Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Noticias selectas sobre la COVID-19

Página de inicio de recursos sobre la COVID-19
  

El Manual recopila algunas de las noticias más importantes sobre la COVID-19 para ayudar a las personas a mantenerse actualizadas.

Artículos de noticias compilados por el Dr. Richard B. Lynn.


  31 de marzo de 2022

Cambios cerebrales causados por la COVID-19

Incluso los pacientes con COVID-19 leve suelen tener síntomas neurológicos como dolor de cabeza, pérdida del olfato y el gusto, y problemas de memoria. A veces, estos síntomas neurológicos persisten. Se desconoce si la COVID-19 leve puede causar cambios en el cerebro que se pueden detectar con estudios por imágenes. Un estudio del Reino Unido examinó los resultados de los estudios por imágenes cerebrales en participantes antes y después de la COVID-19 y los comparó con los estudios por imágenes de personas que no habían tenido COVID-19. Las exploraciones cerebrales del grupo con COVID-19 fueron significativamente diferentes de las del grupo de control.

Los participantes infectados también mostraron, en promedio, más problemas de memoria (evaluados con pruebas cognitivas) entre los dos puntos temporales. Queda por determinar si estos efectos pueden revertirse parcialmente o si estos efectos persistirán a largo plazo.

Enlace: SARS-CoV-2 is associated with changes in brain structure in UK Biobank | Nature


  15 de marzo de 2022

Eficacia de la vacuna contra la COVID-19 frente a la variante ómicron

La efectividad de la vacuna contra la COVID-19 sintomática causada por las variantes ómicron y delta después de la inmunización primaria y después de una dosis de refuerzo se estudió en Inglaterra y se publicó en The New England Journal of Medicine el 2 de marzo de 2022. En el estudio se incluyó a personas sintomáticas infectadas por la variante ómicron, personas sintomáticas infectadas por la variante delta y personas que tenían síntomas elegibles pero dieron negativo para COVID-19. Para todas las combinaciones de vacunas primarias y de refuerzo, la efectividad de la vacuna contra la enfermedad sintomática fue mayor para la variante delta que para la variante ómicron. Los autores concluyeron que las dosis de refuerzo de cualquier vacuna dieron lugar a un aumento sustancial de la protección contra la infección leve. Sin embargo, la protección contra la enfermedad sintomática también disminuye después de las dosis de refuerzo.

Enlace: Covid-19 Vaccine Effectiveness against the Omicron (B.1.1.529) Variant | NEJM


  2 de marzo de 2022

COVID-19 y complicaciones del embarazo

Para evaluar el riesgo de complicaciones graves en mujeres embarazadas con infección por COVID-19, los investigadores llevaron a cabo un estudio de gran tamaño en el que participaron 14 104 pacientes embarazadas y posparto. En el estudio se inscribió a mujeres que habían dado a luz entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de diciembre de 2020 (con seguimiento final continuado hasta el 11 de febrero de 2021) en 17 hospitales de EE. UU. Se incluyó a todas las pacientes que dieron positivo para SARS-CoV-2 y se compararon con las pacientes sin un resultado positivo en la prueba de SARS-CoV-2. Los resultados del estudio se publicaron en la edición del 22 de febrero de 2022 de JAMA. El criterio de valoración principal del estudio fue una combinación de muerte materna o morbilidad grave relacionada con trastornos hipertensivos del embarazo, hemorragia posparto o infección distinta del SARS-CoV-2. Este criterio de valoración principal fue significativamente más probable en pacientes con infección por SARS-CoV-2 que en aquellas sin esta infección. Las 5 muertes maternas se produjeron en pacientes que dieron positivo para SARS-CoV-2. Las pacientes que tenían COVID-19 de gravedad moderada o mayor tenían significativamente más probabilidades de sufrir muerte materna o complicaciones graves del embarazo. Sin embargo, los pacientes con infección leve o asintomática no tenían más probabilidades de presentar complicaciones graves. Los autores concluyeron que, entre las mujeres embarazadas y posparto en 17 hospitales estadounidenses, la infección por SARS-CoV-2 se asoció a un mayor riesgo de mortalidad materna o morbilidad grave debido a complicaciones obstétricas.

