https://www.bmj.com/content/373/bmj.n1227

11. Davis N: Delta variant causes more than 90% of new Covid cases in UK. The Guardian 11 de junio de 2021.https://www.theguardian.com/world/2021/jun/11/delta-variant-is-linked-to-90-of-covid-cases-in-uk

12. Public Health England: Vaccines highly effective against hospitalisation from delta variant. [comunicado de prensa] 14 de junio de 2021 https://www.gov.uk/government/news/vaccines-highly-effective-against-hospitalisation-from-delta-variant

13. Haas EJ, Angulo FJ, McLaughlin JM, et al: Impact and effectiveness of mRNA BNT162b2 vaccine against SARS-CoV-2 infections and COVID-19 cases, hospitalisations, and deaths following a nationwide vaccination campaign in Israel: An observational study using national surveillance data. Lancet 397: P1819-P1829, 2021. https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)00947-8/fulltext
Dr. Matthew Levison

Evalúe sus conocimientos
Dolor en las extremidades.
¿Cuál de las siguientes es la causa más frecuente de dolor en el brazo que no está relacionada con una lesión o distensión?