Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

honeypot link

Preguntas frecuentes sobre la COVID-19

Página de inicio de recursos sobre la COVID-19 


1. ¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

  • Fiebre, tos seca, fatiga y pérdida de apetito son los síntomas más frecuentes.
  • El dolor de garganta y la tos seca pueden ser los primeros síntomas.
  • Puede observarse dolor de cabeza, confusión, secreciones nasales, dolores musculares, diarrea, náuseas y vómitos, pero son menos frecuentes.
  • Pérdida del gusto y del olfato
  • El 30-40 % de los pacientes informa falta de aire. Si se desarrolla neumonía, la falta de aire puede empeorar mucho, lo que requiere un tratamiento hospitalario con oxígeno o incluso ventilación mecánica.
  • Debe tenerse en cuenta que algunos pacientes con diagnóstico de COVID-19 todavía no han desarrollado síntomas (son presintomáticos).
  • Además, aproximadamente el 35 % de las personas infectadas con el virus que provoca la COVID-19 no desarrollan síntomas (son asintomáticas).

 

 


 

2. ¿Qué hallazgos de laboratorio y de los estudios de diagnóstico por imágenes son característicos de la COVID-19?

  • La linfopenia es el hallazgo de laboratorio más frecuente y puede estar presente en hasta el 83 % de los pacientes hospitalizados.
  • La elevación de los leucocitos (glóbulos blancos), la lactato deshidrogenasa (LDH), el dímero D, la proteína C reactiva (PCR) y la ferritina puede estar asociada a una mayor gravedad de la enfermedad.
  • La radiografía de tórax puede ser normal al comienzo de la enfermedad, pero progresa a la consolidación bilateral del espacio aéreo.
  • La TC de tórax suele ser normal al comienzo de la enfermedad. A medida que la enfermedad progresa, pueden desarrollarse anomalías en la TC de tórax (p. ej., opacidades en vidrio esmerilado en la periferia), pero no son específicas y se superponen con otras infecciones. Por lo tanto, el Colegio Estadounidense de Radiología (American College of Radiology) no recomienda la TC de tórax para el cribado o como prueba diagnóstica de primera línea para la COVID-19.  https://www.acr.org/Advocacy-and-Economics/ACR-Position-Statements/Recommendations-for-Chest-Radiography-and-CT-for-Suspected-COVID19-Infection

 

 


 

3. ¿Qué proporción de casos de COVID-19 son portadores asintomáticos??

La infección asintomática parece ser bastante frecuente, con una incidencia informada que oscila entre el 13 % y >50 %. Sin embargo, debido a que normalmente no se han realizado pruebas en las personas asintomáticas, se desconoce la incidencia real. Según los CDC, la mejor estimación es que aproximadamente el 35 % de las personas infectadas por el virus que provoca la COVID-19 son asintomáticas. Algunos pacientes diagnosticados durante el período asintomático progresaron a enfermedad sintomática, mientras que otros siguieron sin síntomas.

 

 


 

4. ¿Cuál es el período de incubación de la COVID-19?

  • Un promedio de alrededor de 4 a 5 días y casi siempre entre 1 y 14 días.
  • Casi el 98 % de las personas que desarrollan síntomas lo harán en 12 días o menos después de infectarse.

     

 

 



5. ¿Cuál es la tasa de mortalidad específica de la COVID-19 y cuáles son los factores de riesgo significativos de muerte?

Tasa de mortalidad específica (%) = cantidad de muertes / cantidad de casos de COVID-19 confirmados x 100; por tanto, dependerá de la cantidad de personas analizadas y su estado clínico (es decir, analizar más personas mínimamente sintomáticas o asintomáticas provocará la estimación de una menor mortalidad específica que cuando las pruebas se concentren en pacientes sumamente sintomáticos, como se hizo al inicio de la pandemia). Es probable que muchos casos no hayan sido analizados y, por tanto, identificados, mientras que el número de muertes atribuidas a la COVID-19 sí se identifica con mayor precisión. Por lo tanto, el riesgo aparente de muerte varía ampliamente según la cantidad de pruebas realizadas en una región determinada.

El riesgo de que una infección por el virus que causa la COVID-19 provoque la muerte varía ampliamente según la edad y la salud general de una persona. Las personas de mayor edad tienen muchas más probabilidades de morir. Aunque la muerte es poco frecuente en las personas más jóvenes, en ocasiones ocurre. No entendemos completamente por qué algunas personas más jóvenes son susceptibles.