Enlace: Association of SARS-CoV-2 Infection With Serious Maternal Morbidity and Mortality From Obstetric Complications | Infectious Diseases | JAMA | JAMA Network

 


  14 de febrero de 2022

Vitamina D y gravedad de la infección en la COVID-19

Un estudio publicado el 3 de febrero de 2022 en PLOS ONE examinó a todos los pacientes ingresados en un centro médico en Israel entre el 7 de abril de 2020 y el 4 de febrero de 2021 que tuvieron pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) positivas para SARS-CoV-2 (el virus que causa COVID-19). De los 1176 pacientes con un resultado positivo en la prueba de PCR, 253 tenían un nivel de vitamina D medido en los 2 años anteriores a la prueba de COVID-19. Fue más frecuente encontrar un nivel más bajo de vitamina D entre los pacientes con COVID-19 grave o crítica que entre los pacientes con enfermedad leve o moderada. Los pacientes con deficiencia de vitamina D tenían 14 veces más probabilidades de tener COVID-19 grave o crítica que los pacientes sin deficiencia de vitamina D. La deficiencia de vitamina D antes de la infección se asoció con un aumento de la gravedad de la enfermedad y la muerte debido a la COVID-19. Los autores sugirieron continuar el estudio para determinar si la suplementación con vitamina D para las personas de la comunidad que tienen niveles bajos de vitamina D afectará la gravedad de los futuros episodios de COVID-19.

Enlace: Pre-infection 25-hydroxyvitamin D3 levels and association with severity of COVID-19 illness (plos.org)

 


  2 de febrero de 2022

 Los factores de riesgo identificados al inicio del curso de la COVID-19 pueden identificar a los pacientes en riesgo de secuelas posteriores a la etapa aguda de la COVID-19

Las secuelas post-período agudo de la COVID-19 (PASC) son lo que los médicos denominan COVID larga o COVID prolongada. El término describe síntomas a largo plazo experimentados de semanas a meses después de la infección primaria por SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19. La PASC es un problema frecuente y representa una crisis global emergente. Sin embargo, no se comprenden bien los factores de riesgo de la PASC y sus asociaciones biológicas. Un estudio publicado en la revista Cell en enero de 2022 informó sobre una investigación de 309 pacientes con COVID-19 desde el momento del diagnóstico inicial hasta la convalecencia de 2 a 3 meses después del inicio de los síntomas iniciales. En este momento de la convalecencia, el 52 % de los participantes del estudio informaron fatiga, el 25 % tenía tos y el 18 %, pérdida del olfato y el gusto.

El estudio combinó datos clínicos con síntomas informados por los pacientes. Los investigadores identificaron cuatro características que, si están presentes en el momento del diagnóstico de COVID-19, aumentan el riesgo de que la persona tenga síntomas a largo plazo. Estos factores de riesgo son:

  • Diabetes tipo 2
  • ARN de SARS-CoV-2 en sangre (cantidad de virus de la COVID-19 en sangre)
  • Viremia por reactivación del virus de Epstein-Barr (reactivación del VEB presente previamente en el organismo)
  • Anticuerpos específicos (anticuerpos del sistema inmunitario que atacan por error a las propias células de la persona)

Los diferentes patrones de estos factores de riesgo se correlacionaron con diferentes síntomas de la PASC. Aunque se necesitan estudios adicionales para determinar lo valiosos que son estos factores para predecir los síntomas de la COVID a largo plazo, su presencia en el momento del diagnóstico permite a los médicos comenzar a identificar a los pacientes en riesgo y comenzar a planificar el tratamiento.

Enlace: https://www.cell.com/cell/fulltext/S0092-8674(22)00072-1#relatedArticles


  20 de enero de 2022

Síndrome inflamatorio multisistémico en niños

El síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) es una complicación infrecuente pero importante de la COVID-19. Aunque la mayoría de los niños con COVID-19 tienen síntomas leves o ninguno, algunos niños pueden tener enfermedad grave. El aumento actual de la cantidad de niños con COVID-19 ingresados en hospitales de los Estados Unidos realza aún más la importancia de la MIS-C. Los CDC establecieron un sistema nacional de informe para recopilar datos sobre pacientes con sospecha de MIS-C. Se publicó un análisis de esta base de datos en abril de 2021 en la revista médica JAMA Pediatrics.

