Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Neuropatías vegetativas

Por Phillip Low, MD, Mayo Clinic College of Medicine

Las neuropatías vegetativas son trastornos de los nervios periféricos, en concreto de los nervios que de forma automática (sin esfuerzo consciente) regulan los procesos corporales (nervios autónomos o vegetativos).

  • Entre sus causas se incluyen la diabetes, la amiloidosis, las enfermedades autoinmunitarias, el cáncer, el consumo excesivo de alcohol y ciertos fármacos.

  • Se siente aturdimiento al ponerse en pie, se tienen problemas para orinar, estreñimiento, vómitos y, en los varones, disfunción eréctil.

  • Los médicos realizan una exploración física y varias pruebas para detectar alteraciones en el funcionamiento del sistema nervioso autónomo y sus posibles causas.

  • Si es posible, se corrige o trata la causa.

El sistema nervioso tiene una parte central y una periférica. El sistema nervioso central incluye el encéfalo y la médula espinal. El sistema nervioso periférico incluye los nervios que conectan los tejidos corporales con el encéfalo y la médula espinal. Entre los nervios periféricos se incluyen los nervios autónomos, que regulan los procesos corporales de forma automática (inconscientemente). También se incluyen los nervios somáticos, que conectan con los músculos bajo control voluntario (consciente) o con receptores sensoriales en la piel.

Las neuropatías vegetativas son un tipo de neuropatía periférica en la que están dañados los nervios periféricos de todo el cuerpo, y los nervios autónomos están mucho más dañados que los somáticos.

Causas

Algunas de las causas más comunes de neuropatías autónomas son:

Las infecciones víricas desencadenan una reacción autoinmunitaria que a veces provoca la destrucción de los nervios autónomos. Algunos de los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario atacan la superficie de una fibra nerviosa, o a los tejidos que la envuelven y permiten que esta conduzca impulsos con rapidez y precisión (dichos tejidos se denominan vainas de mielina). Una reacción similar ocurre en el síndrome de Guillain-Barré y en la polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica.

En raras ocasiones, los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario atacan a los receptores de acetilcolina (la parte de las neuronas que les permite responder a la acetilcolina). La acetilcolina es uno de los mensajeros químicos (neurotransmisores) utilizados para la comunicación interna del sistema nervioso autónomo.

Otras causas de las neuropatías vegetativas son el cáncer, fármacos, el abuso del alcohol y las sustancias tóxicas.

Síntomas

Un síntoma común de neuropatía autonómica es:

Como consecuencia de ello, la persona se siente aturdida o como si fuera a desmayarse.

Los hombres tienen dificultad para iniciar y mantener una erección (disfunción eréctil). Algunas personas presentan pérdida involuntaria de orina (incontinencia urinaria), a menudo por hiperactividad de la vejiga. Otras tienen dificultad para el vaciamiento de la vejiga (retención urinaria) porque esta es menos activa de lo normal. Después de comer, algunas personas se sienten prematuramente saciadas o incluso llegan a vomitar a causa de la lentitud con que se vacía su estómago (gastroparesia). Se desarrolla a veces estreñimiento intenso.

Cuando los nervios somáticos también están dañados, las personas pierden sensibilidad o presentan sensación de hormigueo en las manos y en los pies, o los músculos se debilitan.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

  • A veces, análisis de sangre

Los médicos sospechan un trastorno autónomo en función de los síntomas. Se realizan una exploración física y pruebas específicas para detectar la existencia de signos que indiquen trastornos del sistema nervioso autónomo y sus posibles causas (como diabetes o amiloidosis).

A veces, se realizan análisis de sangre para detectar anticuerpos contra los receptores de la acetilcolina, que indican una reacción autoinmunitaria. Algunas veces, las personas con una neuropatía vegetativa debida a una reacción autoinmunitaria tienen estos anticuerpos.

Tratamiento

  • El tratamiento de la causa, si se identifica

  • A veces inmunosupresores

  • Para los síntomas severos, la inmunoglobulina o la plasmaféresis

Si se identifica la causa, se procede a su tratamiento. Las neuropatías debidas a una reacción autoinmunitaria se tratan a veces con fármacos que inhiben el sistema inmunitario (inmunodepresores) y disminuyen la reacción, como la azatioprina, la ciclofosfamida o la prednisona.

Si los síntomas son graves se administra, por vía intravenosa, un concentrado de inmunoglobulinas (una solución que contiene diferentes tipos de anticuerpos obtenidos de un grupo de donantes) o se realiza un intercambio de plasma en el cual se extrae la sangre, se filtra para eliminar anticuerpos anómalos y se devuelve al organismo.