Otros factores que pueden hacer que sean más probables la enfermedad grave o la muerte por COVID-19 incluyen

  • Trastornos cardíacos y pulmonares
  • Accidente cerebrovascular y trastornos cerebrovasculares
  • Trastornos o uso de fármacos que interfieren con el sistema inmunitario
  • Infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)
  • Trasplante de órgano o trasplante de células madre
  • Tabaquismo (consumo de cigarrillos) actual o pasado
  • Enfermedad renal crónica
  • Diabetes
  • Cáncer
  • Enfermedad hepática
  • Demencia u otras afecciones neurológicas
  • Síndrome de Down
  • Sobrepeso (índice de masa corporal [IMC] entre 25 kg/m2 y 30 kg/m2), obesidad (IMC entre 30 kg/m2 y <40 kg/m2) y especialmente la obesidad grave (IMC de 40 kg/m2 o superior)
  • Embarazo y mujeres recientemente embarazadas (durante al menos 42 días después del final del embarazo
  • Trastornos por abuso de sustancias (p. ej., trastornos por consumo de alcohol, opioides o cocaína)
  • Enfermedad de células falciformes o talasemia

Las personas que tienen estos trastornos pueden reducir su riesgo manteniendo el trastorno bajo control (por ejemplo, manteniendo los mejores niveles de azúcar en sangre o presión arterial posibles).

 

 



6. ¿Cuánto tiempo dura la enfermedad de la COVID-19?

Aún se desconoce mucho sobre esto. Sin embargo, la enfermedad leve tiende a remitir en unas 2 semanas. Si la enfermedad es grave, la mediana del tiempo hasta el desarrollo de disnea es de 5 a 8 días y hasta el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) es de 8 a 12 días. Entre los pacientes hospitalizados, del 26 % al 32 % fueron ingresados en una UCI. La mortalidad entre los pacientes en la UCI oscila entre el 39 % y el 72 %. La mediana de la duración de la hospitalización entre los sobrevivientes fue de 10 a 13 días.

Algunos pacientes siguen teniendo síntomas como fatiga, dolores de cabeza y falta de aire durante semanas o meses después de la recuperación.

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/clinical-guidance-management-patients.html

 

 



7. ¿Qué precauciones debo tomar para prevenir la COVID-19 en la práctica clínica?

Siga los procedimientos y las directrices de su institución y práctica particulares, pero en general, además de las precauciones de rutina de lavado de manos minucioso y frecuente y desinfección de las superficies, entre las recomendaciones de los CDC (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/guidance-hcf.html) se incluye lo siguiente:

  • Animar a los empleados a vacunarse.
  • Utilizar telemedicina lo máximo posible (p. ej., para seguimientos, triaje de reclamaciones).
  • Colocar señales en las entradas y en las áreas de espera sobre medidas de prevención.
  • Permitir que los pacientes esperen fuera o en el coche si, médicamente, son capaces de hacerlo.
  • Establecer un área de triaje independiente y bien ventilada con alguna barrera entre el paciente y el personal.
  • En el área de espera y en las salas de pacientes, proporcionar pañuelos descartables, desinfectante para manos con alcohol, jabón en lavabos y basureros. Colocar sillas con 1,8 metros (6 pies) de separación, cuando sea posible. Utilizar barreras (como pantallas), si es posible.
  • Cribado de los pacientes para detectar síntomas respiratorios y fiebre u otros signos de enfermedad infecciosa, y aislar a los pacientes sintomáticos lo antes posible.
  • En el caso de los pacientes a quienes la prueba de COVID-19 les haya dado positivo, los sin diagnosticar cuyos síntomas podrían ser de COVID-19 y los que estén en unidades de alto riesgo (p. ej., departamento de urgencias, UCI), deben llevar equipo de protección personal (EPP), incluida una mascarilla facial (p. ej., una N-95 u otra que confiera un nivel de protección similar), protector facial, bata y guantes. Cambiarse el EPP, como mínimo la bata y los guantes, entre pacientes, y lavarse las manos antes y después. Si los suministros de mascarillas faciales son insuficientes, cambie la mascarilla facial al menos diariamente y siga las indicaciones de los CDC sobre limpieza y reutilización (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/ppe-strategy/decontamination-reuse-respirators.html) y sobre la optimización del suministro de EPP (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/ppe-strategy/index.html)


 Cómo ponerse y quitarse el EPP

 Basado en el NEJM  https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMvcm2010260?query=RP

Ponerse el EPP

  1. Póngase la bata protectora.
  2. Lávese las manos con agua y jabón o límpiese con una solución con alcohol.
  3. Póngase guantes no estériles.
  4. Póngase la mascarilla con calificación de N-95 o superior, como lo recomiendan los CDC.
  5. Póngase el protector facial.

Quitarse el EPP

  1. Quítese la bata y los guantes.
  2. Lávese las manos con agua y jabón o límpiese con una solución con alcohol.
  3. Póngase un par de guantes nuevos.
  4. Quítese el protector facial y deséchelo o límpielo y guárdelo de acuerdo con las directrices de su institución.
  5. Quítese los guantes.
  6. Nuevamente, lávese o límpiese las manos.
  7. Póngase otro par de guantes nuevos.
  8. Quítese la mascarilla y deséchela o límpiela y guárdela de acuerdo con las directrices de su institución.
  9. Quítese los guantes.
  10. Nuevamente, lávese o límpiese las manos.