El análisis incluyó a 1733 pacientes con MIS-C. Casi el 60 % eran varones y el 71 % eran hispanos o negros. Más de la mitad tenía síntomas gastrointestinales, erupción cutánea o enrojecimiento de los ojos. La tensión arterial baja o el shock y los problemas cardíacos, incluida la miocarditis (inflamación del tejido muscular del corazón), fueron frecuentes entre los niños afectados. En general, alrededor del 60 % de los niños afectados fueron ingresados en la unidad de cuidados intensivos y 24 pacientes murieron. Los 2 primeros picos del MIS-C se presentaron entre 2 y 5 semanas después de los picos de COVID-19. Este hallazgo indica que el MIS-C se debe a una respuesta inmunológica tardía a la infección por SARS-CoV-2 (el virus que causa la COVID-19).

Enlace: https://jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/fullarticle/2778429


 4 de enero de 2022

Gravedad de ómicron en el Reino Unido

Un informe de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) sobre las variantes de COVID-19 publicado el 31 de diciembre de 2021 proporcionó información sobre la gravedad de los casos de ómicron en comparación con los casos de delta. El análisis incluyó 528 176 casos de ómicron y 573 012 casos de delta ocurridos entre el 22 de noviembre y el 26 de diciembre de 2021. El riesgo de tener que acudir a la sala de urgencias o de hospitalización con ómicron fue de aproximadamente la mitad del de delta. El riesgo de hospitalización por sí sola con ómicron fue de un tercio del de delta. Estos datos preliminares pueden verse afectados por retrasos en la notificación de las hospitalizaciones. En general, los datos sugieren que la infección por ómicron causa una enfermedad menos grave que la infección por delta en pacientes individuales. El informe destaca que posiblemente esto no resulte en una menor carga para los hospitales dada la mayor tasa de transmisión con ómicron.

El análisis evaluó los posibles factores de riesgo para la hospitalización, incluido el estado de vacunación. Los investigadores hallaron que el riesgo de hospitalización por casos de ómicron era un 65 % menor en los pacientes que habían recibido 2 dosis de una vacuna y un 81 % menor en los que habían recibido 3 dosis de vacuna en comparación con los que no estaban vacunados (incluidos los que tenían <28 días desde la primera dosis de una vacuna).

Enlace: https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/1044481/Technical-Briefing-31-Dec-2021-Omicron_severity_update.pdf


  7 de diciembre de 2021

La variante ómicron tiene una mutación de inserción distintiva

El virus que causa la COVID-19 (el virus SARS-CoV-2) es uno de los 7 coronavirus que se sabe que causan enfermedad en seres humanos. Cuatro de estos son coronavirus estacionales que causan con mayor frecuencia síntomas de resfriado común. Tres causan infecciones respiratorias mucho más graves, y a veces mortales, (síndrome respiratorio agudo grave [SARS], síndrome respiratorio de Oriente Medio [MERS] y COVID-19).

Los investigadores están ocupados estudiando la variante ómicron del SARS-CoV-2. Se ha descubierto que la variante ómicron tiene mutaciones de sustitución y deleción similares a las de los linajes anteriores de SARS-CoV-2. En estos tipos de mutaciones, una pequeña porción de un cromosoma es eliminada o sustituida por otra. Sin embargo, los investigadores también identificaron una mutación de inserción en la variante ómicron (en la que se añade una pequeña porción de material genético adicional al gen del virus) que no se ha observado en ningún linaje de SARS-CoV-2 además de ómicron. Es importante destacar que esta mutación de inserción se ha observado en un coronavirus estacional (HCoV-229E). Los autores suponen que esta mutación en ómicron puede haber surgido en un paciente coinfectado tanto con el virus SARS-CoV-2 como con HCoV-229E.

