Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Trastorno de personalidad esquizotípica

Por

Andrew Skodol

, MD, University of Arizona College of Medicine

Última revisión completa ene 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave

El trastorno de personalidad esquizoide se caracteriza por un patrón generalizado de desapego y desinterés general en las relaciones sociales y por la expresión de pocas emociones en las relaciones.

  • Las personas con trastorno de personalidad esquizoide parecen no tener interés en las relaciones cercanas con los demás y prefieren estar solos.

  • Los médicos diagnostican el trastorno de personalidad esquizoide según los síntomas específicos, como el desapego y el desinterés por las relaciones sociales y la expresión limitada de las emociones.

  • La terapia cognitivo-conductual que se centra en la adquisición de habilidades sociales puede ayudar a las personas con este trastorno a cambiar.

Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de pensamiento, percepción, reacción y relación duraderos y repetitivos que provocan una angustia importante a la persona afectada y/o afectan su capacidad de desenvolverse.

Las personas con trastorno esquizoide de la personalidad tienen dificultades para relacionarse con los demás de manera afectiva.

En Estados Unidos, el trastorno de personalidad esquizoide se produce aproximadamente en un 3 a un 5% de la población. Es ligeramente más frecuente entre los hombres.

También suelen estar presentes otros trastornos. Hasta la mitad de las personas con trastorno de personalidad esquizoide han tenido al menos un episodio de depresión mayor. A menudo también sufren otros trastornos de la personalidad, de las cuales las más frecuentes son

Causas

Se cree que los genes desempeñan un papel en la aparición del trastorno de personalidad esquizoide. Este trastorno puede ser más frecuente entre las personas que tienen familiares con esquizofrenia o con trastorno de personalidad esquizotípica.

El hecho de tener cuidadores emocionalmente fríos, negligentes y desapegados durante la infancia puede contribuir al desarrollo del trastorno de personalidad esquizoide. Este tipo de cuidadores puede reforzar la sensación del niño de que las relaciones con otras personas no son satisfactorias.

Síntomas

Desapego de los demás

Las personas con trastorno de personalidad esquizoide parecen no desear en absoluto mantener una relación estrecha con otras personas, incluso parientes. No tienen amigos íntimos o confidentes, excepto a veces un familiar de primer grado (como un padre o un hermano). Raramente salen y muchas veces no se casan. Debido a que prefieren estar solos, tienden a elegir actividades y pasatiempos que no requieren interacción con los demás (como los juegos de computadora).

Para ellos, la actividad sexual con los demás tiene poco interés o ninguno. También parecen experimentar menos disfrute de las experiencias sensoriales y corporales (como caminar por la playa).

A las personas con trastorno de personalidad esquizotípica no parece preocuparles lo que los demás piensen de ellas, ya sea bueno o malo. Pueden parecer distantes o egocéntricos. No perciben señales sociales normales y, por lo tanto, pueden parecer socialmente ineptos.

Expresión limitada de las emociones

Las personas con trastorno de personalidad esquizoide rara vez reaccionan (por ejemplo, sonriendo o asintiendo con la cabeza) o muestran emociones en situaciones sociales. Tienen dificultades para expresar la ira, incluso cuando se les provoca. No reaccionan de manera apropiada ante eventos importantes de la vida y pueden parecer pasivos en respuesta a los cambios en las circunstancias. Como resultado, puede parecer que su vida no tiene rumbo.

Con muy poca frecuencia, cuando estas personas se sienten cómodas al descubrirse, admiten que sienten dolor, especialmente en las interacciones sociales.

Persistencia de los síntomas

Los síntomas del trastorno de personalidad esquizoide tienden a permanecer con el tiempo, más que los de otros trastornos de la personalidad.

Diagnóstico

  • Evaluación de un médico, en base a criterios específicos

Los médicos generalmente diagnostican los trastornos de la personalidad según los criterios del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), Quinta edición (DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación estadounidense de psiquiatría).

Para que los médicos diagnostiquen el trastorno de personalidad esquizoide, las personas afectadas deben mostrar un desapego persistente y un desinterés general en las relaciones sociales, además de una expresión limitada de las emociones en las interacciones interpersonales, como lo demuestran al menos cuatro de los elementos siguientes:

  • No desean una relación cercana ni la disfrutan, incluso con familiares.

  • Prefieren claramente actividades solitarias.

  • Tienen poco interés o ninguno en la actividad sexual con otra persona.

  • Disfrutan de pocas actividades e incluso de ninguna.

  • No tienen amigos cercanos o confidentes, excepto, posiblemente, parientes de primer grado.

  • Parecen ser indiferentes a los elogios o críticas de los demás.

  • Son emocionalmente fríos y distantes, y no expresan emoción en respuesta a acontecimientos o interacciones con los demás.

Además, los síntomas deben haber comenzado antes de la edad adulta.

Tratamiento

  • Terapia cognitivo-conductual enfocada a desarrollar las habilidades sociales

El tratamiento general del trastorno por personalidad esquizoide es el mismo que para todos los trastornos de la personalidad.

Las personas con trastorno de personalidad esquizoide son frías y distantes, por tanto los médicos tienen dificultades para establecer una relación cooperativa y mutuamente respetuosa con ellos. Para establecer una relación y así alentar a las personas afectadas a participar en el tratamiento, los médicos pueden tratar de debatir temas que atraen a las personas que prefieren actividades que no requieren interacción con los demás (como el coleccionismo de sellos).

Se dispone de poca información sobre el efecto de la psicoterapia o la terapia farmacológica en el trastorno de personalidad esquizoide.

La terapia cognitivo-conductual que se centra en la adquisición de habilidades sociales puede ayudar a las personas afectadas a cambiar. Por ejemplo, las personas afectadas pueden aprender a reconocer las claves sociales (habladas y no habladas, como las expresiones faciales y el lenguaje corporal).

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción a los trastornos desmielinizantes
Video
Introducción a los trastornos desmielinizantes
Introducción al grupo B de los trastornos de la personalidad
Video
Introducción al grupo B de los trastornos de la personalidad

REDES SOCIALES

ARRIBA