Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

honeypot link

Riesgos de la radiación médica

Por

Mehmet Kocak

, MD, Rush University Medical Center

Revisado médicamente abr 2021
Vista para pacientes
Recursos de temas
  • Ondas electromagnéticas de alta energía (rayos x, rayos gamma)

  • Partículas (partículas alfa, partículas beta, neutrones)

Las radiaciones ionizantes son emitidas por elementos radiactivos o por fuentes artificiales como los equipos de rayos X o de radioterapia.

Muchas de los estudios diagnósticos que utilizan radiación ionizante (p. ej., rayos X, tomografía computarizada [TC], análisis de radionúclidos) exponen a los pacientes a dosis relativamente bajas de radiación que, en general, se consideran seguras. Sin embargo, toda la radiación ionizante es potencialmente perjudicial y no hay ningún umbral por debajo del cual se produce un efecto nocivo, por lo que se hace todo lo posible para minimizar la exposición a la radiación.

Hay varias maneras de medir la exposición a la radiación:

  • La dosis absorbida es la cantidad de radiación absorbida por unidad de masa. Se expresa en unidades especiales de gray (Gy) y miligray (mGy). Antes se expresaba como dosis de radiación absorbida (rad): 1 mGy = 0,1 rad.

  • La dosis equivalente es la dosis absorbida multiplicada por un factor de ponderación de la radiación que se ajusta para los efectos en el tejido según el tipo de radiación usada (p. ej., rayos X, rayos gamma, electrones). Se expresa en sieverts (Sv) y milisieverts (mSv). Antes se expresaba en equivalentes de roentgen en varones (rem; 1 mSv = 0,1 rem). En el caso de rayos X, incluso en la TC, el factor de ponderación de la radiación es 1.

  • La dosis efectiva es una medida del riesgo de cáncer; ajusta la dosis equivalente basada en la susceptibilidad de los tejidos expuestos a la radiación (p. ej., las gónadas son más susceptibles). Se expresa en Sv y mSv. La dosis efectiva es mayor en las personas jóvenes.

Los estudios por imágenes son sólo una fuente de exposición a la radiación ionizante (véase tabla Dosis de radiación típicas Dosis de radiación típicas* Dosis de radiación típicas* ). Otra fuente es la exposición ambiental de fondo (de la radiación cósmica y los isótopos naturales), que puede ser importante, sobre todo a gran altura; los vuelos en avión producen una mayor exposición a la radiación ambiental de la siguiente manera:

  • Un vuelo de ida de costa a costa: 0,01-0,03 mSv

  • Promedio anual de exposición a la radiación de fondo en los Estados Unidos: alrededor de 3 mSv

  • Exposición anual a gran altura (p. ej., de Denver, Colorado): posiblemente > 10 mSv

Tabla

La radiación puede ser perjudicial si la dosis acumulada total de una persona es elevada, como cuando se realizan múltiples TC, porque estos estudios requieren una dosis más alta que la mayoría de los estudios por imágenes.

La exposición a la radiación es también una preocupación en ciertas situaciones de alto riesgo, como en las siguientes:

  • Embarazo

  • Infancia

  • Primera infancia

  • Adultez temprana en mujeres que requieren mamografías

En los Estados Unidos, las TC representan alrededor de 15% de todos los estudios por la imagen, y cerca del 70% de la radiación total recibida durante el diagnóstico por la imagen. Los tomógrafos multidetectores, que son del tipo que se utiliza más frecuentemente en los Estados Unidos, entregan entre 40 y 70% más de radiación por estudio que los tomógrafos detectores simples más antiguos. Sin embargo, los avances recientes (p. ej., control de exposición automática, algoritmos de reconstrucción iterativa, detectores de TC de tercera generación) probablemente reduzcan de manera significativa las dosis de radiación utilizadas para las TC. El American College of Radiology ha iniciado programas —Image Gently (para niños) e Image Wisely (para adultos)— para responder a las preocupaciones sobre el aumento de exposición a la radiación ionizante en las imágenes médicas. Estos programas ofrecen recursos e información para minimizar la exposición a la radiación a los radiólogos, los médicos, otros profesionales de imágenes y los pacientes.

Radiación y cáncer

El riesgo estimado de cáncer debido a la exposición a la radiación en el diagnóstico por la imagen ha sido extrapolado de estudios de personas expuestas a dosis de radiación muy alta (p. ej., los sobrevivientes de las explosiones de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki). Este análisis sugiere un riesgo pequeño pero real de cáncer si las dosis de radiación están el orden de decenas de mGy (como los utilizados en las TC). Una angiografía pulmonar con TC, realizada habitualmente para detectar una embolia pulmonar, aplica tanta radiación en las mamas como unas 10 a 25 mamografías de 2 proyecciones.

El riesgo es más alto en los pacientes jóvenes, ya que

  • Ellos viven más tiempo, lo cual proporciona más tiempo para el desarrollo de cánceres.

  • En los jóvenes hay más crecimiento celular (y, por lo tanto, susceptibilidad al daño del DNA).

Para un niño de 1 año de edad al que se le realiza una tomografía computarizada del abdomen, el riesgo de desarrollar cáncer estimado de por vida se incrementa el 0,18%. Si a un paciente anciano se le realiza esta prueba, el riesgo es menor.

El riesgo también depende del tejido que está siendo irradiado. El tejido linfático, la médula ósea, la sangre, y los testículos, los ovarios y los intestinos se consideran muy sensibles a la radiación; en los adultos el sistema nervioso central y el sistema musculoesquelético son relativamente resistentes a la radiación.

Radiación durante el embarazo

Los riesgos de la radiación dependen de

  • Dosis

  • Tipo de estudio

  • Área que se examina

El feto puede estar expuesto a mucho menos radiación que la madre; la exposición para el feto es insignificante durante las radiografías de las siguientes partes:

  • Cabeza

  • Columna cervical

  • Miembros

  • Mamas (mamografía) cuando el útero está protegido

La magnitud de la exposición uterina depende de la edad gestacional y, por lo tanto, de su tamaño. Los efectos de la radiación dependen de la edad del embrión (el tiempo desde la concepción).

Recomendaciones

El diagnóstico por la imagen que utiliza radiaciones ionizantes, sobre todo TC, debe hacerse sólo cuando sea claramente necesario. Se deben considerar alternativas. Por ejemplo, en niños pequeños, las lesiones craneoencefálicas pequeñas a menudo se diagnostican y se tratan basándose en los hallazgos clínicos; la apendicitis a menudo puede ser diagnosticada por ecografía. Sin embargo, no deben evitarse las pruebas necesarias, incluso si la dosis de radiación es alta (p. ej., con estudios de TC) ya que el beneficio supera el riesgo potencial.

Antes de realizar estudios diagnósticos en mujeres en edad fértil, debe considerarse la posibilidad de embarazo, sobre todo porque los riesgos de exposición a la radiación son mayores durante el primer trimestre del embarazo, a menudo no detectado. Cuando sea posible, en esas mujeres debe protegerse el útero. Estudios recientes han planteado una controversia en torno a esta recomendación tradicional, que afirma que la protección podría aumentar la dosis de radiación para el útero y el feto.

Vista para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: VER VERSIÓN PARA PÚBLICO GENERAL
quiz link

Test your knowledge

Take a Quiz! 
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ARRIBA