Enlace: https://osf.io/f7txy/


  10 de noviembre de 2021

Vacuna BNT162b2 contra la COVID-19 en niños de 5 a 11 años de edad

Los datos del estudio clínico sobre la vacuna (de ARNm) de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 en niños de 5 a 11 años de edad se publicaron en el New England Journal of Medicine el 9 de noviembre de 2021. Los participantes del estudio recibieron dos dosis de la vacuna con 21 días de diferencia. La dosis fue de un tercio de la dosis utilizada en adultos y niños de 12 años o más. La vacuna contra la COVID-19 fue segura, eficaz y capaz de inducir una respuesta inmunitaria en niños de 5 a 11 años de edad.

Los efectos secundarios fueron generalmente de leves a moderados, con una duración de 1 a 2 días. El dolor en el lugar de la inyección fue la reacción local más frecuente, que se produjo en aproximadamente el 74 % de los receptores de la vacuna. La fatiga y la cefalea fueron las reacciones sistémicas informadas con más frecuencia. La frecuencia de la fatiga y la cefalea fue similar después de la primera dosis entre los receptores de la vacuna y los que recibieron placebo, pero fue más frecuente entre los receptores de la vacuna después de la segunda dosis.

El 99,2 % de los participantes alcanzó una respuesta inmunológica significativa 1 mes después de la segunda dosis (la misma tasa de respuesta inmunológica que en los receptores de la vacuna de 16 a 25 años de edad). Hubo 3 casos de COVID-19 (con inicio 7 días o más después de la segunda dosis) entre los 1517 receptores de la vacuna y 16 entre los 751 receptores de placebo; la eficacia observada de la vacuna fue del 90,7 %. No se informaron casos de COVID-19 grave o síndrome inflamatorio multisistémico (una complicación rara de COVID-19 que causa fiebre, dolor abdominal y erupción cutánea).

Enlace: Evaluation of the BNT162b2 Covid-19 Vaccine in Children 5 to 11 Years of Age | NEJM


  28 de octubre de 2021

Miocarditis después de la vacuna de ARN mensajero BNT162b2 en Israel

El 6 de octubre de 2021, se publicaron datos de un estudio israelí sobre miocarditis tras la vacunación contra la COVID-19 en el New England Journal of Medicine. El estudio revisó los datos obtenidos del 20 de diciembre de 2020 al 31 de mayo de 2021, en relación con todos los casos de miocarditis informados al Ministerio de Salud israelí. La miocarditis es la inflamación del tejido muscular del corazón. Para el 31 de mayo de 2021, aproximadamente 5,1 millones de israelíes (de 9,3 millones de residentes israelíes) habían recibido dos dosis de la vacuna de Pfizer. Se informaron 283 casos de miocarditis. Estos casos incluyeron 142 eventos que se produjeron entre personas vacunadas en los 21 días posteriores a la primera dosis o 30 días después de la segunda dosis, 40 entre personas vacunadas pero alejadas de la fecha de vacunación y 101 entre personas no vacunadas. De los casos de miocarditis que se produjeron después de la vacunación, la mayoría se produjeron después de la segunda dosis y la mayoría de los casos fueron leves.

En la mayoría de las personas, la miocarditis se produjo después de la segunda dosis. La miocarditis después de la vacunación se produjo con mayor frecuencia en varones de entre 16 y 19 años de edad.

Los autores concluyeron que la incidencia de miocarditis fue baja, pero aumentó especialmente después de recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer entre los receptores varones jóvenes.

Enlace: Myocarditis after BNT162b2 mRNA Vaccine against Covid-19 in Israel | NEJM


  13 de octubre de 2021

Síntomas residuales siete meses después de la COVID-19 en personas tratadas como pacientes ambulatorios

Personas sintomáticas que dieron positivo para COVID-19 en los Hospitales Universitarios de Ginebra, Suiza, del 18 de marzo al 15 de mayo de 2020, fueron contactadas nuevamente a los 30 a 45 días y a los 7 a 9 meses luego del diagnóstico y se les preguntó acerca de los síntomas compatibles con la COVID-19. Este estudio se publicó en Annals of Internal Medicine en septiembre de 2021. El seguimiento a los 7 a 9 meses después del diagnóstico de COVID-19 fue completado por 410 pacientes, de los cuales el 39,0 % informó síntomas residuales. El síntoma informado con mayor frecuencia fue fatiga (20,7 %), seguido de pérdida del gusto u olfato (16,8 %), falta de aliento (11,7 %) y cefalea (10,0 %). Los autores concluyeron que aproximadamente un tercio de las personas con COVID-19 aguda de leve a moderada en un entorno ambulatorio tienen síntomas a largo plazo a los 7 a 9 meses.

