honeypot link

Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Tenosinovitis flexora infecciosa

Por

David R. Steinberg

, MD, Perelman School of Medicine at the University of Pennsylvania

Última modificación del contenido oct 2018
Información: para pacientes
Recursos de temas

La tenosinovitis flexora infecciosa es una infección aguda dentro de la vaina tendinosa flexora. El diagnóstico se sugiere por los signos de Kanavel y se confirma con radiografías. El tratamiento consiste en drenaje quirúrgico y antibióticos.

La causa habitual de la tenosinovitis infecciosa del tendón flexor es una penetración de la vaina con inoculación de bacterias.

Diagnóstico

  • Signos de Kanavel

  • Radiografías

  • Cultivo del material de drenaje o muestra quirúrgica

La tenosinovitis flexora infecciosa produce signos de Kanavel:

  • Posición de reposo del dígito en flexión

  • Hinchazón fusiforme

  • Dolor a la palpación a lo largo de la vaina tendinosa flexora

  • Dolor con la extensión pasiva del dígito

Debe tomarse una radiografía para detectar la presencia de cuerpos extraños ocultos. Una tendinitis calcificada aguda y la artritis reumatoide pueden restringir el movimiento y causar dolor en la vaina tendinosa, pero pueden diferenciarse de la tenosinovitis flexora por su comienzo más gradual y la ausencia de algunos signos de Kanavel. Una infección gonocócica diseminada puede producir una tenosinovitis, pero ésta a menudo afecta a múltiples articulaciones (en particular la muñeca, los dedos, los tobillos y los dedos del pie) y el paciente presenta fiebre reciente, erupción, poliartralgias y factores de riesgo de una enfermedad de transmisión sexual. La infección de la vaina tendinosa puede incluir micobacterias atípicas, aunque estas infecciones suelen ser poco dolorosas, de lento crecimiento y crónicas.

Tratamiento

  • Drenaje quirúrgico y antibióticos

El tratamiento de la tenosinovitis flexora infecciosa consiste en drenaje quirúrgico (p. ej., irrigación de la vaina tendinosa mediante la inserción de una cánula en un extremo y la irrigación de líquido a lo largo de la vaina del tendón hasta el otro extremo, o una incisión abierta extensa en caso de infecciones más graves).

También se requiere terapia con antibióticos (comenzando empíricamente con una cefalosporina) y cultivos. En áreas en las que Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA) es prevalente, debe utilizarse trimetoprima/sulfametoxazol (TMP/SMX), clindamicina, doxiciclina o linezolida en lugar de una cefalosporina.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA