Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

honeypot link

Andexanet como antídoto para los anticoagulantes anti factor Xa por vía oral—comentarios

Comentario
12/28/2015 Dr. Joel L. Moake, Científico de Investigación Sénior, Rice University; Profesor (emérito) de Medicina, Baylor College of Medicine

El control de episodios de sangrado graves en pacientes que reciben anticoagulación en forma crónica con warfarina oral puede controlarse/revertirse con la administración de vitamina K y plasma fresco congelado. En contraste, una limitación de los anticoagulantes orales más nuevos ha sido la ausencia de cualquier agente que pudiera revertir su acción rápidamente ante un evento de sangrado importante. Los informes recientes del desarrollo de un antídoto hábilmente diseñado para los inhibidores del factor Xa, andexanet, podría cubrir este importante hueco terapéutico.

Los anticoagulantes orales disponibles actualmente que actúan mediante inhibición directa del factor Xa incluyen el apixaban (Eliquis) y el rivaroxabán (Xarelto). Andexanet es una proteína inactiva, recombinante, análoga del factor Xa que se une de manera competitiva con el apixaban y el rivaroxabán y elimina la capacidad de estos anticoagulantes administrados por vía oral de acceder e inhibir al factor Xa endógeno normal. Se descubrió que la administración intravenosa del bolo andexanet, seguida de dos horas de infusión continua, restaura la función del factor Xa endógeno y, en consecuencia, la generación de trombina en sujetos sanos de sexo masculino y femenino (incluidas personas ancianas).

Se puede predecir con un optimismo razonable que andexanet probablemente sea útil en el control de los episodios de sangrado importante que se produzcan durante la anticoagulación oral con inhibidores del factor Xa. Sin embargo, aún se debe demostrar que el fármaco es efectivo y práctico para ser administrado rápidamente (en la dosis correcta) a pacientes anticoagulados con sangrado y diversas afecciones médicas subyacentes, y en un entorno de tratamiento de emergencia.


Se encuentra en curso un estudio del uso de andexanet en pacientes con sangrado durante la anticoagulación con apixaban o rivaroxabán. Si resulta exitoso, los resultados podrían proporcionar una red de seguridad contra el sangrado durante el uso clínico de estos dos anticoagulantes orales.

De manera similar, el inhibidor de la trombina directa, dabigatrán (Pradaxa) no tuvo un antídoto hasta este octubre, cuando comenzó a estar disponible idarucizumab (Praxibind), un anticuerpo monoclonal humanizado del dabigatrán.

Los antídotos efectivos y seguros de los nuevos anticoagulantes orales serán una ayuda y un agregado oportuno a las terapias médicas.

Consulte la disertación del Dr. Moake sobre