Enlace: https://www.acpjournals.org/doi/10.7326/M21-0878


  27 de septiembre de 2021

Eficacia del refuerzo con la vacuna de ARN mensajero BNT162b2 en Israel

La reciente aprobación en los EE. UU. de una tercera dosis (de refuerzo) de la vacuna de ARN mensajero BNT162b2 (Pfizer–BioNTech) se basó, en parte, en la experiencia en Israel. En Israel, la administración de una tercera dosis (de refuerzo) de la vacuna de Pfizer fue aprobada el 30 de julio de 2021, para personas de 60 años de edad o más que habían recibido una segunda dosis de la vacuna al menos 5 meses antes. En un estudio publicado en el New England Journal of Medicine el 15 de septiembre de 2021, se informó sobre datos recopilados del 30 de julio al 31 de agosto de 2021, acerca de 1 137 804 residentes israelíes que tenían 60 años de edad o más y habían sido vacunados con el esquema completo (habían recibido dos dosis de la vacuna de Pfizer) al menos 5 meses antes. Se compararon la tasa de COVID-19 confirmada y la tasa de enfermedad grave entre los que habían recibido una inyección de refuerzo al menos 12 días antes y los que no habían recibido una inyección de refuerzo. Los resultados mostraron que al menos 12 días después de la dosis de refuerzo, la tasa de infección confirmada fue menor en el grupo con refuerzo que en el grupo sin refuerzo con un factor de 11,3, y la tasa de enfermedad grave fue menor con un factor de 19,5. El estudio concluyó que las tasas de COVID-19 confirmada y de enfermedad grave fueron sustancialmente menores entre los que recibieron una (tercera) dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer.

Enlace: Protection of BNT162b2 Vaccine Booster against Covid-19 in Israel | NEJM


  13 de septiembre de 2021

Efectividad de la vacuna de ARN mensajero BNT162b2 en la prevención de la infección por SARS-CoV-2 en mujeres embarazadas en Israel

La vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 fue aprobada sobre la base de ensayos clínicos en los que se excluyeron a mujeres embarazadas. Para conocer la efectividad y seguridad de esta vacuna en mujeres embarazadas, se realizó un estudio retrospectivo de cohortes en el que los investigadores analizaron la cantidad de infecciones por el virus de la COVID-19 que se produjeron en mujeres embarazadas que se habían vacunado contra el SARS-CoV-2 y la compararon con la cantidad de infecciones entre las mujeres embarazadas que no se habían vacunado. Se incluyó a mujeres embarazadas vacunadas con una primera dosis desde el 19 de diciembre de 2020 hasta el 28 de febrero de 2021. La infección por SARS-CoV-2 se definió como hisopados nasofaríngeos con resultado positivo en la prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa), e incluyó tanto a pacientes asintomáticas como sintomáticas. Se produjeron infecciones por SARS-CoV-2 en 118 mujeres vacunadas y 202 mujeres no vacunadas durante una mediana de seguimiento de 37 días. La tasa observada de hospitalizaciones relacionadas con el SARS-CoV-2 fue del 0,2 % en el grupo vacunado frente al 0,3 % en el grupo no vacunado. No hubo eventos adversos graves. No hubo diferencias notables entre el grupo vacunado y el no vacunado en cuanto a preeclampsia, restricción del crecimiento intrauterino, peso al nacer del lactante, abortos (tanto espontáneos como inducidos), mortinatos, muerte materna o embolia pulmonar.