  • Para evitar la transmisión entre los centros de atención médica y el hogar, los trabajadores de la salud deben cambiarse la ropa de calle al llegar y volver a ponérsela solo para el viaje de regreso al hogar, momento en el que debe ser retirada y lavada inmediatamente.
  • En el caso de pacientes y entornos de bajo riesgo (p. ej., visita al consultorio o rondas con pacientes sin manifestaciones de infección) si no se pueden respetar las precauciones de distanciamiento, el personal sanitario debe llevar guantes y mascarilla facial debido a la presunta posibilidad de infección asintomática.

 

 



8. ¿Cuál es la incidencia de COVID-19 en niños?

Aunque parece que los niños tienen un riesgo similar de infección de COVID-19 que los adultos, no es posible saber la incidencia real de infecciones; dado que las manifestaciones de la enfermedad en niños son mucho más leves, las pruebas se realizan con menor frecuencia en niños. Los estudios muestran que entre el 16 % y el 45 % de los niños con infección por SARS-CoV-2 son asintomáticos. Un estudio en Pediatrics (DOI: 10.1542/peds.2020-0702), que se basa en la experiencia de China y que incluye a más de 2000 niños menores de 18 años, mostró que los niños de todas las edades parecían susceptibles a contraer COVID-19. Se confirmó que más de un tercio de los niños analizados habían sido infectados por el virus. Más del 90 % de los pacientes pediátricos experimentaron enfermedad asintomática, leve o moderada, mientras que alrededor del 6 % de los niños desarrolló enfermedad grave o crítica.

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/pediatric-hcp.html

 

 



9. ¿Pueden las mascotas contraer COVID-19 o contagiarla a las personas?

Se ha notificado que un pequeño número de mascotas en todo el mundo, incluidos perros y gatos, se infectaron con el virus que causa la COVID-19, principalmente después de un contacto estrecho con personas con COVID-19. El virus que causa la COVID-19 puede propagarse de personas a animales en algunas situaciones. Sin embargo, el riesgo de que los animales propaguen la COVID-19 a las personas se considera bajo. Hasta que sepamos más sobre cómo este virus afecta a los animales, los CDC recomiendan (https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/animals.html) tratar a las mascotas de la misma manera que trataría a otros miembros humanos de la familia para protegerlos de una posible infección. Sugieren que las mascotas no interactúen con personas o animales fuera del hogar. Las personas con infección por el virus que causa la COVID-19 deben limitar el contacto con sus mascotas.

 

 



10. ¿Son inmunes los pacientes que se recuperan de la infección clínica que causa la COVID-19? ¿Qué ocurre con los portadores asintomáticos?

Los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 se desarrollan en pocos días de infección, incluso en las personas asintomáticas. Sin embargo, es demasiado pronto para saber si los títulos de anticuerpos serán adecuados para inducir inmunidad y no repetir la infección y, si así fuera, durante cuánto tiempo. Los estudios realizados con otras infecciones por coronavirus humano mostraron que la inmunidad a las cepas que causan resfríos normalmente dura solo unos meses. Estudios realizados tras el brote original de SARS a principios de la década de 2000 mostraron que los niveles de anticuerpos contra ese coronavirus cayeron significativamente después de aproximadamente tres años. La mejor estimación actual es que la mayoría de los pacientes que presentaron infección por el virus que causa la COVID-19 tendrán cierta inmunidad, pero probablemente no sea para toda la vida.  

 

 



11. ¿Qué importancia tiene el distanciamiento social y las mascarillas faciales para las personas vacunadas?

Según los CDC, las personas con la vacunación completa pueden

  • reanudar las actividades que realizaban antes de la pandemia;
  • reanudar las actividades sin usar una mascarilla o mantenerse a una distancia de 1,8 metros (6 pies), excepto cuando lo requieran las leyes, normas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales, incluidas las directrices locales sobre comercios y lugares de trabajo.

 

 



12. ¿Quién debería realizarse una prueba de COVID-19?

Los siguientes pacientes deben someterse a pruebas de SARS-CoV-2 con pruebas virales (es decir, análisis de ácidos nucleicos o antígeno) 

También se sugiere al personal sanitario que realicen pruebas para detectar otras causas de enfermedades respiratorias, como gripe y neumonía bacteriana.

 

 



13. ¿Cuál es el papel de la prueba de anticuerpos contra la COVID-19?

Ahora se dispone de pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Al igual que con otras pruebas serológicas para infecciones, esta prueba es buena para diagnosticar infecciones previas, pero debido al retraso en el desarrollo de títulos de anticuerpos no es una buena prueba para el diagnóstico o cribado iniciales.

Un uso de los análisis de anticuerpos es para una persona que se sospecha que tiene síndrome posinfeccioso (p. ej., síndrome inflamatorio multisistémico en niños) provocado por la infección por SARS-CoV-2.

Por supuesto, es demasiado pronto para saber qué título de anticuerpos es protector y durante cuánto tiempo.

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/testing-overview.html

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/php/testing.html


 

Página de inicio de recursos sobre la COVID-19