Enlace: Association Between BNT162b2 Vaccination and Incidence of SARS-CoV-2 Infection in Pregnant Women | Pregnancy | JAMA | JAMA Network



Página de inicio de recursos sobre la COVID-19

 

   4 de junio de 2020

 Primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos contra la COVID-19

Eli Lilly, la empresa farmacéutica con sede en Indianápolis, comenzó esta semana el primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos monoclonales desarrollado específicamente contra la COVID-19. El medicamento es un anticuerpo humano fabricado que duplica un anticuerpo encontrado en la sangre de un paciente que se recuperó de la COVID-19. La sangre del paciente se analizó utilizando una nueva tecnología con la que se identificaron más de 550 anticuerpos contra el SARS-CoV-2. A continuación, los investigadores seleccionaron uno de esos anticuerpos que parecía ser particularmente eficaz contra el virus y empezaron a producirlo en el laboratorio. Los fármacos con anticuerpos deben administrarse a través de una vena, pero tienen la posibilidad de ayudar a las personas a recuperarse de la enfermedad. También pueden usarse de forma preventiva en personas de alto riesgo expuestas a enfermedades antes de que se disponga de una vacuna.

Enlace al anuncio:https://www.biopharmadive.com/news/eli-lilly-abcellera-coronavirus-antibody-drug-first-trial/578980/


 

   4 de junio de 2020

 Primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos contra la COVID-19

Eli Lilly, la empresa farmacéutica con sede en Indianápolis, comenzó esta semana el primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos monoclonales desarrollado específicamente contra la COVID-19. El medicamento es un anticuerpo humano fabricado que duplica un anticuerpo encontrado en la sangre de un paciente que se recuperó de la COVID-19. La sangre del paciente se analizó utilizando una nueva tecnología con la que se identificaron más de 550 anticuerpos contra el SARS-CoV-2. A continuación, los investigadores seleccionaron uno de esos anticuerpos que parecía ser particularmente eficaz contra el virus y empezaron a producirlo en el laboratorio. Los fármacos con anticuerpos deben administrarse a través de una vena, pero tienen la posibilidad de ayudar a las personas a recuperarse de la enfermedad. También pueden usarse de forma preventiva en personas de alto riesgo expuestas a enfermedades antes de que se disponga de una vacuna.

Enlace al anuncio:https://www.biopharmadive.com/news/eli-lilly-abcellera-coronavirus-antibody-drug-first-trial/578980/


 

   4 de junio de 2020

 Primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos contra la COVID-19

Eli Lilly, la empresa farmacéutica con sede en Indianápolis, comenzó esta semana el primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos monoclonales desarrollado específicamente contra la COVID-19. El medicamento es un anticuerpo humano fabricado que duplica un anticuerpo encontrado en la sangre de un paciente que se recuperó de la COVID-19. La sangre del paciente se analizó utilizando una nueva tecnología con la que se identificaron más de 550 anticuerpos contra el SARS-CoV-2. A continuación, los investigadores seleccionaron uno de esos anticuerpos que parecía ser particularmente eficaz contra el virus y empezaron a producirlo en el laboratorio. Los fármacos con anticuerpos deben administrarse a través de una vena, pero tienen la posibilidad de ayudar a las personas a recuperarse de la enfermedad. También pueden usarse de forma preventiva en personas de alto riesgo expuestas a enfermedades antes de que se disponga de una vacuna.

Enlace al anuncio:https://www.biopharmadive.com/news/eli-lilly-abcellera-coronavirus-antibody-drug-first-trial/578980/


 

   4 de junio de 2020

 Primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos contra la COVID-19

Eli Lilly, la empresa farmacéutica con sede en Indianápolis, comenzó esta semana el primer ensayo en seres humanos de un fármaco de anticuerpos monoclonales desarrollado específicamente contra la COVID-19. El medicamento es un anticuerpo humano fabricado que duplica un anticuerpo encontrado en la sangre de un paciente que se recuperó de la COVID-19. La sangre del paciente se analizó utilizando una nueva tecnología con la que se identificaron más de 550 anticuerpos contra el SARS-CoV-2. A continuación, los investigadores seleccionaron uno de esos anticuerpos que parecía ser particularmente eficaz contra el virus y empezaron a producirlo en el laboratorio. Los fármacos con anticuerpos deben administrarse a través de una vena, pero tienen la posibilidad de ayudar a las personas a recuperarse de la enfermedad. También pueden usarse de forma preventiva en personas de alto riesgo expuestas a enfermedades antes de que se disponga de una vacuna.

Enlace al anuncio:https://www.biopharmadive.com/news/eli-lilly-abcellera-coronavirus-antibody-drug-first-trial/578980/